• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Dónde invertir en un entorno de tipos bajos

EXPANSIÓN ha reunido a profesionales en un Funds Meeting para tratar el sector de los fondos multiactivos y aprovechar para poner el foco en el control del riesgo ante el cambio de ciclo en los tipos de interés.

​En un entorno de tipos de interés en mínimo históricos (0,05%), en el que los depósitos apenas rentan un 0,44% anual y el Gobierno español se financia al 0,015% a 12 meses, es necesario asumir riesgos para lograr una rentabilidad decente.  
 
 
Varios expertos se reunieron recientemente en un Funds Meeting, organizado por EXPANSIÓN, en la Bolsa de Madrid, para debatir las mejores vías de inversión en un momento como el actual.  
 
 
El fondo de inversión, gestionado por profesionales de la inversión, es el producto estrellaPuesto que el futuro de los mercados apenas ofrece visibilidad, el fondo de inversión, gestionado por profesionales de la inversión, es el producto estrella. Celine Giffard, responsable de fondos de Selfbank, recordó que los fondos acumulan más de dos años consecutivos de crecimiento y captaciones netas, hasta cerrar 2014 por encima de los 320.000 millones. La experta destacó la mayor propensión del particular a fondos que incorporan algo de riesgo, como los fondos mixtos (combinan exposición a deuda y acciones), mientras que los garantizados están de capa caída. Aun así, recordó que las familias españolas tienen de media un 46% de su patrimonio en depósitos, por encima del 32% de los hogares europeos.  
 

Los representantes de varias gestoras internacionales desvelaron sus apuestas: Inés del Molino, directora de cuentas de Schroders, señaló que en un mercado complicado como el actual, la incertidumbre y volatilidad brindan oportunidades de inversión. “La mejor forma de encontrar estas oportunidades es a través de fondos multiactivos, productos globales, flexibles, sin restricciones y muy diversificados. Engloban lo mejor de la renta variable, renta fija, materias primas, convertibles, etcétera”, explicó. La propuesta de su firma es Schroder ISF Global Dynamic Balanced , 40% en activos defensivos, como efectivo, crédito de alta calidad o bonos de gobiernos, y el otro 60% en activos de crecimiento como renta variable, convertibles, high yield (deuda de alta rentabilidad) o emergentes. Este fondo participa de los mercados alcistas, pero restringiendo la caída máxima del 10%.  
 
 
La mejor forma de encontrar estas oportunidades es a través de fondos multiactivos, productos globales, flexibles, sin restricciones Para los inversores que están buscando tener exposición a la renta variable europea y quieren percibir rentas con la que complementar sus ingresos, Schroders recomienda Schroder ISF European Dividend Maximizer, cuyo objetivo es repartir un 8% anual que se paga trimestralmente. “La estrategia de este fondo se basa, por un lado, en la selección de títulos que reparten un dividendo al alza de manera que a través de esas acciones y de esos dividendos se genera un 4% a repartir. En segundo lugar, el otro 4% lo conseguimos de las primas de las opciones que se venden dentro de la cartera del fondo, y se genera el otro 4%”, explica.  
 
 
Por su parte, Elena Armengot, responsable de ventas en BNP Paribas Investment Partners, subraya que en un entorno de tipos bajos, los inversores deben ir más allá de una inversión tradicional, aunque a menudo se centran en inversiones muy limitadas, invirtiendo en fondos de bonos o de acciones de alto dividendo. “El problema con esta estrategia es que actualmente las rentabilidades de los bonos son muy bajas y la inversión en acciones puede tener un riesgo elevado”, señala. La alternativa que propone es BNP Paribas L1 Multi Assets Income. “Es un fondo multiactivo, con una gestión flexible y dinámica, que invierte en distintas clases de activos, como acciones de elevado dividendo, inmobiliario cotizado, bonos de calidad y high yield y bonos emergentes. Su objetivo es el reparto de una renta anual del 4%, más el potencial de apreciación de capital. En 2014 logró una rentabilidad del 8,4% –repartió una renta de 3,5% y el capital se apreció un 4,8%”, explica Armengot.  
 
 
Por su parte, Jaime Albella, director de ventas de Axa Investment Managers, indica que, puesto que su escenario central es que la volatilidad va a aumentar, confía en los fondos de retorno absoluto de gestión activa, como AXA Global Strategic Bond. Junto a ello, el experto señala que la gestora a la que representa es pionera en fondos ligados a la inflación, un activo con recorrido, ya que las expectativas de inflación probablemente se incrementen a final de año. “Global Inflation Bond es un fondo muy interesante, ya que eliminas el riesgo de inflación. El mercado con más peso en la cartera es EEUU, uno de los países con más presión inflacionista”, indica.  
 
 
Por otro lado, se muestra especialmente positivo con la evolución de las pequeñas y medianas compañías cotizadas y recomienda AXA Rosenberg. “Estamos adentrando a un entorno de crecimiento bajo y estas compañías, por su tamaño, crecen mas en beneficios que las grandes empresas. Suelen estar algo más apalancadas y, con el comienzo del flujo del crédito, pensamos que se van a beneficiar mucho”, sostiene.