• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Telecienciario todos los viernes

La web de EL MUNDO estrena un nuevo espacio en clave de humor con temática científica, de la mano de cómicos como Javier Santaolalla y Santi García, eruditos de las matemáticas y la física.

«Si metes El Intermedio, El Mundo Today y Barrio Sésamo en una coctelera y lo mezclas todo, te sale el Telecienciario.Vamos a contar las noticias científicas de otra manera, con mucho cachondeo». Así define Santi García el nuevo espacio de divulgación que se estrena mañana en la web de EL MUNDO, junto con su compañero Javier Santaolalla. Ambos son científicos (García es matemático y Santaolalla es físico), pero desde 2013 también forman parte de Big Van, un grupo de jóvenes investigadores que se lanzaron a la aventura de montar espectáculos cómicos para divulgar el conocimiento científico a todos los públicos.

Tras el éxito de I LOL Ciencia, una serie de sketch cómicos que se publicaron el año pasado en la web de EL MUNDO, ahora estos dos humoristas científicos y otros colaboradores del grupo Big Van se han embarcado en un experimento nunca visto hasta ahora en nuestras pantallas: un informativo paródico de ciencia. «Vamos a intentar darle chispa a los noticias científicas, contándolas con un poquito de salsa, y así, además de que la gente aprenda sobre lo que está pasando en el mundo de la investigación, lo pase bien», explica Santaolalla, ex investigador del Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN) en Ginebra, donde se detectó el bosón de Higgs.

El proyecto de Big Van nació cuando varios jóvenes investigadores se conocieron en el concurso de monólogos científicos Famelab, y decidieron unirse para divulgar a través de la risa. «Está científicamente demostrado (o al menos eso da mucha credibilidad cuando uno lo dice), que cuando te ríes, aprendes más. Yo cuando me reía con mi profesor de matemáticas, se me quedaba todo perfectamente en la cabeza», concluye García. No se lo pierdan.