• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Oportunidades del Corredor Ferroviario Atlántico

La jornada sobre el Corredor Ferroviario Atlántico, organizada por EXPANSIÓN, y patrocinado por el Gobierno vasco y Osborne Clarke, reunió en Bilbao a expertos del sector privado y representantes de las Administraciones.

​​El Corredor Ferroviario Atlántico, uno de los nueve ejes establecidos por la Unión Europea como estratégico dentro de la Redes Transeuropeas de Transporte, atraviesa la Península Ibérica de sur a norte. Y el País Vasco es el eslabón central para la conexión con el resto de Europa. Por ello, expertos del sector privado y representantes de las Administraciones se reunieron en un foro en Bilbao organizado por EXPANSIÓN, y patrocinado por el Gobierno vasco y Osborne Clarke. En el encuentro, celebrado en la Torre Iberdrola, también colaboraron Bilbao Port y Transitia.
Una de las piezas clave en el eje Atlántico es la Y vasca “una obra que es una realidad irreversible”, destacó la consejera de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno vasco, Ana Oregi, que inauguró la jornada. La titular del departamento con competencias en el desarrollo de las infraestructuras del transporte destacó las bondades del ferrocarril como un medio “sostenible, fiable y rápido” para profundizar en el futuro de la red ferroviaria vasca.
Para Oregi, su puesta en marcha “tendrá un efecto multiplicador sobre la producción, la renta familiar y el empleo, que se extenderá por todo el tejido económico”. La red ferroviaria vasca conectará las tres capitales de la comunidad autónoma, lo que supondrá un nuevo sistema de comunicaciones y según subrayó Oregi “también enlazará Euskadi con Europa mediante nuestra integración en la red básica –Core Network de la TEN-T” (siglas en inglés de las Redes Transeuropeas de Transporte). La intervención de la consejera dio paso a las palabras del secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, quien se centró en el transporte de mercancías por el Corredor Atlántico. Para el representante del ministerio, “es importante incrementar el tráfico, que ahora solo soporta un millón de toneladas”. Y por eso, uno de los principales retos es resolver los problemas de la red en cuanto al ancho de vía para su adecuación a los parámetros de la Unión Europea.
Gómez-Pomar insistió en que el compromiso del Ministerio de Fomento con la red ferroviaria vasca de alta velocidad “es firme” y recordó el incremento del 31% en la asignación prevista en los presupuestos de 2016.
Tras las intervenciones institucionales, la jornada prosiguió con un debate moderado por Luis Castro, socio de Osborne Clarke. El director de Euskotren, Imanol Leza, recordó que la característica diferenciadora de la nueva red ferroviaria vasca “es su capacidad de absorber tráficos de mercancías y de viajeros”. A pesar de que el operador público vasco tiene experiencia en el transporte de personas, Leza admitió que se están recuperando operaciones en tráfico de mercancías en red métrica. Por su parte, el director general de Renfe Mercancías, Antonio Aguilar, admitió que el eje Atlántico “da respuesta a muchos problemas que actualmente tiene el transporte de mercancías por ferrocarril”, como el ancho de vía, la topografía o la electrificación.
Diagnóstico compartido
El diagnóstico de estos inconvenientes fue compartido por José Antonio Sebastián, director de seguridad en la circulación de Transitia, único operador privado cien por cien vasco, que apuntó también su preocupación “por que los tiempos en las infraestructuras vayan desacompasados en los países del corredor”.
El director de operaciones, comercial y logística del Puerto de Bilbao, Luis Gabiola, se felicitó por el crecimiento del uso del tren en las entradas y salidas de contenedores. Respecto a la posible competencia con el Corredor Mediterráneo, Gabiola no negó su existencia, pero también afirmó que “el tráfico es menos volátil en Bilbao que en Barcelona y Valencia”.
Sobre el creciente interés de fondos internacionales habló el director de Estructured Finance de BBVA, Íñigo Ezquerra. En este sentido, señaló que “el entorno ha cambiado para mejor y aunque las infraestructuras son muy cíclicas, tenemos una visión optimista. Aunque no hay tantos proyectos, viendo la demanda existente, la oferta terminará por adecuarse”.