Navidades con sabor latino

Estas fechas se merecen celebrarlas con sabores auténticos. Como siempre, GOYA® facilita la tarea de muchas familias acercando aquellos ingredientes de origen listos para cocinar. Natillas, buñuelos, crema de coco, jugos… la despensa latinoamericana al alcance de la mano.


Hay muchas formas de celebrar la Navidad, pero la mejor siempre es alrededor de una mesa.

Ahora, en este planeta globalizado, es más fácil que nunca festejar con los sabores auténticos para aquellos que residen fuera de sus países de origen.

En el caso de Latinoamérica, GOYA® es un baluarte porque su catálogo cada día es más grande (Brasil, México, Venezuela, Perú, Ecuador…) y, sobre todo, accesible tanto en grandes superficies como en tiendas de barrio.


Piña colada

Y es que en estas fechas hay que brindar en familia y según las costumbres. Para ello es fundamental tener a mano productos que garanticen una comida de gusto y carácter verdaderos. En América Latina existen multitud de recetas asociadas a la Navidad. Son sabores grabados en la memoria y asociados a momentos felices. En Colombia, por ejemplo, los dulces tradicionales son las natillas y los buñuelos, mientras que en Ecuador se comen los pristiños con miel y en México las tortillas con azúcar.

Ahora, para quedar como un gran anfitrión durante estos días, solo hay que echar un vistazo a la despensa de GOYA®. Las tortillas de maíz o de trigo, también integrales, por ejemplo, pueden servir para armar burritos, tacos y chilaquiles o elaborar una versión dulce con Panela GOYA® y transformarlas en un postre. ¡Será por productos! Una buena opción también es utilizar la Crema de Coco GOYA®, un sabor exquisito y original para dar otro toque a dulces y bebidas.

Las pulpas GOYA®, es sus diferentes sabores, son otro gran recurso para la cocina navideña. De piña, papaya, guayaba, mora, mango, tamarindo, tomate de árbol… La variedad es enorme. Porque desde luego, hay que comer, pero también acompañar con buenos tragos la llegada del Año Nuevo. Y en esos momentos los reyes del mambo serán los combinados. Aquí va una idea: con el Jugo de Piña GOYA® y la Crema de Coco GOYA®, almíbar, jugo de limón se puede crear un original Pisco Sour de Piña y Coco (solo hay que echar un vistazo a su web para ver la receta entera).

Frijol rojo

Piña colada

GOYA® Solo hay que organizar bien la agenda para planificar los momentos clave: la cena de Nochebuena, la comida de Navidad, la celebración de Año Nuevo…hay mucho que celebrar. En Venezuela, por ejemplo, durante estos días no pueden pasar sin sus famosas hallacas. Un plato que es la mezcla de varias culturas donde es fundamental la masa de maíz coloreada con onoto y envuelta en hojas de plátano. En GOYA® facilitan la tarea de reproducir fielmente esta receta, pues ofrecen desde las hojas de plátano hasta la harina de maíz.

Un lujo asequible al alcance de la mano para que muchos se sientan un poco más cerca de su tierra en estas fechas. Y no solo con dulces, sino con guisos sustanciosos a los que se les puede agregar una Quinua negra ecológica, unos frijoles negros, pasta de ají panca, salsa pico de gallo, unos chiles jalapeños en rodajas… No hay que olvidar que GOYA® lleva desde 1936 acercando ingredientes y productos de verdadero sabor latinoamericano y caribeño a las mesas familiares. Y en Navidad no podría ser menos. Además,

¡SI ES GOYA® TIENE QUE SER BUENO!

Más información en: www.goya.es

Receta:

Natilla Colombiana

La Navidad en Colombia no es completa sin el rico y delicioso flan casero conocido popularmente como Natilla.

img06

Natilla Colombiana

Raciones: 12
Ingredientes:
  • 1 Paquete de Natilla con Panela GOYA®
  • 2 Ramitas canela
  • 1 Pizca de clavo molido
  • 5 Tazas leche
  • 1 Pizca sal
  • 1 Taza coco rallado
  • 1 paquete de Masarepa GOYA®
  • Canela molida

instrucciones:

Paso 1:

Añada una taza de agua, la natilla con panela, la canela y el clavo en una cacerola pequeña a fuego medio.

Lleve a ebullición, revolviendo hasta que el azúcar se disuelva, durante unos 10 minutos.

Retire y deseche las ramas de canela.

Deje a un lado.

Paso 2:

Aparte, en un tazón pequeño mezcle una taza de leche y la natilla.

Remueva hasta que esté suave y deje a un lado.

Paso 3:

Agregue el resto de las cuatro tazas de leche y la sal a una cacerola mediana a fuego medio. Caliente la leche hasta que esté caliente (pero no hirviendo). Vierta la mezcla de panela en la leche y remueva para mezclar. Aumente el fuego a medio-alto.

Usando una batidora, mezcle de inmediato la mezcla de almidón de maíz a la mezcla de panela. Cocine, moviendo constantemente y raspando el fondo y los lados del molde con la batidora, hasta que la mezcla empiece a hervir y quede suave y espesa.

Paso 4:

Vierta la natilla en un recipiente de cristal para horno de 20cm, rocíe la natilla con coco rallado, si lo desea, y cubra con papel plástico. Refrigere hasta que esté fría y firme durante 4 horas o incluso hasta 48 horas.

Paso 5:

Para servir, introduzca un cuchillo fino en los bordes del recipiente.

Dele la vuelta a la natilla sobre un plato. Espolvoree con canela en polvo, si lo desea. Córtela en 12 piezas.

¡Buen provecho!

Natilla Colombiana