• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Un reporting moderno, personalizado e integrador

EXPANSIÓN ha organizado un desayuno para desgranar algunas de las claves que marcarán el reporting del futuro, así como para sondear el nivel de implantación de estas prácticas entre las empresas.

​El presente, el pasado y, sobre todo, el futuro del informe integrado y su impacto en el funcionamiento interno de las empresas fueron objeto de debate en el desayuno sobre “Reporting integrado” organizado por el diario EXPANSIÓN junto a Ferrovial. El evento, que contó con la presencia de representantes de primera línea del sector empresarial español como Francisco Polo, director de Comunicación y Reputación Corporativa de Ferrovial; Helena Redondo, socia de Sostenibilidad de Deloitte; Begoña Morales, directora de Soluciones para la Sostenibilidad de Indra; Antoni Ballabriga; director global de Responsabilidad y Reputación Corporativa de BBVA, y Francisco Javier Garayoa, director general de Spainsif, sirvió para desgranar algunas de las claves que marcarán el reporting del futuro, así como para sondear el nivel de implantación de estas prácticas entre las empresas.  
 
En una sociedad cada vez más conectada y preocupada por la inmediatez, las personas demandan una información útil, accesible y de calidad. En una sociedad cada vez más conectada y preocupada por la inmediatez, las personas demandan una información útil, accesible y de calidad. Una situación que ha llevado a las compañías a apostar en los últimos años por el reporting integrado a la hora de comunicar sus resultados. Un informe que, según explicó Antoni Ballabriga, “aporta una visión completa del negocio y conecta la parte financiera de la compañía con aspectos no financieros como la reputación, el impacto social, etc”. Sin embargo, no basta con fusionar en un único documento el informe de responsabilidad con el informe financiero. Hace falta, como reclamaron los ponentes, ir un paso más allá. Conectar la estrategia, el gobierno y el desempeño financiero, con el entorno social, económico y ambiental en el que opera la organización. “De alguna forma el informe integrado debe ir hacia un capitalismo sostenible y que ayude a conseguir que el mundo empresarial esté más integrado en la sociedad”, subrayó el director de Comunicación y Reputación Corporativa de Ferrovial.  
 
Para ello, no hay que limitarse a un modelo de información anual “sino replantearnos cómo debe ser la información corporativa y cómo han de comunicar las compañías”, manifestó Helena Redondo. Entre los aspectos a debatir, la socia de Sostenibilidad de Deloitte, propuso realizar una evaluación constante de los objetivos de la empresa a lo largo del año. “Los informes integrados hacen referencia a una información anual y estática que se centra sólo en el ejercicio económico, mientras que en las compañías cotizadas cada vez es más importante el trimestre”, indicó. Por su parte, Begoña Morales, profundizó en los beneficios que el reporting integrado tiene para la dinámica interna de las compañías. “El reporting ayuda a mejorar la información y a aportar un discurso único. Para nosotros el informe integrado es una palanca buenísima para mejorar la toma de decisiones y conectar las diferentes áreas de la empresa”, subrayó la directora de Soluciones para la Sostenibilidad de Indra, firma que desde 2011 forma parte del Comité Internacional de Informes Integrados (IIRC).  
 
El primer paso es acabar con los informes impresos y poner a disposición de los grupos de interés estos documentos en formato digital Otro punto en el que hicieron especial hincapié los ponentes fue en la necesidad de avanzar hacia un modelo de información digital y personalizado. Sea por la complejidad del contenido, por falta de tiempo, o bien por la dificultad logística que entraña imprimir documentos tan extensos, la realidad es que los informes integrados, en muchos casos, disuaden a los inversores antes incluso de leerlos. “El inversor no tiene mucho tiempo para leer las 190 páginas del informe de Ferrovial y debemos encontrar una forma de aligerar esa carga de información. Que en 15 o 20 minutos tenga una radiografía completa de lo que busca en nuestra empresa”, aseguró Polo. Para ello, el primer paso es acabar con los informes impresos y poner a disposición de los grupos de interés estos documentos en formato digital. Un procedimiento que ya desarrollan firmas como Ferrovial, BBVA o Indra, pero que todavía no es una realidad en todas las empresas. “El inversor quiere documentación a su alcance y los informes impresos en las juntas es algo que va a desaparecer”, aseguró Ballabriga, para quien “el potencial del Big Data nos permitirá avanzar hacia un modelo de información personalizado”.  
 
Precisamente, sobre la necesidad de que, en el futuro, los inversores puedan elegir la información a la carta, es decir, quedándose con los datos que verdaderamente consideran relevantes y desechando todos aquellos elementos superfluos, habló Helana Redondo. “Hay que avanzar hacia un modelo en el que el cliente se pueda construir su propio informe. El futuro está en permitir al cliente que elija la información que desee”, indicó. Una opinión compartida por otra de las ponentes, Begoña Morales, para quien la “página web es una herramienta muy potente y flexible que da la posibilidad al inversor de que encuentre todo lo que esté buscando”, concluyó.