• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Renfe invierte 1.800 millones en renovar el AVE

EXPANSIÓN organizó el encuentro 'Situación y futuro del sector ferroviario español', en colaboración con Alsa, Alstom y KPMG, y que contó con la presencia de la ministra de Fomento, Ana Pastor.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, anunció que Renfe invertirá 1.800 millones de euros en la compra de nuevos trenes y la mejora de la flota existente. Se trata de la mayor inversión de la historia del grupo público en renovar su flota. El último gran encargo de Renfe se produjo en 2004 con la contratación de Siemens y Talgo-Bombardier para construir 40 trenes AVE por unos 1.600 millones. Estos fabricantes, junto a Alstom y CAF, figuran como los principales candidatos a presentarse al concurso que, según Pastor, podría lanzarse en el tercer trimestre de este año.  
 
De los 1.800 millones de euros, 1.100 millones corresponden a la compra de 40 nuevos trenes. Según las fuentes consultadas, Renfe analiza la adquisición de 30 trenes de alta velocidad y 10 configuraciones de ancho variable. Los 700 millones restantes se destinarán a modernizar la flota existente. 
 
La ministra hizo el anuncio durante la jornada 'Situación y futuro del sector ferroviario español', organizada por EXPANSIÓN La ministra hizo el anuncio durante la jornada 'Situación y futuro del sector ferroviario español', organizada por EXPANSIÓN con el patrocinio de Alsa, Alstom y KPMG. El acto se celebró antes de que se conociera el trágico accidente del avión de Germanwings (ver págs. 22 a 26).  
 
Entrega progresiva Según la titular de Fomento, la entrega de los nuevos trenes se hará de manera progresiva, durante los próximos 10 años, a medida que entren en operación los nuevos corredores de alta velocidad en fase de construcción.  
 
La inversión se hará después de finalizar un periodo de consulta con el sector para definir las necesidades y la tecnología que montarán los nuevos trenes. “Renfe abrirá un periodo de encuentro con los fabricantes para conocer la realidad de la oferta actual del mercado y definir unos pliegos que deben ser competitivos y, al mismo tiempo, aprovechar las mejoras tecnológicas disponibles”, añadió.  
 
Según Pastor, la redacción y el debate de los pliegos concluirá en el tercer trimestre del año. A partir de ese momento, se abrirá un concurso entre las empresas que acrediten los requerimientos técnicos y anticipó que, quienes ofrezcan el suministro de trenes, también deberán hacerse cargo del mantenimiento durante toda su vida útil.  
 
La inversión de Renfe supone una inyección de optimismo para las fábricas de trenes en España La inversión de Renfe supone una inyección de optimismo para las fábricas de trenes en España, que ante la sequía del mercado nacional se han volcado en las exportaciones y han sufrido fuertes ajustes de plantilla. El anuncio encajó con la reflexión realizada ayer por Antonio Moreno, presidente de Alstom, que consideró necesario articular un plan industrial para garantizar la viabilidad del sector.  
 
Entre los fabricantes, CAF está en fase de homologación del Oaris, mientras que Talgo tiene a punto su Avril. La estrella de Bombardier es el Zefiro, mientras que Alstom podría presentar el AGV o el Duplex, y Siemens tiene el Velaro. Es probable que los pliegos recojan alguna cláusula sobre la construcción de trenes en fábricas españolas. 
 
Respecto al proceso de liberalización ferroviaria, Pastor dijo que ayer remitió al Consejo de Estado, por trámite urgente, la orden ministerial que da cobertura al proceso. La ministra añadió que tiene “muy avanzado” el pliego de licitación, en el que se valorará “de manera muy especial el plan de negocio y el plan económico-financiero”.  
 
En las jornadas, el presidente de Unidad Editorial, Antonio Fernández-Galiano, destacó el esfuerzo inversor ferroviario de las dos últimas décadas, de más de 40.000 millones. Hilario Albarracín, consejero delegado de KPMG, agregó que la red nacional de alta velocidad es la segunda después de China.