• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

La economía digital en el foro Iberoamérica

EXPANSIÓN celebra en la Fundación Telefónica de Madrid un coloquio para tratar el tema de las inversiones en revolución digital y las oportunidades que estas representan para Latinoamérica.

En apenas seis meses se celebrará en Cartagena de Indias (Colombia) la XXV Cumbre Iberoamericana. Los jefes de Estado y de Gobierno debatirán, principalmente, sobre el papel de la juventud y el emprendimiento en la sociedad iberoamericana, con el foco puesto, también, en la revolución digital y las oportunidades que esta transición representa para los países de América Latina.

De todo ello se habló en el último foro Iberoamérica Empresarial, organizado por EXPANSIÓN y celebrado en el espacio de la Fundación Telefónica en Madrid con la colaboración de Telefónica y la Secretaría General Iberoamericana y el patrocinio de Ontier, Kreab y Goya.

“La economía digital es la gran oportunidad de América Latina para salir de la crisis”, aseguró Carlos López Blanco, director general de Asuntos Públicos y Regulación de Telefónica, en su discurs​o de apertura del foro. El ejecutivo explicó que la multinacional no está en absoluto preocupada por la desaceleración que están sufriendo los principales países de la región con Brasil a la cabeza: “Nunca América Latina ha afrontado una crisis en mejores circunstancias; hay una clase media exigente que es un gran colchón para las situaciones de crisis”, explicó.

López Blanco aseguró también que la región cuenta con dos factores principales que la convierten en un enclave de enormes oportunidades para la economía digital: “magníficas infraestructuras en telecomunicaciones y una generación joven y formada”.

La juventud será, precisamente, uno de los asuntos clave de la próxima cumbre iberoamericana. Y sobre el papel y los retos de los jóvenes de la región debatieron durante la primera parte del encuentro la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan y el nuevo embajador de Argentina en España, Federico Ramón Puerta. Grynspan se mostró optimista de cara al futuro próximo de la región. “Hay desaceleración, pero no una crisis generalizada”, subrayó, para insistir acto seguido en el relevante papel que los jóvenes latinoamericanos están destinados a jugar a medio y largo plazo. “Un tercio de la población latinoamericana tiene entre 15 y 29 años y está mejor preparada que nunca, porque dos tercios de los universitarios son los primeros de su familia que han podido acceder a estudios de grado superior”, recalcó la secretaria general iberoamericana. El embajador argentino, por su parte, explicó que el Gobierno de Mauricio Macri (al que representa) está trabajando para recuperar la confianza de los inversores en Argentina y se lamentó de que los anteriores ejecutivos kirchneristas no supieran aprovechar mejor las fuertes inversiones españolas, que tocaron techo entre los años 1992 y 2012.

La segunda parte del foro estuvo dedicada a las inversiones estratégicas en Iberoamérica, donde se analizó el papel y el recorrido de la inversión privada en la región, sobre todo por parte de las compañías españolas. Trinidad Jiménez, directora de Estrategia Global de Asuntos Públicos de Telefónica, hizo hincapié en el alto “nivel de desarrollo y acceso a los servicios digitales” de la clase media latinoamericana, que incluye a 200 millones de personas; ellos configuran una “gran oportunidad” para la economía digital, insistió. Desde Acciona, Guillermo López Cediel, director de Desarrollo de Negocio para Latinoamérica, explicó que tanto su compañía como otras muchas grandes empresas españolas están en el mercado latinoamericano con vocación de largo plazo: “nuestro objetivo es ser locales”, recalcó. En esa misma línea, Ana Gazarian, directora Ejecutiva de EMS, insistió en la idea de que Latinoamérica es un “mercado local” para las empresa españolas, mientras que Ana Plaza, secretaria general de CEOE, subrayó el papel de los encuentros empresariales que se llevan a cabo en el seno de la CEIB (Consejo de Empresarios Iberoamericanos) en los días previos a las cumbres iberoamericanas.   ​