• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

El desafío de innovar en el sector del recobro

Los ponentes del IV Observatorio del Crédito, Cobro y Morosidad, organizado por EXPANSIÓN, apuestan por avanzar hacia una mayor concentración empresarial.

El evento, centrado en cómo ofrecer productos innovadores en el mundo del recobro, contó con la presencia de destacados representantes del sector como Guillermo Cabot, director del área Risk Solutions de Axesor; Rafael Gonzalo, director general de Link Finanzas; Ana Barbudo, director Consulting Services, IP Solutions Practice Southern Europe de CGI; Alejandro Lucero, presidente de Multigestión Iberia; Fernando Peralta, CEO de Lucania Gestión; y Salvador Molina, presidente de Ecofin, y moderador del debate, quién planteó: “¿Innovar en recobros? Sí, es posible, y necesario para la supervivencia. Pronto nos encontraremos en un Día de la Innovacion donde nos plantearemos por qué TDX Indigo se fija ahora en las pymes como clientes o por qué Equifax entra de lleno en el mundo del recobro de la mano de Inffinix… ¿Es que sigue siendo buen negocio el recobro?”.
 
El cambio de ciclo económico está redundando en una mejora de los índices de recobro y en la reducción de los ratios de morosidad, sin embargo, como se encargaron de recordar los expertos, todavía pesan importantes incógnitas que lastran el despegue definitivo del sector. “Venimos observando desde hace dos o tres años que hay un apetito inversor grande, aunque en los últimos meses hemos detectado una cierta desaceleración con motivo de las elecciones en Cataluña y las próximas elecciones generales”, señaló Fernando Peralta. “Vivimos en un entorno de recuperación económica pero sigue faltando un cierto modelo en el que ese crecimiento esté basado en segmentos que afecten al consumo y a la morosidad”, indicó, por su parte, Alejandro Lucero.
 
En lo que sí coincidieron todos los ponentes fue en la profunda transformación que ha experimentado el sector de la gestión de cobros en los últimos años y en el camino que aún tiene por recorrer. “He visto un cambio radical de lo que era este sector hace cinco años a lo que es hoy. Lo que creo que ha provocado esta evolución tan vertiginosa son los fondos de inversión que nos han obligado a sofisticar nuestro negocio”, destacó el CEO de Lucania Gestión. En línea con este planteamiento, Rafael Gonzalo señaló que para que las compañías que se dedican al recobro puedan seguir avanzando es necesaria una mayor concentración que ponga fin a la sobredimensión que ha adquirido el sector durante la crisis económica. “Hay una reconversión industrial pendiente. Hay empresas innovadoras que tienen dificultades para crecer por la presencia de compañías más locales que anclan las cotas de rentabilidad”, apuntó.
 
VALOR AÑADIDO
 
Junto a la concentración, el otro gran caballo de batalla del sector es la innovación. Para Ana Barbudo, el futuro del sector del recobro pasa, en un entorno cada vez más competitivo, por ofrecer a los clientes un valor añadido que mejore su experiencia de compra y que permita vincularlos con la compañía. “Hay que innovar a la hora de ofrecer soluciones que permitan mayores facilidades al cliente final y que acabe por retenerlo. Estamos trabajando mucho en el ámbito de las aplicaciones móvil que ofrezcan una mejor experiencia en el ciclo de crédito”, apuntó. Una opinión compartida por el director del área Risk Solutions de Axesor: “Como suministradores de información nosotros hemos apostado por dar más valor al dato, adaptar los proceso de entrega de información y desarrollar soluciones más específicas para el segmento del recobro; por ejemplo, con un índice de cobrabilidad que permite tasar mejor el valor de una cartera de impagados y optimizar su gestión”, destacó.
 
Para el presidente de Multigestión Iberia, la mayor innovación que puede realizar el sector no es otra que la de abandonar su zona de confort y lanzarse a la conquista de nichos de mercado todavía sin explorar como las compañías industriales o el sector público, donde su compañía ha obtenido la homologación para trabajar con la Administración. “La no dependencia de fondos y entidades financieras es clave para nuestro futuro, las compañías de recobro han de salir de su entorno”, destacó. Una opinión compartida por Rafael Gonzalo, para quien todos “aquellos nichos con una menor presencia competitiva van a presentar oportunidades”. “Junto con el sector del rénting y el leasing, que han sido más impermeables a las tendencias de innovación, un ámbito en el que se podría avanzar mucho sería el de los microcréditos”, añadió.
 
A la pregunta de cuál será la próxima gran innovación que transforme el sector del recobro, los participantes lo tienen claro: todavía tardará en llegar. Para Alejandro Lucero, “la mera supervivencia es la innovación”. “Hasta que no pase la fase de consolidación, será difícil que las empresas vuelvan a lanzarse a innovar”, añadió. Un parecer compartido por la representante de CGI en el debate: “Ahora es complicado señalar a alguien como innovador. Se están haciendo cosas pero con limitaciones. En los últimos años ha sido muy difícil para las empresas sobrevivir, y han estado más enfocadas en eso que en ir al siguiente nivel”. Aunque como concluye Salvador Molina: “Por eso, el que trabaja ahora en algo nuevo va dos pasos por delante y se pondrá a la cabeza en menos de dos años”.