• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Cosecha del 92

La patinadora madrileña Sara Hurtado es la última deportista financiada por la plataforma 'on line' Patrocínalos!, apoyada por el diario MARCA, y que selecciona los mejores talentos a nivel nacional.

“Clase. Raza. Personalidad. Fuerza. Energía. Mira de frente. Ganó terreno. Creó su propia marca”. Son las palabras de  José Moro, presidente de las Bodegas Emilio Moro, al referirse a Malleolus, uno de sus vinos. No es de extrañar que sea  el preferido de Sara Hurtado (Madrid, 1992). A ella también se la define con esas palabras. Cosecha del 92, la patinadora madrileña nació el año de la explosión del deporte español en los Juegos de Barcelona y del bronce olímpico de Blanca Fernández-Ochoa.    
El diario MARCA colabora con Patrocínalos, la primera red de patrocinio on line deportivo para empresas, negocios y particulares. Patrocínalos! selecciona las mejores ideas de carácter deportivo, como eventos olímpicos, búsqueda de nuevos talentos, acciones solidarias o retos de competeción, entre otros, con la intención de conseguir financiación a través de pequeñas aportaciones.  
Con el respaldo de Bodegas Moro, Hurtado afronta un nuevo reto en su carrera. Es una constante en su vida. Siempre en continuo movimiento dentro y fuera de la pista. “Odio estancarme. No hay nada más gratificante que el sentimiento de superación”, afirma. Como cuando, en la última oportunidad, logró el billete olímpico para Sochi.    
Semejante filosofía vital da sentido a la decisión de romper con Adrián Díaz. Con él alcanzó el cenit. Se convirtieron en la primera pareja española de danza en unos Juegos. En octubre pusieron fin a siete años juntos sobre el hielo. Poco después comenzó la búsqueda de otra pareja para crecer deportivamente. Había que mirar fuera de nuestras fronteras para hallar un patinador del nivel de Sara. Los candidatos deberían estar dispuestos a cambiar de nacionalidad. “Yo quiero patinar por España”, afirma Hurtado. Han sido meses de contactos entre federaciones. Ofertas han llegado, pero todavía ninguna se ha materializado. Sara es optimista: “Espero tener buenas noticias lo antes posible”.  
Mientras cristaliza el proceso de selección, Hurtado ha asumido que toca ver el Europeo —fue quinta con Adrián en 2015— desde casa. Peor lo pasó en el último Campeonato de España . Acudió de espectadora. “Era una sensación extraña. Me decía a mí misma: ‘Y yo, ¿cuándo caliento?”, comenta.  A los 8 años se enamoró perdidamente del patinaje sobre hielo. Fue un flechazo. En casa habían apostado por las actividades extraescolares. Tocó el violín, jugó al tenis y dio clases de vela en verano. Su madre la apuntó en la recién abierta escuela de patinaje de Majadahonda. Quedó prendada de la sensación de deslizarse e interactuar con la música.   
Compartió tardes de patinaje con Javier Fernández. “Es como mi hermano”, apunta al tiempo que destaca la principal cualidad del campeón del mundo: “Patina por ilusión, como cuando empezó. En otros deportistas, cuando tienen éxito, cambian las razones por las que compiten. Pesa más el dinero, la fama y los premios que la pasión por el deporte”. El patinaje es el deporte perfecto para Sara por su componente creativo: “Es  un arte. Al patinar me gusta contar una historia a través de la música”.   
Acumula “tropecientas” canciones para futuras coreografías. Aunque costó encontrar la idónea para cuadrar el Surviving Picasso de los Juegos de Olímpicos Pasó muchas noches en vela, de búsqueda por Internet. Un día, a las tres de la madrugada, se topó con Requiem, de Estrella Morente.  Sara recibió un SMS tras patinar en Sochi: “Muchas gracias”. Remitente: Estrella Morente. La melodía era especial para la cantaora. Michael Nyman, el compositor, le pidió que la dotara de letra. Estrella se inspiró en el poema 'Tras un amoroso lance', de San Juan de la Cruz. “Ahora tú has cerrado el círculo”, le dijo Morente a Sara. Primero fue la música, más tarde la palabra y, por último, llegó la coreografía. “Ese mensaje fue la muestra de que habíamos hecho un buen trabajo”. Hurtado ya ha perfilado la música de su próximo ejercicio. La guarda en secreto hasta comprobar cómo encaja con su futura pareja.
Mira con optimismo a 2017. Para más adelante, le aguarda su otra pasión: el periodismo. “Quiero  dar voz a los deportes minoritarios, me gusta comunicar, tener algo que decir, llegar al corazón de la gente”, confiesa. Quiere entrevistar a Nadal y a Gisela Pulido e informar de que Javier Fernández gana el Mundial. Mientras muestra públicamente su agradecimiento para los que, en este tiempo alejada de la competición, están a su lado, cuando más lo necesita. “Es un motivo más para seguir y superarte”. Hurtado lo hará. Como siempre.  
El objetivo de Patrocínalos! es dar soporte económico a proyectos que cuenten con un alto potencial profesional -pero con recursos limitados- y deportistas que puedan demostrar su talento a medio y largo plazo, prestando una especial atención a las competiciones paralímpicas. Para no olvidar el componente solidario, el 5% de cada apoyo voluntario es donado a diferentes ONG.​