• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

El camino hacia la gestión inteligente del agua

EXPANSIÓN ha organizado, en colaboración con Acciona Agua, la jornada 'Gestión del agua en las ciudades inteligentes', en la que Aguas de Burgos ha presentado un sistema inteligente de control de la red de suministro.

 

​Burgos ha sido la ciudad elegida por Acciona Agua para implantar un sistema inteligente de gestión de la red de suministro de agua, en el marco de la investigación europea SmartWater4Europe. La presentación de esta iniciativa fue el eje central de la jornada organizada por EXPANSIÓN y Acciona Agua, en la que también se profundizó en los retos del abastecimiento y la integración de las tecnologías en este servicio.​



El proyecto Swing (Smart Water Innovation Network in the city of Burgos) parte del acuerdo entre Acciona Agua y la concesionaria del servicio de abastecimiento Aguas de Burgos. "Es una colaboración público-privada donde las firmas innovan y la Administración presta servicios con calidad y eficiencia", destacó Carolina Blasco, presidenta de Aguas de Burgos. La también teniente de alcalde del ayuntamiento fue la encargada de abrir esta jornada, en la quedó demostrado que la ciudad burgalesa está siendo pionera en incorporar el proyecto de smart city al suministro de agua. "Estamos en la senda de un futuro que es la ciudad azul, aquella que trabaja por el desarrollo ecosostenible conectando tecnología y eficiencia", insistió Blasco.



Sustitución de contadores

 
La red de agua inteligente que se va a implementar en Burgos plantea cuatro retos fundamentales: "El control de calidad del agua, la detección y localización temprana de fugas, la reducción del consumo energético y la mejora de la interacción con los usuarios". Así lo confirmó la responsable de Gestión de la Innovación de Acciona Agua, Ana Jiménez. Para llevarlos a cabo, la compañía de infraestructuras ha desplegado una red de sensores que, además de advertir anomalías en la red, permitirá un aprovechamiento de los recursos. Asimismo, Acciona Agua sustituirá 1.500 contadores analógicos por otros tantos inteligentes y potenciará la comunicación con los ciudadanos a través de las redes sociales. "El propósito es anticiparse, poder realizar un mantenimiento preventivo de la red, dar un mejor servicio e influir en los hábitos de consumo", señaló Ana Jiménez.



De hecho, la responsable de Gestión de la Innovación, cuantificó algunos de los objetivos: "Además de una calidad máxima de agua, el sistema de gestión inteligente prevé una reducción de fugas entre el 5% y el 15% y, respecto al consumo, una disminución de en torno al 20%".



Las tecnologías de la información y la comunicación, a través de una plataforma Business Intelligence, son la base del proyecto Swing. Y es aquí donde juega un papel clave Arson. El responsable comercial y técnico de esta firma de telecomunicaciones, Jorge Manrique, recordó que tan fundamental es generar datos como hacer un uso correcto de ellos. Por ello, la colaboración entre la empresa concesionaria del servicio y un socio tecnológico se traduce en la optimización de recursos para mejorar el servicio. "La gestión y el análisis de la información permiten generar perfiles de consumo, detectar fugas, fraudes o vandalismo, en tiempo real", señaló Manrique.



Oportunidad de innovar

 
En este sentido, el gerente de Aguas de Burgos, Juan Antonio de Miguel, calificó de paradoja "que sigamos teniendo que ir casa por casa para tener esta información". Por ello, la empresa pública ha depositado toda su confianza en este sistema de gestión inteligente. "El cliente tiene derecho a exigir un servicio de calidad y es importante conocer al instante cualquier tipo de anomalía". Si bien De Miguel reconoció que "este proyecto no es sólo una obtención de datos de consumo sino que debemos buscar la excelencia en nuestra relación con el cliente". El hecho de que Burgos sea una de las ciudades elegidas es además una "magnífica oportunidad de innovar, crear nuevas ilusiones e implantar nuevas vías de funcionamiento", admitió De Miguel.



Esta misma idea trasladó el fundador y director de Iagua, el medio de información del sector, Alejandro Maceira. "La tecnología es un medio para llegar al concepto de smart city", indicó. "Por ello, una red de agua inteligente tiene que tender a la eficiencia y satisfacer la demanda, con la mayor garantía de calidad y mínimo coste", declaró. Además, Maceira recordó también que las bondades del sistema de abastecimiento de ​agua en España están amenazas "por la dramática caída de la inversión pública".



Para el director del Ciclo del Agua del Acciona Agua, Manuel Navarro, en España "se ha dado un buen servicio a un precio muy bajo y esto no es sostenible". Navarro ofreció en la jornada datos comparativos de otros países europeos para llegar a la conclusión de que, aunque el futuro del sector se presenta complicado, proyectos como Swing son un claro ejemplo de integración, internacionalización e innovación.



Para el directivo de Acciona Agua, este proyecto es esencial para el futuro de Burgos, pero también para la compañía que representa. "Los concursos públicos ya demandan tecnologías como la telelectura, y si no adquieres la experiencia el mercado te excluye", dijo.



Es una colaboración público-privada: las firmas innovan y la Administración da servicios eficientes.