• 25 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

El centenario de la Legión, en La Esfera

La editorial de Unidad Editorial publica un libro ilustrado que recorre los 100 años de historia de este cuerpo del Ejército en el que han servido más de 100.000 españoles y extranjeros.

El periodista Gustavo Morales y el historiador Luis E. Togores publican el libro ilustrado Cien años de La Legión española, donde se recogen más de medio millar de fotografías de los legionarios de todos los tiempos, imágenes que son documentos vivos de la Historia de España a través de los llamados hijos de los tercios y de los conquistadores.​

 
El próximo 20 de septiembre se cumplen 100 años del nacimiento de La Legión española, que ha vertido su sangre en seis conflictos bélicos y, últimamente, durante numerosas misiones internacionales.

 
El teniente coronel Millán-Astray, su fundador, les inspiró con el Bushido de los samuráis. Implacables en el combate, generosos en la paz. Son soldados y su peculiaridad la han ganado por sus espíritus, los que forjaron el cuerpo más famoso del Ejército español. Son legionarios bajo la pica, el arcabuz y la ballesta.

 
Desde su nacimiento, los legionarios han estado rodeados de una imagen romántica de soldados con un oscuro pasado que, por motivos de amores imposibles, delitos inconfesables o simple espíritu de aventura, rompían con su vida anterior para, en muchos casos, adoptar un nuevo nombre, una nueva vida, convirtiéndose en caballeros legionarios. Este aspecto novelesco, de soldados de fortuna sin fortuna, fue alentado desde el mismo nacimiento del Tercio de Extranjeros, primer nombre que tuvo la Legión hace 100 años, explica Togores, quien ya publicó en La Esfera de los Libros Historia de la Legión Española o la biografía de su fundador.

 
A sus filas llegaron españoles de toda la geografía. El primer grupo que se alistó fueron 200 catalanes de los que dijo Millán-Astray que eran "la flor y nata de los aventureros". Desde Cuba, Nueva York, Londres, Turquía o Japón llegaron voluntarios atraídos por la promesas de gloria, redención y una más que posible muerte en el duro campo de batalla de Marruecos y por la promesa de una buena paga, pudiendo llegar a ser Capitanes del Tercio. La Legión saltó a la fama el 24 de julio de 1921 como consecuencia de su marcha forzada hasta Melilla para salvar la ciudad de las harkas de Abd del Krim después del Desastre de Annual y ya no ha dejado de ser noticia hasta la actualidad, con las misiones en Rusia, Bosnia, Malí, Congo, Afganistán o Irak.

 
Los informadores gráficos españoles tuvieron sus cámaras siempre propicias para registrar todo cuanto ocurriese en La Legión. En relación a los fotógrafos de guerra, resulta obligado citar al que ha fotografiado a los legionarios desde su nacimiento, Bartolomé Ros, quien tomó las imágenes de la primera jura de bandera de los legionarios en 1920. Durante la Guerra Civil, fotógrafos como Pepe Kampua retrataron a los legionarios en combate, Badajoz, Ciudad Universitaria y el Ebro. Más recientemente, enviados especiales como Arturo Pérez-Reverte escribieron y fotografiaron las andanzas de La Legión en el Sahara y en los Balcanes. En la actualidad existen miles de fotos de legionarios, la mayoría en colecciones privadas, casi desconocidas. En los últimos años, los propios legionarios, gracias a la tecnología, nos ofrecen imágenes de su vida cotidiana en la paz y en la guerra. Muchas de ellas se incluyen el testimonio fotográfico que es Cien años de La Legión española.