• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

La industria española mira hacia el futuro

El encuentro 'La Fábrica del Futuro: Reactivación de la Industria hacia la Competitividad Sostenible', organizado por EXPANSIÓN, tuvo como tema principal la digitalización en el sector de la industria.

​La cuarta revolución industrial ha llegado bajo el nombre de Industria 4.0. Un nuevo paradigma productivo donde el mundo físico y el digital se han fusionado en uno sólo y en el que las personas están llamadas a jugar un papel fundamental. Ésta fue una de las principales conclusiones a las que se llegó en el encuentro La Fábrica del Futuro: Reactivación de la Industria hacia la Competitividad Sostenible, organizado por el diario EXPANSIÓN, en colaboración con Sisteplant. “Hablamos de transformar nuestras organizaciones tomando como eje a la persona que, apoyándose en las TIC, pueda hacer un apalancamiento del conocimiento”, indicó Violeta Costa, directora de Márketing y Comunicación de Sisteplant, quien junto a Manuel del Pozo, director adjunto de EXPANSIÓN, se encargaron de inaugurar el foro.
La cuarta revolución industrial ha llegado bajo el nombre de Industria 4.0. La industria en España representa, en la actualidad, un 16,1% del Producto Interior Bruto (PIB). Una cifra muy por debajo del 40% del PIB que alcanzó el sector en la década de los ochenta y todavía lejos del objetivo del 20% que ha marcado la Comisión Europea para 2020. “Nuestra economía tiene un hándicap de principios. España y Europa tiene un problema de patentes y, además, el I+D se ha usado por las empresas para asegurar el corto”, destacó José María Borda, director general de Sisteplant, quien lamentó que España ocupe el puesto 19 del ránking de países más innovadores del continente. En esta línea, Borda instó a las compañías a “acometer el cambio de cultura cuanto antes” para no quedarse atrás en la feroz batalla por la competitividad que se libra en el campo de la manufactura avanzada en todo el mundo. “En el resto del mundo se está trabajando mucho más en este campo de lo que lo hacemos en España. Aquí hemos estado noqueados durante años. Tenemos que hacer mucho más porque cada empresa española que quiera ser competitiva tiene un álter ego en otro país que ya lleva años trabajando”, subrayó el director general de Sisteplant.
Por su parte, Manuel Conthe, presidente del Consejo Asesor de EXPANSIÓN, hizo referencia a la dualidad del sector industrial español que conjuga grandes compañías con un poblado ecosistema de pequeñas y medianas empresas. “España, en el sector industrial, es un país dual. Tenemos empresas punteras en el mundo y un microcosmos de pymes que no tienen capacidad de competir”, apuntó Conthe.
Esta transformación de la industria pasa, en opinión de los ponentes que conformaron la mesa de debate, por promover un cambio de cultura en las organizaciones y formar a los empleados para que se adapten cuanto antes al nuevo paradigma de trabajo hacia el que avanzan las factorías. “Se necesita un cambio en la función de la persona en la planta industrial. El trabajador de una fábrica actual es el de un profesional muy formado en manejar un proceso industrial y, para el futuro, necesitamos otro perfil que domine no sólo el proceso sino la tecnología que sustenta ese proceso”, señaló Alfonso Ganzabal, director de Innovación y Desarrollo de Negocio de Sisteplant. Una opinión compartida por Francesc Perarnau, director de I+D+i y Relaciones Institucionales de Gestamp, para quien “la propia tecnología va a ayudar a la formación de los trabajadores en la fábrica”. “Las personas se pueden formar en el día a día de los procesos productivos gracias a las nuevas tecnologías”, señaló Perarnau.
Otro de los puntos en los que coincidieron los participantes en el debate fue en el retraso digital que arrastra el sector industrial español, así como el europeo, en comparación con el de Estados Unidos o los países asiáticos. “Sólo un 1,7% de las empresas europeas se puede decir que se hayan digitalizado completamente y un 41% ni siquiera ha empezado el proceso. Las compañías tienen que decidir dónde quieren estar y qué quieren hacer”, subrayó Benigno Lacort, director general de Ametic. “Hay un cierto despiste en las empresas ya que venimos de cinco años de recesión. Ahora la tecnología está en la calle y no es la empresa la que tira de ella”, apuntó, por su parte, Miguel Ángel Rada, Product Planning Manager G10X de Gamesa.
La clausura del evento corrió a cargo de la secretaria general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa, Begoña Cristeto, quien valoró la situación que atraviesa la industria española y urgió a las empresas a aprovechar las oportunidades que brinda la nueva era digital. “Se están volviendo a repartir cartas. Las compañías vuelven a tener cuotas de oportunidad para ser mucho más competitivas en el corto plazo y sólo aquellas que están preparadas serán capaces de ganar esta carrera”, indicó Cristeto. En esta línea, la secretaria general de Industria puso de manifiesto el compromiso del Ejecutivo con el sector manufacturero y puso el foco sobre la mediana empresa que, a su juicio, es la que tendrá más complicado digitalizarse. “En este momento tenemos que prestar mucha atención sobre la mediana empresa que es la gran desatendida y que tiene un importante efecto tractor”, concluyó Cristeto.