• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Observatorio sectorial EXPANSIÓN-Natixis

El Observatorio sectorial 'Los activos alternativos y las carteras de fondos', organizado por EXPANSIÓN y Natixis, reunió a expertos para hablar de unos productos que cumplen una diversidad de funciones en las carteras de los inversores.

La mayor parte de las entidades que desarrollan como actividad la banca privada acogen con optimismo las particularidades de los activos alternativos, unos productos que cumplen una diversidad de funciones en las carteras de los inversores, tal y como se puso de manifiesto en el Observatorio sectorial Los activos alternativos y las carteras de fondos organizado por EXPANSIÓN y Natixis.
En líneas generales, los expertos profundizaron en las particularidades de unos activos que entre otras funciones ayudan a controlar la volatilidad y aportan descorrelación del mercado. En este sentido, Félix Sánchez, director de Inversiones Multimanager y de Clientes de Sabadell Inversión cita que además “se pueden encontrar niveles de apalancamiento superiores a la gestión tradicional”. Otro de los beneficios de los activos alternativos radica en su percepción de “palanca estratégica” tal y como asegura Juan Luis García, director de Análisis y Distribución de Producto de Andbank España. Mantiene que la gestión alternativa “permite cierta diferenciación, y junto a la digitalización, debería ayudar a posicionarnos de una forma diferente hacia el cliente”. Sin embargo, impera la necesidad de reconocer que “estas estrategias no son necesariamente positivas en cualquier entorno de mercado sino que al final es la habilidad del gestor lo que determina sus beneficios. No se pueden vender como un producto milagroso”, comenta Sophie del Campo, directora general de Natixis Global AM-Iberia Latam y US Offshore.
Por su parte, Enrique Pardo, director Investment Research de Allfunds Bank, añade que a los activos alternativos no siempre se les da un único significado, en el caso de su entidad se preocupan por categorizar –18 de 114 categorías se encuentran en alternativos– y sentencia que “para catalogar estrategias de inversión necesitamos especialización y un control activo del riesgo”.
Precisamente para construir una cartera duradera en el tiempo, el control del riesgo debe ir a la cabeza de la lista Este control es especialmente importante a la hora de afrontar la inversión en activos alternativos, productos que ofrecen una rentabilidad muy atractiva en comparación, por ejemplo, con su volatilidad media. Sin embargo, hay que conocer qué riesgos llevan aparejados. En esta línea, Pedro Más, Consejero Delegado de Santander Private Banking Gestión asegura que en un mundo de tipos de interés cero y manteniendo siempre el objetivo de preservar capital “estas estrategias son cada vez más necesarias pero hay que entender el riesgo y saber explicárselo a los clientes”.
Diferencias considerables  
Según el Grupo de Investigación y Consulta de Carteras de Natixis Global AM, por países se aprecian importantes diferencias en el porcentaje de las carteras que se destina a activos alternativos. En Reino Unido el peso en alternativos es de 16%, compuesto por activos inmobiliarios (9%) y fondos de retorno absoluto (7%). Otro ejemplo es Francia donde hay un sesgo a gestoras locales en retorno absoluto como DNCA, además incluyen un porcentaje importante en garantizados. Juan José González de Paz, consultor del organismo citado, señala que “en España de media encontramos en torno al 10% de alternativos en las carteras moderadas”.
¿Qué posibilidades de comercialización surgen? Dado que son productos con fuerte gestión de autor, a la hora de elegir un fondo es muy importante la transparencia y conocer bien su estrategia. En esta categoría, “las diferencias entre el fondo con mejor performance y el que peor evoluciona son abismales”, dice Cyril Freu, Deputy CIO-Head of Absolute Return Products de DNCA Finance. Además, agrega que no todas las estrategias funcionan igual de bien o tienen el mismo éxito: “una de las que sí lo hace es la long/short market neutral”, que sigue por ejemplo el fondo de inversión DNCA Invest Miuri. Sobre este aspecto, Alberto Calvo, director de patrimonios de BBVA España, centra la atención en el concepto de cartera: “Nosotros apostamos por evaluar los riesgos globales y no individuales de cada producto”. afirma.
Pensar en los clientes
Partiendo de la base de que las inversiones más sofisticadas dentro de los activos alternativos, como el private equity, suelen vincularse a clientes de más alto patrimonio, las nuevas normativas como AIMFD están abriendo el espectro y poniendo estas alternativas al alcance de un mayor número de clientes. Juan Luis García estima que “el cliente necesita escuchar cuestiones diferentes y son estos productos con esa capa de regulación los que están demandado”, y añade que “la liquidez es el freno”.
También es crucial comprender en qué tipo de activo se está invirtiendo. La labor pedagógica con el cliente es crítica. Un ejemplo de esto es la distinción entre fondos multi asset y de retorno absoluto. “Los multi assets permiten a los inversores delegar en el gestor las decisiones de cuándo entrar y salir de los diferentes mercados”, afirma Inmaculada Vadillo, directora de Análisis y Selección de activos de Bankia Banca Privada. Circunstancia que puede servir como forma positiva de acercarse a los alternativos.
A modo de conclusión, surge la necesidad de políticas de comunicación eficientes. Prestar atención a la mejor gestión del talento y tener profesionales “formados e informados”. El sector ha avanzado, pero queda mucho por hacer. “La única verdad desde el punto vista de la banca privada es aquello que entiende el cliente, lo que cumple sus expectativas y eso es lo más complicado”, dice Vadillo.