• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Observatorio Cooperativas de Crédito

Según los expertos que participaron en el 'Observatorio Cooperativas de Crédito: Factor clave en el desarrollo socioeconómico regional', organizado por EXPANSIÓN, estas entidades han aguantado mejor la crisis.

La cercanía, el vínculo con el cliente y la distribución de sus aportaciones a muchos proyectos diferentes han permitido a las cooperativas de crédito capear mejor una crisis de la que hoy todavía estamos recuperándonos. “Hasta el momento las cooperativas de crédito no han necesitado ni un sólo euro público. La banca más de 50.000 millones de euros”, indicó Pedro García Romera, presidente de la UNACC, durante el Observatorio Cooperativas de Crédito: Factor clave en el desarrollo socioeconómico regional. Un evento organizado el 27 de noviembre en Toledo por el diario EXPANSIÓN, en colaboración con Caja Rural Castilla-La Mancha.
Prudencia
Antes de la crisis había entidades financieras cuyos beneficios anuales eran 12 veces mayores que los de las cooperativas de crédito. Las primeras ganaban en un solo mes lo mismo que las segundas en todo un año. Víctor Manuel Martín, director general de Caja Rural Castilla-La Mancha, señaló que “en la época de bonanza fuimos muy prudentes. Nos criticaron porque decían que no sabíamos ganar dinero”. En cambio, apunta que entidades como las cajas de ahorros, que parecía que se estaban haciendo “ricas”, han desaparecido en época de crisis.
No hay fórmula secreta. La clave, según Martín, está en anteponer el factor cercanía a la cuenta de resultados y en diversificar las aportaciones a proyectos.
“Somos una banca de mucho-poco. Preferimos participar en casi todos los proyectos de una forma modesta”, indica el director de la entidad. Así mitigan los riesgos a sabiendas de que los beneficios no serán tan grandes. Además a día de hoy han conseguido que la morosidad de sus clientes con la entidad se sitúe en el 3,29%. El consejero de Hacienda de Castilla-La Mancha lo llama “velocidad de crucero”. “Habéis tomado un ritmo acorde con la carretera que estabais atravesando y por eso no os habéis tragado ninguna curva”, afirma Juan Alfonso Ruiz Molina, consejero de Hacienda y Administraciones Públicas de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. “No hay accionistas que demanden dividendos, lo que permite desarrollarnos con prudencia”, apunta Pedro García.
Futuro
El futuro pasa ahora por la colaboración necesaria entre cooperativas de crédito y comunidades autónomas, para entre todos continuar con la recuperación económica. “Las cajas rurales fijan población en lugares que difícilmente hubieran subsistido. En el medio rural hay que estar a las duras y a las maduras”, apunta Víctor Manuel Martín. Algo muy importante en una zona como Castilla-La Mancha donde el sector primario, principal sustento de su población, ha sufrido en primera persona los azotes de la crisis. “Yo inicio la jugada” afirma Juan Alfonso Ruiz, “vosotros debéis rematarla con esas 372 oficinas”, subraya el Consejero dirigiéndose directamente al director de Caja Rural Castilla-La Mancha. “Crecer sí, pero crecer todos juntos”, sentencia Víctor Manuel Martín.
El factor humano como elemento diferenciador de las cooperativas es lo que más han destacado todos los ponentes. “A veces parece que queremos llegar al sólo quedará uno. Vamos comprimiendo el sector. Pero a los clientes, a las empresas, a los particulares hay que darles opciones y no acercarse a un oligopolio financiero. Hay que tener una visión general de lo que es el territorio y defender la eficiencia social”, afirma Víctor Manuel Martín.
Trato personal
“Somos economía social. Lo importante es conocer personalmente a los clientes, saber si tiene un tractor o dos y saber sus necesidades para solucionar los problemas”, añade Pedro García.
Los participantes han coincidido además en la importancia de eliminar trámites burocráticos y recuperar el cara a cara que a veces se pierde con los avances tecnológicos. “Es necesario establecer un plan de humanización en el sistema financiero”, afirmaba el Consejero de Hacienda. Poco a poco se han ido cerrando sucursales que alejan al cliente de las entendidas bancarias. Un problema, afirman los asistentes al observatorio, que no ocurre en el caso de las cooperativas de crédito que continúan aumentando sus puestos de trabajo y ya dan empleo a más de 20 mil personas en nuestro país. “Cuando abrimos una oficina llegamos con vocación de quedarnos. Cuando el mundo ha cerrado la Caja Rural se queda”, asegura Pedro García.
Además, preguntado por uno de los empresarios asistentes, el recientemente elegido Consejero de Hacienda y Administraciones Públicas de Castilla-La Mancha anunciaba la creación de un ente donde el empresario pueda realizar todos los trámites para iniciar un proyecto.
Dividido en inversión empresarial, incentivación, competitividad, internacionalización y financiación, pretende evitar problemas que en algunas ocasiones han hecho perder proyectos. A nivel regional aglutinaría, entre otros, a la dirección general de empresas o el instituto de finanzas.
El objetivo es “que el empresario salga de allí con todo lo que tiene que tener”, afirma Juan Alfonso Ruiz Molina.