• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

El turismo cierra el mejor año de la década

Las cadenas hoteleras que participaron en un foro organizado por EXPANSIÓN y KPMG coincidieron en que tras veranos como éste, es el momento de invertir en la rehabilitación y mejora de la planta del sector.

Los hoteleros están a punto de cerrar un año que han calificado como “excepcional”, “extraordinario” y “el mejor de la última década”. Los hoteles han mejorado en ocupación y en precio medio “a pesar de la creciente oferta ilegal” indican, una de las principales losas que pesa sobre el sector. Las cadenas que participaron en un foro organizado por EXPANSIÓN y KPMG coincidieron en que tras veranos como éste, es el momento de invertir en la rehabilitación y mejora de la planta hotelera, sin descuidar la promoción de los destinos, con el objetivo de elevar el nivel de los visitantes y seguir impulsando la desestacionalización.
Según datos de Exceltur, un 75% de las empresas del sector han incrementado sus ventas al cierre del tercer trimestre del año y un 71% mejorarán sus resultados. El pasado verano la caída del ingreso medio por turista revirtió en España, impulsada por el crecimiento del gasto en los hoteles de mayor categoría (cuatro y cinco estrellas), con un aumento de un 9,2%. Los países emisores de turistas que más crecieron fueron Estados Unidos (14,9%), Bélgica (14,3%), Francia (12,8%) y Reino Unido (11%), aunque también se registraron notables recuperaciones en los viajeros procedentes de mercados que, aunque con un menor peso en el conjunto global, también han aumentado, como Portugal (18,2%), Holanda (15,9%) e Italia (6,7%).
El director general del Gremio de Hoteles de Barcelona, Manel Casals, indicó que en la capital catalana el pasado verano se alcanzaron ocupaciones de alrededor del 90%, con precios similares a los del año anterior, “y todo ello a pesar de una problemática muy importante que es la competencia ilegal”. Casals se quejó de que la moratoria aplicada el pasado julio por la nueva alcaldesa, Ada Colau, “por el momento sólo ha servido para no dejar crecer a las cadenas hoteleras que están haciendo bien las cosas mientras los ilegales siguen proliferando”.
El fundador y presidente de la cadena Axel Hotels, Juan Julià, apoyó las declaraciones de Casals, recordando que las molestias que han causado algunos ocupantes de viviendas turísticas ha generado una polémica que “se ha dirigido hacia los hoteles cuando éstos no son los causantes”. “En los barrios donde se ha generado más controversia con los vecinos, como la Barceloneta o Gracia, apenas hay hoteles, se trata de viviendas de uso turístico”, apuntó. También quiso desmontar la teoría de que las viviendas de uso turístico, bajo el paraguas de economía colaborativa, ayudan a las familias con pocos ingresos. “Las cifras demuestran que el 80% de los propietarios que alquilan sus pisos a través de Airbnb tienen unos ingresos superiores a los 70.000 euros anuales y poseen más de dos viviendas”.
La presidenta de Sercotel Hoteles, Marisol Turró, también se mostró contraria a las actuaciones de Colau, que ha impedido el aterrizaje en Barcelona de la cadena Four Seasons. “Marcas como ésta son las que ayudan a vender Barcelona y generan puestos de trabajo; ahora, en el edificio que debía acoger un Four Seasons se harán pisos de lujo que apenas crearán empleo”.
Turró, que coincidió con el resto en que se ha cerrado un verano excelente puntualizó que “si ahora estamos al 90%, cuando se cierren los apartamentos ilegales se necesitarán más hoteles”.
En este sentido, el director general de Catalonia, Félix Navas, opinó que “pensar que en el siglo XXI se va a prohibir la economía colaborativa es no aceptar la realidad: lo que hay que hacer es legalizar estos negocios y exigir que cumplan todas las normativas”.
Momento de invertir
Tras un verano excelente, el sector debería aprovechar para invertir en rehabilitar y modernizar las instalaciones. El consejero delegado de Serhs, Jordi Bagó, recordó que el crecimiento de algunos países emisores, como Rusia, ha servido durante los últimos años para “tapar muchas de las vergüenzas del sector vacacional: en zonas como el Maresme y la Costa Brava, en Cataluña, los hoteles malviven pero el problema de la planta hotelera obsoleta pervive”.
El director de estudios e investigación de Exceltur, Oscar Perelli, coincidió en que “ahora que hay dinero en el bolsillo, hay que aprovechar para invertir”. Y recordó que “el mejor verano de la última década no se consigue sólo por hacer las cosas bien sino porque el petróleo se ha abaratado y por los conflictos geopolíticos de otros destinos, algo que no va a existir siempre”.
El socio responsable del sector turismo de KPMG en España, Tomás López de la Torre, indicó que “los hoteles han ganado rentabilidad en los últimos años, en parte porque la crisis ha obligado a gestionar mejor los costes; no obstante, aún hay líneas de la cuenta de pérdidas y ganancias en las que existe margen de mejora y quizás una de ellas sea la del gasto energético mediante la renovación de instalaciones, principalmente, climatización, calefacción y electricidad”. En este sentido, López de la Torre explicó que desde KPMG, se ha puesto en marcha una solución que combina el potencial ahorro en la factura de suministro energético con la financiación necesaria para acometer la renovación de las instalaciones.
Este plan no supone ningún coste para las cadenas hoteleras, ya que el desembolso lo realiza un fondo de inversión. El hotel se beneficia de un ahorro energético del 20% y el fondo tiene una rentabilidad superior al 7%.
El socio de KPMG responsable del sector turístico en Cataluña, Joan Manel Pla, añadió que “los hoteleros están dando el paso hacia la digitalización: tener un canal propio de reservas y potenciarlo debe traducirse en unos mayores ingresos, una mayor fidelización de los clientes y, probablemente, en una mayor rentabilidad”.