Valdepeñas, cuna del Tempranillo

Incluso los menos avezados en vino reconocen el nombre de la uva más versátil y popular del tinto español en el mundo que, según un estudio científico, tuvo su origen en Valdepeñas.


Es sin lugar a dudas la uva más famosa, la más comentada, la más conocida y quizá degustada de nuestro país. La Tempranillo ya es patrimonio de España, algo muy nuestro, un emblema, y no solo a nivel nacional, sino internacional. Un prodigio de la naturaleza que sorprende por sus muchas cualidades: versatilidad, intensidad aromática y gusto afrutado. Una uva perfecta para la crianza en barrica y también para elaborar vinos monovarietales y combinar con otros tipos.

Sin embargo, hasta ahora poco se conocía sobre su pasado. Su biografía permanecía en la bruma de la historia vinícola. Además, para complicarlo todo son muchas las regiones donde se la identifica con diferentes nombres: cencibel, tinta del país, tinta de Toro, etc. Hoy, gracias al estudio “Metodología para el análisis y conservación de la variedad genética de las cepas”, realizado por cuatro científicos portugueses y presentado en el XXIX Congreso Mundial de la Organización Internacional del Vino, se sabe más sobre esta uva y su origen: Valdepeñas.


Tempranillo Valdepeñas

Los vinos de la D.O. Valdepeñas se exportan a más de 100 países.

Detalles, por ejemplo, como que “Valdepeñas es la región más rica en variabilidad genética y, en consecuencia, el lugar de origen de la variedad Tempranillo”. Esto se supo tras observar datos procedentes de las regiones de Alentejo, Douro, Rioja y Valdepeñas. Sin ir más lejos, en Valdepeñas existen evidencias de la existencia de la viticultura y vinicultura desde el siglo V antes de Cristo. Esto se descubrió en el yacimiento íbero Cerro de las Cabezas, dentro de la actual zona de producción de la Denominación de Origen Valdepeñas, una de las más antiguas de España reconocida en el Estatuto del Vino de 1932.

Con todo esto, se puede decir que los vinos tintos de la Denominación de Origen Valdepeñas son muy singulares, realmente únicos y propios del carácter de un terreno continental extraordinario y perfecto. Ideal, sobre todo, para el cultivo de un viñedo resistente y de poca producción (con un máximo de 6.000 kilos por hectárea). Además, con una climatología que deja más de 2.500 horas de sol al año.

Copa de vino

Tempranillo Valdepeñas


Son tantas las virtudes que al final lo mejor siempre es probarlo y juzgar por uno mismo. Los hay para todos los gustos. Desde sus grandes reservas, reservas y crianzas, acunados en barricas de roble, hasta los jóvenes frescos y aromáticos. Además, se pueden encontrar casi en cualquier rincón del globo, pues los vinos de la D.O. Valdepeñas se exportan a más de 100 países. Ya no hay excusas para entregarse a la uva española más elegante y reconocida a nivel mundial.