• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Premios al Éxito Empresarial en Cádiz

La revista ACTUALIDAD ECONÓMICA, en colaboración con Bankia, galardona la trayectoria de los máximos emprendedores de la provincia andaluza.

​La revista ACTUALIDAD ECONÓMICA, con el apoyo de Bankia, otorgó este jueves sus Premios al Éxito Empresarial en Cádiz, en un acto que ha contado con la presencia de Antonio Sanz, delegado del Gobierno en Andalucía.  
 
La economía gaditana –la primera en Andalucía y la quinta de España en lo que se refiere a exportaciones- afronta 2016 con el foco centrado en el desarrollo de la llamada Iniciativa Territorial Integrada (ITI). Su objetivo contempla la puesta en marcha de planes que frenen el desempleo y dinamicen el modelo productivo de la región de cara a las próximas décadas.  
 
Durante su intervención, el director de ACTUALIDAD ECONÓMICA, Miguel Ángel Belloso, ha destacado el “honor y verdadero placer” de entregar estos premios por primera vez en Cádiz. Belloso ha alertado sobre el riesgo de grandes cambios en las políticas económicas y ha afirmado que hay que creer en que “los empresarios son el motor de la pirámide social, que la búsqueda del beneficio es el combustible que alimenta la prosperidad general”,  y también que el altruismo, el voluntario, el que implica coste personal, el que está libre de la coacción del Estado, es la fuerza que da cohesión a un país”.  
 
Por ello, el director ha incidido en la necesidad de “reinstaurar la figura del empresario, injustamente dañada al hilo de los casos de corrupción, ya que es esencial para el progreso de la sociedad”. Y ha justificado esta idea en que el empresario “es el que empeña su patrimonio en pos de un futuro incierto, el que pelea en muchas ocasiones contra la adversidad, pero el que se levanta cada mañana con el afán de servir a los ciudadanos”.  
 
El Premio a Mejor Empresario recayó en Tomás e Ignacio Osborne, presidente y consejero delegado respectivamente de la firma que lleva su nombre. Desde que en 1772 Thomas Osborne desembarcara en El Puerto de Santa María con el objetivo de exportar el brandy español, la diversificación ha sido la clave del éxito de la compañía, que comercializa y distribuye un gran número de bebidas e incluso se ha adentrado en el terreno gastronómico. Con una plantilla de 850 trabajadores, la empresa ha conseguido facturar más de 250 millones de euros y exportar  a más de 50 países.  
 
Acerinox, por su parte, se alzó con el galardón a la Mejor Trayectoria Empresarial. El gigante del acero inoxidable es la segunda compañía andaluza que más vende en el exterior –tras la petroquímica Cepsa- y emplea a 2.600 trabajadores directos y 4.100 indirectos. Desde el año 2007, la firma ha destinado 300 millones de euros a mejoras en su planta de Cádiz, donde trasladó en 2014 su sede social europea en un gesto simbólico.  
 
El Premio a la Mejor Iniciativa Empresarial fue para Cepsa, un referente en Cádiz desde hace medio siglo y que logró facturar 26.177 millones de euros en 2014. Con más de 1.500 trabajadores y tres centros ubicados en la provincia andaluza, la petroquímica ha contribuido poderosamente a la reindustrialización de la comarca de Campo de Gibraltar y ha invertido para contar con instalaciones modernas y competitivas. Entre los proyectos recientes más destacados sobresalen sus esfuerzos para mejorar la eficiencia y producir un mayor volumen de componentes utilizados en la mezcla de gasolinas.  
 
Por su parte, el Puente de la Constitución de 1812 –inaugurado el pasado mes de septiembre- recibió el galardón a la Mejor Iniciativa Pública. Planteado como una solución a la congestión de tráfico y los problemas de accesibilidad, la obra ha acaparado un presupuesto de 510 millones de euros y ocho años de trabajo. Con una longitud total de tres kilómetros, se trata del primer viaducto en España con esta extensión y el tercero de Europa, después del de Normandía (Francia) y el del Golfo de Corinto (Grecia).  
 
El Premio a la Innovación fue para Ingemation Ingeniería, una firma que nació en la Zona Franca de Cádiz en 2010 y que realiza trabajos para grandes clientes de los sectores naval, energético y de telecomunicaciones. Con una facturación de 1,5 millones de euros, la compañía invierte casi el 10% de las ventas anuales en actividades de innovación e investigación, un esfuerzo que le ha valido el reconocimiento a nivel internacional, en países como Irán, Argelia, Siria y Brasil.   El jurado reconoció asimismo la labor del grupo Bionaturis, todo un referente internacional en el desarrollo de medicamentos biológicos. Con sede en Jerez, este consorcio pretende acercar los últimos avances de la  biomedicina al mayor número posible de usuarios, fabricando tratamientos sofisticados para la salud humana y animal utilizando, por ejemplo, larvas de mariposa como reactor natural. Formado por tres sociedades, Bionaturis cuenta con dos sedes físicas en España, una en Estados Unidos y próximamente abrirá otra en China, donde operará para el mercado asiático.  
 
La Asociación de Empresas de Complementos de Moda y Piel de Ubrique (Empiel), con más de tres décadas a sus espaldas defendiendo la labor de los artesanos de la zona,  recogió el galardón a la Mejor Estrategia Internacional. Desde esta localidad gaditana, donde se concentra el 70% de las empresas de piel de España, han conseguido derribar fronteras y convertirse en fabricantes de algunas de las grandes firmas de moda a nivel internacional. Del exterior procede precisamente el 80% de los ingresos anuales del sector, que en 2014 ascendieron a 700 millones de euros solamente en Ubrique.  
 
Por último, el jurado quiso reconocer a la Asociación de Grandes Industrias del Campo de Gibraltar (AGI) con el Premio a la Creación de Empleo. Con sus 16.700 trabajadores, entre puestos directos, auxiliares e inducidos, el número de trabajadores creció un 3% en 2014. AGI es el principal núcleo industrial de Andalucía, con unos ingresos acumulados por parte de sus asociados de 11.777 millones de euros en 2014, y con el firme objetivo de ofrecer puestos de calidad –con un 98% de contratos indefinidos- e importantes recursos para la formación, tanto técnica como en los campos de seguridad y ambiental.