• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

La Universidad necesita ser reformada

EL MUNDO organizó el jueves la jornada 'Reformar la Universidad, transformar España', donde políticos y académicos coincidieron en que la formación superior tiene que enfocarse hacia la "empleabilidad" de los alumnos.

​Endogamia, gobernanza, igualdad de oportunidades y la necesidad de un Pacto de Estado urgente. Éstos podrían ser los cuatro hashtag que resumieron la jornada Reformar la Universidad, transformar España, organizada ayer por EL MUNDO en el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) y con el patrocinio de Gas Natural Fenosa, Lidl y la Fundación ONCE. El foro reunió a grandes personalidades del mundo académico, con representantes del mundo político, la ciencia y la empresa para discutir de cómo una reforma acertada de la Universidad podría colocarla en el centro de la transformación económica de la España post crisis.  
Los cuatro principales partidos en la carrera electoral que culminará el próximo 20 de diciembre, PP, PSOE, Cs y Podemos, estuvieron presentes en la primera mesa, Hacia un pacto de Estado por la Universidad, en la que no dudaron en desplegar sus respectivos programas en el que fue uno de los debates más acalorados del día.  
La jornada la abrió Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación del PP, que quiso ser "políticamente incorrecto" y mostrarse "optimista" respecto al futuro de la universidad. De cara a la próxima legislatura, el PP centrará su programa en reforzar la autonomía de los centros a la hora de proponer títulos, con una oferta "racionalizada hacia la empleabilidad". Por su parte, María González Veracruz, secretaria de Ciencia, Participación y Política en Red del PSOE, no escatimó en críticas al "premeditado adelgazamiento de la universidad pública" del Gobierno saliente.  
"No hay mejor manera de transformar un país que por medio de la educación, y tenemos mucho que hacer" David Jiménez También participaron del encendido debate los nuevos partidos, Cs y Podemos, de boca de dos representantes con una fortísima vinculación con la universidad. Luis Garicano, coordinador del Programa Económico de la formación naranja, fue muy duro en su análisis del sistema, en el que, para él, sería deseable una "financiación vinculada a resultados" y una "autonomía real, no de pacotilla". "En España, el profesor que no quiere investigar, no lo hace, y el que no quiere dar una buena clase, tampoco", denunció. Asimismo, Carolina Bescansa, secretaria de Análisis Político y Programa de Podemos, reconoció que el problema de la universidad española no es sólo "de recortes", sino de una excesiva burocratización.  
El impacto socioeconómico de la universidad en la sociedad o la reforma universitaria pendiente fueron también temas de análisis y debate en las dos mesas de la mañana, que contaron con la presencia de destacados representantes de la Conferencia de Consejos Sociales, de la Fundación Conocimiento y Desarrollo o de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), entre otros.  
Manuel López, presidente de esta última, aseguró que en España existe una "clara falta de voluntad política" para llevar a cabo la reforma pendiente del sistema. Por su parte, José Adolfo de Azcárraga, miembro de la Comisión de Expertos para la Reforma del Sistema Universitario Español encargada por Wert, recordó que la universidad española no ha tenido más que un premio Nobel desde 1906, Ramón y Cajal, "algo que debería preocuparnos".  
Mejorar la financiación, cambiar el sistema de gobierno o seleccionar a los mejores docentes son algunas de las demandas que planearon sobre una mesa en la que el ex portavoz de UPyD en el Parlamento Europeo, Francisco Sosa Wagner, no dudó en calificar a los rectores de las universidades españolas de "aficionados con una magnífica voluntad" a la hora de gestionar los centros universitarios.  
El turno de la tarde se abrió con una mesa sobre investigación en la que se insistió en la necesidad de que España aumente el número de patentes para situarse al nivel de países como Francia, Inglaterra o Alemania. Un hecho que, según Juan Luis Vázquez, catedrático de Matemática Aplicada de la Autónoma de Madrid (UAM), no se logrará sin un nivel de financiación similar.  
Educación, la mejor arma para el futuro  
El director de EL MUNDO, David Jiménez, fue el encargado de inaugurar la jornada y abrir la discusión poniendo la educación como uno de los "temas bandera" de cualquier debate sobre el desarrollo nacional. "No hay mejor manera de transformar un país que por medio de la educación, y tenemos mucho que hacer", afirmó ayer en el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM). Jiménez no dudó en rememorar sus años como corresponsal de este periódico en Asia, donde "algunos gobiernos quisieron dotar a sus ciudadanos de la oportunidad de competir en un mundo cada vez más globalizado", y destacó la importancia que se le da a la educación en este diario y en la transformación de las sociedades.