• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Impulsar el empleo agrario juvenil

La ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, anunció un plan de ayudas para los jóvenes del sector durante la jornada 'Nueva PAC 2015-2020: retos y oportunidades', organizada por EXPANSIÓN.

​El Gobierno va a lanzar una batería de medidas para favorecer el relevo generacional en el sector agrario. La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina anunció ayer que concederá financiación en condiciones ventajosas, ayudas de hasta 70.000 euros y desgravaciones fiscales en el IRPF a las personas menores de 35 años que se incorporen al mercado de la producción alimentaria, además de las ayudas directas y las subvenciones verdes de la Política Agrícola Común europea (PAC).  
 
En la jornada Nueva PAC 2015-2020: retos y oportunidades, organizada por EXPANSIÓN con el patrocinio de Grupo Caja Rural, García Tejerina desveló el gran objetivo que se ha marcado su ministerio: “Incorporar a 15.000 jóvenes al sector en este 2014-2020, lo que significa incrementar en más de un 50% las incorporaciones de jóvenes que hubo en el periodo 2006-2013”, añadió la ministra.  
 
La ofensiva del Gobierno para que los jóvenes se incorporen al mercado laboral agrario se basa en unos datos demoledores que apuntó el secretario general de la organización agraria COAG Miguel López: “Sólo el 5,3% de los agricultores [titulares de explotaciones] son menores de 35 años y el 58% tiene más de 55 años”.  
 
Para evitar la desertización demográfica del campo, a la subvención adicional de 100 millones anuales que se concede a los jóvenes con la nueva PAC se sumarán “ayudas a la instalación” de hasta 70.000 euros por joven agricultor que inicie su actividad, así como la concesión automática de las ayudas básicas europeas, que podrán cobrar de forma permanente junto al pago verde.  
 
El Ministerio de Agricultura también les dará a los jóvenes que comiencen a trabajar en el mundo agrario una “ayuda en condiciones especialmente favorables para la inversión en activos físicos que mejoren el rendimiento de la explotación y la transformación y comercialización”, apoyo para contratar servicios de asesoramiento y, sobre todo, el acceso a una desgravación fiscal en los módulos por IRPF durante los cinco primeros años de actividad de los jóvenes. Es decir, una rebaja de la carga fiscal.  
 
El Gobierno está diseñando junto a las autonomías “un instrumento financiero nacional de préstamos y garantías” a los jóvenes agricultores y ganaderos Además, el Gobierno está diseñando junto a las autonomías “un instrumento financiero nacional de préstamos y garantías” a los jóvenes agricultores y ganaderos, que en la mayor parte de los casos no pueden acceder al sector al faltarles la liquidez necesaria para anticipar las inversiones y los pagos necesarios para iniciar una explotación agrícola o ganadera. O sea, serían créditos ventajosos. 
 
La ministra hizo un balance positivo para España de la reforma de la PAC. García Tejerina recordó que las primeras propuestas comunitarias eran muy negativas para España pero, tras tres años “de infinito trabajo”, el país cuenta finalmente con 47.000 millones de euros, con lo cual se ha conseguido no perder fondos y se puede “dar estabilidad a las rentas de las explotaciones”. “Los resultados de estas negociaciones están a años luz de lo que esperábamos en la propuesta inicial con recortes presupuestarios”, recalcó.  
 
La gran novedad de esta reforma de la PAC es que se inicia el camino para acabar con el agricultor de salón. Es decir, con las personas que reciben ayudas por tierras que no explotan y no producen alimentos, actividad ni empleo. Ahora las subvenciones europeas se centrarán en los pagos acoplados, o sea los relativos a la agricultura y ganadería realizadas de forma activa.  
 
La gran novedad de esta reforma de la PAC es que se inicia el camino para acabar con el agricultor de salón “Éste ha sido un paso decidido y sin precedentes para evitar que se perciban ayudas a las explotaciones que no tienen actividad”, subrayó la ministra. Fernando Miranda, director general de Producciones y Mercado Agrario del Ministerio, añadió después: “Acabamos con los pastos que no se trabajan; es un gran cambio de mentalidad”. 
 
Los representantes de las organizaciones agrarias COAG, Miguel López, y UPA, Lorenzo Ramos, criticaron que aún pueden “colarse” agricultores de salón, en su opinión, y pidieron más ayudas para jóvenes que las anunciadas por Tejerina.  
 
El presidente de Asaja, Pedro Barato, por su parte, demandó una mayor capacidad para que el sector se autorregule y que no haya “más trabas” desde la Comisión Europea.  
 
Por último, la ministra de Agricultura recordó que el sector exportó 41.000 millones de euros en 2014. Y anunció “un aumento del 4% de las exportaciones en los primeros tres meses del año”. “Por eso, somos uno de los sectores con mejor comportamiento exportador de la economía española”, agregó. De hecho, el saldo comercial agrario con el exterior se ha disparado un 324% entre 2011 y 2014, de unos 3.000 millones de euros a más de 10.000 millones.