• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

La Reconstrucción del Sector Promotor

De cara a 2016, los ponentes del foro organizado por el diario económico de Unidad Editorial alertaron a las entidades bancarias sobre la política de concesión de crédito.

El mercado inmobiliario vuelve a respirar. Después de siete años de vacas flacas en los que encontrar financiación era casi misión imposible, la entrada de fondos de inversión internacionales y su alianza con promotoras locales ha revitalizado el sector. Prueba de ello es que en los nueve primeros meses de 2015, la compra de oficinas, activos comerciales y logísticos, hoteles y residencial alcanzó los 10.800 millones de euros, lo que supone un 57% más que en el mismo periodo del año anterior. Sobre todos estos temas debatieron los ponentes durante el observatorio 'La Reconstrucción del sector promotor en España', organizado por el diario EXPANSIÓN, en colaboración con CBRE España.  
Un evento que contó con la presencia de Heriberto Teruel, director de Corporate Finance de CBRE España; Julián Labarra, director de Corporate Finance de CBRE España; Ignacio Pareja, director general de Momentum Real Estate; Javier Ibáñez, socio y vicepresidente de Eversheds International; Pablo Gomendio, consejero de Grupo Inmobilario Gomendio; Miguel López, senior manager de Real Estate Spain; Brian Betel, managing partner de Activum SG Iberia Advisors, y Joaquín Ventero, director de Desarrollo Corporativo de Alquimaison.  
Desde que estallara la burbuja inmobiliaria, el grifo del crédito ha estado cerrado para constructoras y promotores. Una falta de financiación que, poco a poco, comienza a revertir gracias a la irrupción de los fondos de inversión y las Socimis que han compensado la caída del crédito bancario. “En la coyuntura actual hay un espacio muy importante para los fondos de inversión debido a la actitud conservadora de los bancos. Aprovechando este momento, en el que hay muchos promotores con buenos suelos y con conocimiento, tratamos de sacar provecho de ella”, destacó el representante del fondo Aquila Capital.  
“Yo dentro de los fondos diferenciaría entre los que vienen a aprovechar el buen momento de precio y el atractivo, que son un 80%, pero que no tienen una estrategia definida a largo plazo, y otro 20% que sí piensan quedarse para convertirse en los players del mercado en el futuro”, apuntó, por su parte, Javier Ibáñez. En este sentido, el director de Desarrollo Corporativo de Alquimaison recomendó “ser selectivos con los fondos, ya que algunos tienen una estrategia diferente al plazo que necesita el activo inmobiliario. Es decir, debemos evitar los fondos que entren de manera coyuntural”.  
En lo que respecta al papel de los bancos, los intervinientes alertaron de la política en materia de concesión de crédito de algunas entidades que, en su opinión, se podría asemejar a la que existía antes de la explosión de la burbuja. “Hay que procurar que el apalancamiento de las inversiones en el sector sea racional y la sensación en los últimos meses es que los bancos caminan hacia la irracionalidad. Es un cambio de políticas muy peligroso”, subrayó Ignacio Pareja.  
No obstante, en lo que coincidieron todos los participantes en el debate fue en que, una vez purgados los excesos de la burbuja, las entidades financieras volverán a jugar un papel relevante en el mercado inmobiliario nacional. “Los bancos desgraciadamente han sido sobrepasados por el mercado de capitales pero van a tener que volver a entrar en el negocio inmobiliario”, señaló Heriberto Teruel.  
Otra de las consecuencias de la llegada de los fondos de inversión es el alto nivel de cualificación que exigen a sus socios y que ha derivado en una saludable profesionalización del sector. Atrás quedaron los tiempos de la especulación inmobilaria y de los promotores en busca del pelotazo. “La buena noticia es que la fusión de fondos internacionales con promotores locales ha hecho que los que hoy están en el mercado sean muy buenos y muy profesionales”, indicó el director de Corporate Finance de CBRE España.  
La recuperación del mercado inmobiliario se está produciendo de forma muy desigual y, por el momento, se circunscribe a grandes ciudades como Madrid, Barcelona o Bilbao. Sin embargo, los expertos destacaron que en estas urbes las grandes operaciones comienzan a escasear mientras que están surgiendo oportunidades interesantes en otras localizaciones como capitales de provincia y localidades de costa. “Madrid y Barcelona tiene una presión compradora enorme y se están acabando los proyectos de cierto volumen”, subrayó el director general de Momentum Real Estate. “Vemos proyectos interesantes en prácticamente todos los lugares: A Coruña, Pamplona, Málaga, Bilbao…”, apuntó, por su parte, Brian Betel, del fondo Activum.  
De cara a 2016, los ponentes apostaron por una consolidación de la recuperación que dé estabilidad al sector y que garantice la sostenibilidad del negocio en el medio plazo. Además, restaron importancia al impacto que puedan tener las próximas elecciones generales y dejaron en manos de la banca, y en la medida en la que esta abra el crédito, la evolución a futuro del sector. “El próximo año se va a encarar con más seguridad y estabilidad, una vez que se resuelvan las incógnitas políticas”, destacó Pablo Gomendio. “Aunque la evolución del sector va a depender de la medida en que se abran los bancos”, concluyó.