• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Cuando la 'marca ciudad' supera la 'marca país'

EL MUNDO de Málaga reúne a expertos del sector turístico para abordar el protagonismo de las ciudades como destino favorito de los viajeros y tratar los retos de la innovación y la rentabilidad de las empresas.

​“El mundo de la gestión financiera vuelve con ánimos renovados”. Con esta sentencia dio inicio Mariano Rabadán, presidente de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco), al 'II Encuentro especializado Nuevos escenarios de inversión en banca privada y gestión de patrimonios'. “Esta industria crecerá más y más”, explicó Rabadán en la presentación de las jornadas, que realizó junto a Manuel Conthe, presidente del Consejo Asesor de EXPANSIÓN y ACTUALIDAD ECONÓMICA. En un debate sobre retos y tendencias, Marta Alonso Jiménez, directora de Banca Privada en Bankia Banca Privada, explicó que el proceso de concentración bancaria que han experimentado las entidades financieras en España las ha dejado divididas en tres formas de operar (las bancas privadas de red, las que tienen un peso internacional detrás y otras casas). Alonso señaló que en todos los grupos se han producido fusiones. Para Carolina Martínez-Caro, directora general de Julius Baer para Iberia, la reorganización se ha producido a nivel mundial y ahora “hay más especialización, lo que siempre es bueno para el cliente final”. En opinión de Juan Bernal, director de Desarrollo de Productos y Mesa de Intermediación en La Caixa Banca Privada, se trata de un proceso de contracción-expansión. “El regulador y el mercado nos han llevado a una situación en la que reestructurarse era necesario”, añadió. También ha cambiado tras la crisis la relación que las entidades financieras mantienen con sus clientes. “Desde el lado del producto, el cliente lo que quiere es que le escuchen y entiendan sus necesidades”, afirmó Bernal. En su opinión, “el cliente nos pide que no abramos el abanico de productos de forma indiscriminada”, sino que demanda recibir un asesoramiento independiente en el que se le recomienden los productos que mejor funcionen en su caso particular. Según contó Alonso, de Bankia Banca Privada, el reto tras la crisis es recuperar la confianza con los clientes, algo en lo que entra en juego esa independencia del asesoramiento que reciba. Para Martínez-Caro, de Julius Baer, el cliente que busca de verdad un asesoramiento personalizado valora la independencia y hay que hacerle entender que cada caso particular es distinto. Una de las lecciones que los clientes han extraído de la crisis financiera es que la renta fija es igual de volátil que la renta variable, según Martínez-Caro. En su opinión, lo que la banca ha aprendido es que hay que saber lo que se vende y conocer perfectamente los riesgos que se asumen. “Los clientes han aprendido a exigir más a los banqueros, lo que es muy positivo”, indicó Alonso, de Bankia Banca Privada, y “los banqueros han aprendido qué tienen que profundizar mucho en explicar todos los conceptos”. Según Bernal, de La Caixa, el cliente exige profesionalización. “Todos hemos aprendido a entender y explicar los productos mejor”, dijo. También se habló de las lecciones que la crisis financiera ha dejado a la industria en el debate sobre Asset Allocation. Iñigo Escudero, director de Ventas en Invesco Iberia y Latinoamérica, señaló que “con la crisis hemos aprendido que no hay que invertir en activos que no conocemos”, ya que “no todos los activos son para todo el mundo”. Según su punto de vista, la crisis financiera ha dejado como lección la necesidad de prestar mucha atención a los activos en los que se invierte, a la diversificación de las carteras y a la liquidez de los activos. “Hay que quitarse de la cabeza que la volatilidad es mala”, apuntó Escudero, quien explicó también que “hay que olvidarse de rentabilidades del 4% y empezar a pensar en rentabilidades del 0 al 3%”. Para Ramón Pereira, director general de Franklin Tempelton para España y Portugal, la crisis ha representado una oportunidad. En su opinión, “construir una cartera no elimina el 100% de los riesgos, sino que lo que hace es reducir la probabilidad de pérdida y las pérdidas relativas de unas alternativas de inversión con otras. Si queremos blindar una cartera al 100% no tenemos otra que irnos al activo sin riesgo”. Por ello, según Pereira es recomendable el seguimiento diario de las carteras. En opinión de Christian Rouquerol, director de Ventas de Natixis Global AM, a la hora de definir una cartera es necesario seguir siempre determinados pasos. Las cinco pautas que recomendó son poner el riesgo en el centro de la construcción de la cartera, amplificar la diversificación (tanto distintos tipos de activos como diferentes destinos de gestión), utilizar una gestión alternativa, dar un uso diferente a los activos tradicionales y, finalmente, ser consistente en el proceso. Respecto a la renta variable europea, Rouquerol comentó que en Natixis “son positivos” hacia este activos y que “vamos a seguir teniendo incertidumbre política, lo que va a provocar volatilidad”. “Más que renta fija o variable, preferiría un activo que escuche al inversor, que se preocupe de sus riesgos, que esté muy diversificado, que sea conservador y, sobre todo, que sea sencillo de comprender”. Estas características son para Álvaro Antón, responsable de Desarrollo de Negocio en Aberdeen Iberia, las que convierten a un activo en el favorito. En renta fija, Aberdeen está muy enfocada “tanto en gobierno como en corporaciones y, actualmente, para el cliente español, podríamos pensar en ratings elevados de crédito, más que otra cosa”, según señaló Antón. En opinión de Víctor de la Morena, portfolio manager en Amundi Iberia SGIIC, “el potencial de rentabilidad ha disminuido, pero hemos ganado en visibilidad o seguridad a la hora de invertir en renta fija”. De la Morena explicó que esta gestora es “tremendamente” positiva en renta variable europea. En la misma línea, Domingo Torres, director adjunto y responsable de Ventas Institucionales España en Lazard Frères Gestion, se mostró optimista hacia la renta variable europea. Torres manifestó inquietud por Francia, pero optimismo por España, “que está demostrando a Europa lo que había que hacer”. Por su parte, David Ardura, subdirector de Gestión de Fondos de Gesconsult, mostró optimismo también por España, debido al repunte del consumo y de la inversión, entre otras razones. Hay compañías que podrían beneficiarse de las nuevas circunstancias, según Ardura, como las exportadoras o las industriales. En cuanto a elementos negativos para 2015, De la Morena, de Amundi, explicó que el año que viene es “tremendamente electoral, y eso siempre genera volatilidad en los mercados”. Por su parte, Torres, de Lazard, distinguió entre los riesgos macro, como podría ser el alza del euro o la subida del precio del crudo más allá de 80 dólares por barril, y los riesgos geopolíticos, como los que se están dando en la actualidad en Rusia o Grecia.Según Almudena Mendaza, directora de Clientes de Banca Privada y Distribución en Pioneer Investments, cada vez es más importante generar renta a través de la inversión, debido a tres tendencias estructurales que estamos viviendo: el envejecimiento poblacional, el endeudamiento de los países desarrollados (que “van a seguir endeudados durante muchos años”) y el mercado laboral del futuro, que implicará profesiones que en la actualidad no existen. En ese escenario, destaca el crecimiento de los multiactivos, un producto que “encaja mejor que nunca en el escenario que viene”, según Carla Bergareche, directora general de Schroders para España y Portugal. Un escenario marcado, como contó Bergareche, por los bajos retornos, más volatilidad y más riesgo. Este producto, según Ignacio Rodríguez-Añino, director de Ventas de M&G Investments para España, Portugal y Latam, “es la evolución de los productos mixtos”. “Los mercados nunca son sencillos, pero ahora en Europa estamos en un punto de inflexión”, añadió Rodríguez-Añino. Por su parte, Amparo Ruiz Campo, Country Head Spain &Latam Institutional Asset Management de Petercam, señaló que “la renta fija siempre tiene que estar en una cartera equilibrada”. Mendaza, de Pioneer, apuntó que “hay argumentos para apoyar la renta variable europea el año que viene” y que la subida de tipos de interés del dólar que se producirá, previsiblemente, a mediados del año que viene, podría adelantarse a marzo. Como afirmó Mendaza, “las divisas son el activo más difícil de predecir”, aunque el dólar “seguirá fuerte” y “lo sobreponderamos frente al euro y el yen”. Respecto a los países emergentes, Bergareche, de Schroders, indicó que se muestra “neutral” en renta variable. Por su parte, Mendaza, de Pioneer señaló que hay que mirar con lupa cada una de las economías emergentes y puso como ejemplo que “sobreponderamos la rupia respecto al dólar”.