• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

La industria forma parte de la Marca España

EXPANSIÓN organiza el II Encuentro Marca España, donde diversos expertos debatieron sobre la imagen del país dentro y fuera de él, y cómo defender nuestro producto.

​“El proyecto Marca España era un proyecto de Estado, no debía ser de partido. Un proyecto inclusivo donde todo el mundo tuviese cabida. Era un proyecto a medio y largo plazo”. Con estas palabras definía Carlos Espinosa de los Monteros, Alto Comisionado para la Marca España, el interés con el que arrancó su labor al frente de este órgano en el transcurso del II Encuentro Marca España, organizado por EXPANSIÓN, patrocinado por Abengoa, Bankinter y Willis y en colaboración con Abascal Comunicación, la Asociación de Creadores de Moda de España (ACME), Atrevia, Comunica + A, Consorcio del Jamón Serrano de España, Correos y Signus.  
 
 “La imagen la construimos todos y cada uno de nosotros, todos creamos y destruimos la imagen del país con nuestro buen o mal hacer”, apuntó el Alto Comisionado En aquel momento, España vivía un escenario complicado, que, a día de hoy, “ha cambiado de manera radical para bien”, según Espinosa de los Monteros, para quien la renovada imagen de España “es fruto de un trabajo espectacular realizado por las empresas y los individuos”. “La imagen la construimos todos y cada uno de nosotros, todos creamos y destruimos la imagen del país con nuestro buen o mal hacer”, apuntó el Alto Comisionado, que añadió que la mejora de la imagen “es fruto de un esfuerzo importantísimo realizado por las empresas españolas, y es una de las grandes reformas estructurales que se ha producido en el país”.  
 
En su opinión, la imagen en el exterior es buena, pero donde hay que hacer “un trabajo enorme” es “dentro de España”. “Fuera se nos reconoce lo que dentro se nos niega como país”, explicó, y añadió que “contrasta la falta de patriotismo y de interés de España con el de nuestros vecinos”.  
 
Según Pedro Nueno, embajador honorario de la Marca España, este país tiene “una marca asociada a un clima, una historia y una gastronomía, pero también mucho más”, por lo que “España no puede ir mostrando solamente esta imagen”. “Hemos de conseguir levantar la Marca España de hoy con temas de futuro y con nuestra realidad de hoy, mucho más allá del buen tiempo y la gastronomía, como el país que somos: muy competitivo, muy ilusionado y muy capaz”, concluyó Nueno.  
 
Por su parte, Begoña Cristeto, secretaria general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, hizo hincapié en que “la industria forma también parte de la Marca España”. “La crisis ha demostrado que los países que tenían una industria potente han sido capaces de pasar por ella de una manera más sosegada”, apuntó.  
 
En su opinión, aún queda “una labor muy importante para hacer crecer el tejido industrial”, un desafío que plantea numerosos retos, como estimular la demanda de bienes industriales (especialmente en automoción, espacial y aeronáutico), mejorar la competitividad de los sectores clave o conseguir una unidad de mercado donde las legislaciones entre comunidades autónomas sean similares.  
 
Otros retos son conseguir que la innovación pase del terreno teórico al práctico y salga de los centros tecnológicos hacia las empresas Otros retos son conseguir que la innovación pase del terreno teórico al práctico y salga de los centros tecnológicos hacia las empresas, así como impulsar las pymes y alinear el modelo educativo con las necesidades de las empresas. La industria también necesita aumentar el peso de la financiación no convencional, impulsar la internacionalización y fomentar su digitalización, según Cristeto. “Las empresas que no sean capaces de pensar en cómo se tienen que posicionar en el mercado que viene no solo no van a poder competir, sino que van a desaparecer del mercado”, concluyó.  
 
María Luisa Poncela, presidenta del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) y secretaria general de Ciencia, Tecnología e Innovación del Ministerio de Economía y Competitividad, señaló que “la innovación no tiene sentido si no se plantea en global”. “Tenemos un elevado potencial tecnológico en España y a veces ni nosotros mismos nos lo creemos”, señaló Poncela, para quien “hay que intensificar los esfuerzos para darlo a conocer”. “España es un país creativo y la creatividad no es, ni más ni menos, que una forma de innovación”, añadió.  
 
En ese sentido, “la inversión en i+D+i y en educación es un elemento clave para que saquemos adelante el país y la marca de España”, según apuntó José Domínguez Abascal, secretario general técnico de Abengoa, quien añadió que el país debe trabajar con “tesón y talento”.  
 
En el sector bancario, la internacionalización “pasa por acompañar a las empresas adonde tengan sus necesidades”, según Jorge Andreo, director comercial de Negocio Internacional de Bankinter. En ese sentido, explicó que “la empresa española ha visto claramente que donde tiene que estar es fuera” porque “el negocio está fuera y la oportunidad para la empresa española es innegable”. En la mesa de debate, moderada por Asunción Soriano, consejera delegada de Atrevia, también participaron Beatriz Reguero, directora del Área de Cuenta del Estado de Cesce, y Plácido Márquez, director de desarrollo Corporativo de ITP, entre otros.  
 
“En España hay mucho talento y tenemos que creer en nosotros mismos, pero no desde la arrogancia, sino desde la seguridad”, afirmó Juan Carlos Tárraga, subdirector general de Willis Iberia, en una de las mesas de debate, en la que también intervino Modesto Lomba, presidente de la Asociación de Creadores de Moda de España (ACME), que destacó que “la moda es un gran aporte a la marca de país”, ya que España es “un país creativo”.  
 
En España “tenemos una herramienta básica, que es la creatividad”, por lo que “hay que perder los complejos”, señaló José Mª Bermejo, director de Desarrollo de Mercados de Valorización de Signus. Por su parte, Anna Bosch, presidenta del Consorcio del Jamón Serrano Español, apuntó que el país ha pasado “épocas complicadas”, pero tiene que hacer “una apuesta global” por los productos españoles.  
 
Otra parte muy importante de la Marca España tiene que ver con el país como destino de inversiones. “Hoy por hoy, el interés de los grupos mexicanos por España es total”, señaló José Cruz, director de la Oficina de España de GDP Abogados y Consultores.  
 
Óscar González, director de Márketing EMEA de Grupo Iberostar, señaló que “hay que dar al turismo el papel de embajador de marca que se merece”. La directora del Observatorio de la Imagen de España del Real Instituto Elcano, Carmen González, afirmó que fuera existe “un panorama bastante alentador respecto a nuestra imagen”.