• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

El Futuro del Sector Seguros en 10 años

El MUNDO y Direct Seguros organizaron una jornada para analizar si el futuro del sector de los seguros de automóviles está garantizado o, por el contrario, deberá adaptarse al cambio de la sociedad.

Actualmente, la póliza está ligada al automóvil, pero en un periodo corto de tiempo tendrá que quedar relacionada con el usuario. Las aseguradoras tendrán que convencer a sus clientes para que estos le cedan información para poder ofrecerles servicios más exclusivos y, sobre todo, personalizados, una interrelación que se alimentará de manera recíproca sobre la base de la confianza.
«A lo mejor, el modelo de las aseguradoras debe cambiar hacia los servicios», comentó Pedro Díaz, director del sector Seguros y Banca de Google España en una jornada organizada por Unidad Editorial, editora de EL MUNDO, donde este fue el tema protagonista. En el debate participaron también Giuseppe Dosi, consejero delegado de Direct Seguros; Jaime Rodríguez, country manager de Blablacar España; Elena Betés, directora general de Rastreator; y Alicia Ibáñez, gerente del ramo de autos de Unespa.
Para que se produzca este cambio, la información que aporta el usuario se antoja vital, pero la reticencia por miedo a una subida de precio puede interferir en este intercambio de datos por servicios más personales. «No supone un problema compartir datos si es una entidad en quien se puede confiar», afirmó Elena Betés, resaltando la importancia de este punto de cara al futuro. Giuseppe Dosi terminó de aclarar el asunto: «No queremos aprovechar los datos para ganar dinero, sino para ajustarnos al cliente», aseguró.
Pero las aseguradoras podrán contar con otra baza: la información de terceros. El protagonismo que está adquiriendo los smartphones hace que para mediados de 2016 esté previsto que la consulta de búsqueda de seguros a través de este dispositivo supere a la del ordenador. «Los usuarios no quieren emplear demasiado tiempo en la relación con su aseguradora», sostuvo Alicia Ibáñez, por lo que el tiempo que un cliente quiere emplear en contratar su póliza de seguro juega en contra de la profundidad de personalización del servicio: «Resulta imposible hacer una encuesta de 80 preguntas. Tenemos que consultar otras fuentes», continuó en la misma línea la directora de Rastreator.
Esta información también podrá ser empleada por las aseguradoras para evitar los clientes fraudulentos, una actividad que «ha crecido un 500% en los últimos años», según informó Alicia Ibáñez. Pero Giuseppe Dosi ve aquí la oportunidad de diferenciarse del resto de competidores: «Lo importante para mí como empresa es detectar el fraude mejor que otros, porque me dará una ventaja competitiva y un precio más bajo», aseguró.
La iniciativa de la Comisión Europea para proporcionar ayuda automática en caso de accidente –e-call– también tuvo su hueco en la mesa redonda. Pese a los retrasos, el proyecto está a punto de ver la luz. Será instalado en los coches fabricados a partir del 1 de enero de 2016 y obligatorio en todos a partir del 31 de marzo de 2018. Un sistema que, a priori, reducirá los efectos de la siniestralidad pero aumentará los gastos para la aseguradora: «Salva a más gente a la que tienes que pagar luego. Es la vía, pero hay que entender que es una carga para el asegurador».
El sector de los seguros, un mercado que, de momento, no interesa a Blablacar ni a Google, y en el que Direct Seguros planea expandirse más allá del automóvil: «Vamos a cubrir otros ámbitos como el hogar, adaptándonos a lo que como empresa podemos ofrecer», confirmó el máximo ejecutivo de la compañía.
El nuevo reto de asegurar el coche autónomo
El coche autónomo es otra de las innovaciones a las que las aseguradoras van a tener que hacer frente. Sin entrar en el tema de las responsabilidades en caso de accidente, que deben decidir las Administraciones públicas, estiman que esta tecnología «va a permitir que existan coches que se muevan con mayor seguridad en el tráfico, lo que se traducirá en menos accidentes». Pedro Díaz aseguró que la introducción de estos vehículos abre nuevas perspectivas para el asegurador. «Habrá un universo mixto de automóviles durante muchos años porque, entre otras cosas, siempre quedará gente a la que le guste conducir», admitió Dosi, el máximo ejecutivo de Direct, que pronóstico, incluso con ellos, una larga vida a la compañía de seguros.
Jaime Rodríguez tampoco cree que lleguen a interferir en el negocio de Blablacar: «El coche autónomo no debería afectarnos porque sigue habiendo un propietario que lo compartirá para hacer un uso de él más eficiente», argumentó.