• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Perú construirá viviendas para su clase media

EXPANSIÓN organiza el encuentro Iberoamérica Empresarial sobre el país suramericano, una nación con oportunidades de inversión en el sector de la construcción e inmobiliario.

Perú necesita construir nuevas viviendas para su creciente y pujante clase media, que supone ya un 60% de la población total del país. Según datos de Capeco (Cámara Peruana de Construcción), ahora mismo hay un déficit de 1,9 millones de viviendas en Perú. Entre 2002 y 2011, el sector inmobiliario creció a un ritmo del 24% anual; sin embargo, en los dos últimos años se ha estancado, aunque no por falta de demanda, sino a causa de que los bancos han endurecido sus exigencias para otorgar créditos hipotecarios.

 
"Se quería evitar una burbuja que no existe", aseguró Elías Plaza, director de Asuntos Internacionales de Capeco durante el último encuentro Iberoamérica Empresarial, organizado por EXPANSIÓN, con el patrocinio de Ontier, Goya y Kreab y la colaboración de Capeco, la embajada de Perú, y el IE Business School. Como prueba de que la demanda inmobiliaria sigue manteniéndose, Plaza explicó que  "aunque la oferta ha bajado un 51%, los precios de la vivienda apenas se han contraído un 1%, mientras que los alquileres incluso han subido".

 
La demanda en el sector de la construcción no alcanza sólo a la vivienda, sino también a oficinas y centro comerciales. Desde 2000, se han construido una media de cuatro nuevos centros cada año y la demanda sigue en pié, sobre todo fuera de Lima, en las capitales de provincia, donde la denominada cultura del centro comercial ha llegado algo más tarde.

 
En Lima, se han puesto en marcha dos proyectos inmobiliarios de enorme calado, con el objetivo de extender la metrópoli tanto hacia el norte como hacia el sur. El proyecto Lima Norte, incluye la construcción de 160.000 viviendas y 1.500 hectáreas de áreas verdes; Lima Sur tiene previsto habilitar 120.000 viviendas más.

 
Andrés de Arriaga, presidente del Grupo Arrivelo, presente en Perú desde 2003, insistió en la idea de que "no hay crisis inmobiliaria" en el país y aseguró que "se ha producido un aumento del consumo brutal", aunque también recalcó la idea de que las mejores oportunidades no están en Lima, sino "en provincias ".

 

 
Turismo vacacional

 
De Arriaga explicó también que una de las zonas con más proyección para las inversiones es actualmente Paracas, donde hay "325 días de sol al año". La nueva clase media peruana demanda zonas de vacaciones y segundas residencias. "Perú necesita un Lanzarote y un Tenerife porque todavía no lo tiene", subrayó el presidente del Grupo Arrivelo. La demanda se ha incrementado tanto en esta zona durante los últimos tiempos, que pasar una noche en un hotel de tres estrellas puede llegar a costar 170 dólares –148 euros–. Hay que tener en cuenta, que la renta per cápita del país es de 7.136 dólares anuales –6.249 euros–.

 
Desde un punto de vista puramente macroeconómico, Bernardo Muñoz, consejero económico y comercial de la Embajada de Perú desgranó las principales cifras  del país, que este año crecerá  un 3,7% para despegar en 2017 hasta el 4,1%, según las últimas previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI). Muñoz destacó los fuertes lazos comerciales que unen a España y Perú. "Oficialmente hay cerca de 360 empresas españolas ubicadas en Perú en la actualidad, aunque extraoficialmente, esa cifra podría ser el doble", aseguró. En estos momentos, las empresas españolas manejan proyectos públicos en el país por valor de 8.000 millones de dólares.

 
Buena parte de esos proyectos son de infraestructuras. Y no es casualidad, porque "Perú tiene un déficit de infraestructuras que alcanza los 100.000 millones de dólares", según relató Muñoz. En el encuentro, morado por Eugenio Martínez, socio director de Kreab, también participó Jaime Díaz de Bustamante, socio de Ontier, que insistió en la necesidad de entrar en Perú de la mano de un socio local que c​onozca la realidad del país.

 
El próximo 5 de junio se celebrará en Perú la segunda vuelta de las elecciones presidenciales que enfrentará a Keiko Fujimori y a Pablo Kuczynski. Ninguno de los dos candidatos plantea cambios sustanciales en el ecosistema económico del país, por lo que, a pesar del cambio de Gobierno, las empresas españolas no deben temer por una eventual inestabilidad económica, política o jurídica, según aseguró Bernardo Muñoz, consejero económico y comercial de la embajada de Perú en España. Explicó también que el actual presidente, Ollanta Humala, abandonará el cargo en julio, tras dos legislaturas, dejando las cuentas del país saneadas. El Estado tiene actualmente en caja una suma que triplica la deuda externa del país. ​