• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Digitalización: palanca de cambio en el negocio

EXPANSIÓN organiza, junto al Grupo BBVA en Cataluña, una jornada para debatir sobre la transformación 2.0 como una variación de cultura empresarial necesaria a través de la tecnología.

Siete chavales jóvenes sentados en un banco, todos con smartphone en mano, chateando entre ellos a través del móvil. Esta imagen impactó a Enrique Blanco, director de operaciones de Telefónica, y le hizo darse cuenta de que "el cliente se transforma: es digital".

"A veces cuesta lo de la digitalización pero queremos serlo por una simple razón: nuestros clientes son digitales", afirmó Blanco en la jornada La digitalización: una oportunidad para el crecimiento de la empresa en Sabadell, que se celebró en abril en el marco del ciclo de encuentros EXPANSIÓN - Grupo BBVA en Cataluña.

El ejecutivo de Telefónica fue claro a la hora de afirmar que "necesitamos la tecnología para dar servicio a nuestros clientes". A su juicio, se trata de tecnología que tenemos que gestionar de manera sencilla. El cliente digital exige ubicuidad, velocidad, capacidad, latencia, disponibilidad, co​ntinuidad y flexibilidad, argumentó.

"El 80% de los datos de casa del cliente salen a través del WiFi, el tráfico y el modelo de negocio han evolucionado de forma radical", declaró Blanco. Por eso, el tráfico se dispara y crece mes a mes. "Ahora se usan 10 gigas por cliente, mientras hace diez años eso era lo que tenía un banco o una empresa", dijo el directivo de Telefónica. El servicio que damos ahora a un banco no se parece en absoluto al que dábamos hace unos años al mismo banco, dijo.

En su opinión, "esto no se puede gestionar pensando igual, las redes se van a multiplicar por veinte". Además del esfuerzo para gestionar este crecimiento, Blanco consideró que "el nuevo entorno nos exige aún más: los nuevos servicios presionan a nuestras redes". Por ejemplo, Telefónica tiene antenas repartidas en 120.000 lugares distintos.

Blanco dijo que los clientes cuando acuden a la compañía de telecomunicaciones compran WiFi y conectividad. "La voz no existe, ya nos da igual", sostuvo el directivo, que piensa que "la vida digital es continua y la tecnología nos da la posibilidad de dar un servicio continuo". El cliente puede ver la televisión cuando quiere y si no le gusta lo que hacen, pasa, defendió Blanco. Para el directivo, "empezaron así los chavales, ahora somos todos".

Así, las empresas necesitamos capacidad para multiplicar nuestros servicios y datos, según Blanco. "Tenemos una vida digital muy intensa, solo hay que pensar en cuántos dispositivos utilizamos al día", planteó el ponente.

Un dato a tener en cuenta es el auge del Internet de las Cosas con el que se prevé que en 2020 habrá unas 20.000 millones de cosas conectadas a la Red. "Las redes y los negocios van a tener que estar preparados para eso", avisó Blanco antes de recordar que "la digitalización no es una moda". "Tener capacidad para soportar la digitalización, los datos, los servicios, etc; es uno de los retos más importantes para las operadoras, pero también una gran oportunidad para crecer", concluyó el directivo.


A debate entre empresas

Para Christian Terribas, director territorial de BBVA en Cataluña, "la digitalización es una revolución". "Quizá la diferencia con otras es la gran velocidad de cambio y que es una necesidad para la supervivencia de las empresas", declaró Terribas.

"La digitalización no es solo un cambio tecnológico, sino que es un cambio cultural", opinó Francesc Alsina, vicepresidente de innovación y estrategia de Phibo. Para Alsina la ciencia avanzará mucho con la digitalización. Por ejemplo, en el poder compartir conocimientos desde distintos puntos del mundo.

El sector del agua y las piscinas es muy tradicional, pero según Eva Boluda, directora de márketing digital de Fluidra, "la cultura y los planes estratégicos han encontrado en la digitalización a un aliado, que ha ayudado a unificar los procesos y reducir los costes de la empresa".

Fluidra ha desarrollado una plataforma de gestión inteligente de rehabilitación de la piscina que ha supuesto un avance, según la directiva. "Antes tenía que ir un operario y a través de prueba y error varias veces descubría qué pasaba con la piscina", dijo.

Otro ejemplo es cuando el cliente se va a la Costa Brava el fin de semana y desde una plataforma se puede programar que cuando llegue la luz de la piscina esté encendida y el agua a la temperatura deseada. "Hemos pasado de vender productos y soluciones a vender un servicio", puntualizó Boluda.

"Lo más importante para liderar el cambio digital son la tecnología y las personas, el talento que lo hace posible", afirmó Manel Jadraque, consejero delegado de Talent Republic. Desde la firma han detectado que "entre el 15% y el 20% de los primeros ejecutivos son muy entendidos en digitalización, otro 20% lo son bastante y el resto nada", alertó Jadraque, quien recomendó a las empresas "empezar a trabajar con una start up" para empaparse de su cultura emprendedora y digital. "Depende de las empresas lo que se mejore en digitalización, hay que dedicarle un tiempo", declaró.

"Va a haber un cambio importante en la educación hacia un aprendizaje continuo", manifestó Owaldo Lorenzo, profesor de Deusto Business School. El docente, que señaló el big data y el Internet de las Cosas como las tendencias del futuro, dijo que "este cambio ya ha empezado pero es un proceso muy lento".

En España se invierte solo el 2% de la facturación en digitalización, calcula Jadraque. Un dato que contrasta con los más de 7.000 millones que destinó Amazon a I+D.

Para Alsina, no se trata de "cuánto inviertes sino en qué inviertes". "El fin es el mismo, el tema es llegar con la tecnología al mismo lugar pero mejores condiciones y mejor servicio y calidad", agregó.

En Asia están más desarrollados y son más abiertos tecnológicamente, comentó la directiva de Fluidra. "Esto no depende de países ni de compañías muchas veces, sino de las personas, sobre todo de alguien de arriba, de la alta dirección, que lo lidere y confíe en ello", puntualizó Boluda.