• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Liberada la periodista Salud Hernández-Mora

El ELN pone fin al secuestro de la corresponsal española tras cinco días retenida en Colombia y al de los dos reporteros colombianos capturados mientras cubrián su desaparición.

 "Llevo diecisiete años trabajando y viajando por esta zona y no he tenido nunca ningún problema. Mi secuestro ha sido un error gravísimo por parte del ELN. No ha tenido sentido. Si me hubieran invitado, habría ido". Así de contundente se muestra Salud Hernández-Mora en conversación con la redacción de EL MUNDO al ser liberada este viernes tras cinco días de secuestro. Un par de horas más tarde han sido liberados los periodistas colombianos Diego D'Pablos y Carlos Melo, retenidos por el ELN cuando cubrían la desaparición de Salud. 

La periodista afirma que le han dicho "nos vamos", y que la han liberado en la zona de Ocaña, al norte de la región de Santander. Ella creía que la iban a llevar a otro lugar, porque desde su secuestro el sábado a mediodía la han trasladado de lugar en cinco ocasiones, según cuenta. También afirma que la liberación ha sido posib​le gracias a la mediación de la Iglesia Católica y la Defensoría del Pueblo de Colombia. 

​​El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, ha celebrado "enormemente" la noticia. "Siempre dije que creía que no corría peligro", ha dicho en declaraciones a los medios tras participar en las jornadas económicas XXXII Reunión del Círculo de Economía. 

​​Margallo ha recordado que el Ejército de Liberación Nacional está "en conversaciones muy avanzadas" con el Gobierno colombiano -propiciadas por el ejecutivo ecuatoriano- para poner fin al conflicto de 50 años que azota esa zona del continente americano. El ministro de Exteriores ha explicado que ha podido ver a la periodista por televisión: "Me parece que se encuentra muy bien de ánimo y ha hecho unas declaraciones muy coherentes y con ánimo de seguir informando de lo que está pasando en Colombia". 

Precisamente durante su primera entrevista con varios medios presentes, la reportera ha explicado cómo se ha desarrollado su secuestro: "Me dijeron que me subiera a una moto, que me iban a dar el equipo que me habían quitado y que de pronto podríamos hacer una entrevista con la guerrilla. Yo siempre he sido un poco imprudente, así que acepté. Un reportero tiene que ser imprudente, porque si no el 70% de las cosas no las conseguiríamos. Así que me subí a la moto y me llevaron a Buenos Aires, una vereda antes de llegar a Filo Gringo. Cambiamos de moto varias veces". 

La española ha continuado con su relato ante los periodistas, revelando muchos datos sobre las circunstancias del secuestro: "Estábamos buscando a la guerrilla. Hasta que apareció y me dijeron: 'Se va a quedar con nosotros unos días'. Me trajeron una ropa. Todos esos días he cambiado de sitio varias veces. En uno de ellos dormí dos noches. Los traslados duraban varias horas por la noche. Cuando empezaba a oscurecer te movían al siguiente sitio. Me he pasado el tiempo mirando al cielo, si lo veía, y si no mirando al techo. He estado en una casa abandonada, en una casa de campesinos". 

La reportera asegura que su secuestro no ha tenido ningún sentido y que no le han explicado "por qué la han secuestrado". Ha añadido que "el futuro del reporterismo está en vías de extinción y que se enfrenta a obstáculos que van a conseguir que no pueda existir". También se ha mostrado sorprendida con el tratamiento de los secuestros por parte de las autoridades colombianas, que los han calificado de "desaparición", palabra que en la zona se utiliza como sinónimo de "muerte". Durante su secuestro no ha tenido acceso a los medios, sólo ha podido escuchar en algún momento la radio.​ 

Salud ha comentado en Radio Catatumbo que ésa "es una región mucho más maravillosa que mala". "He tenido la suerte de conocer el Catatumbo en muchas ocasiones. Desgraciadamente, en esta ocasión me tocó estar secuestrada", ha añadido. "Dios quiera que esta gente encuentre el camino. Es gente maravillosa.Quiero darle las gracias a toda la gente que me ha apoyado con buenos deseos. Y decir que la Iglesia católica es un bastión fundamental en esta región. Espero que algún día puedan vivir en desarrollo, porque desgraciadamente es su prioridad", ha finalizado. 

"La gente pensará que soy una imprudente y una idiota. Y seguramente tienen razón, soy una imprudente y una idiota", ha explicado a Caracol Radio. Mientras los guerrilleros le decían que "esto no va a ser largo", la periodista les explicaba que era "una estupidez" lo que estaban haciendo. "Pero ellos decían que estaban en territorio de guerra, que era una zona complicada", añade en la entrevista con la emisora. 

​La reportera ha añadido que no se enteró de que la estaban buscando hasta que un día escuchó la emisora del Ejército. "Empezamos a escuchar 'Quien tenga información de Salud Hernández-Mora', y lo decían varias veces", indica. "El lunes tuvimos que salir corriendo porque se oyeron helicópteros cerca y nos escondimos en un cocal. El martes ya vimos los aviones espía", cuenta. 

Aunque ha asegurado no sentir miedo, sí sentía preocupación, tanto por sus amigos y familiares como por los "soldados y militares" que la estaban buscando. "No quería que les pasara nada por mí". Asimismo, ha indicado que entre algunos de los guerrilleros que la habían retenido se encontraban menores de edad, al menos dos de 16 y 17 años, con fusiles. 
Hernández-Mora ha recordado que lleva 16 años trabajando en 'País Libre', una asociación que lucha contra los secuestros, y que precisamente por eso su retención de cinco días para ella "no fue nada". "Admiraba a los que estuvieron secuestrados durante años, y que resistieron", ha indicado. 

ELN dice que la "retención" fue por "rutinas de seguridad" 

"Aclaramos que la retención de la periodista solo obedece a acciones rutinarias para neutralizar la infiltración enemiga en la zona", señala el ELN en un comunicado enviado con la periodista y divulgado por el diario El Tiempo, del que Hernández es columnista. Hernández, fuerte crítica de la guerrilla y de los diálogos de paz, dijo a los periodistas que tenía un comunicado que no leería sino que entregaría a la prensa. 

​El Frente de Guerra Nororiental del ELN añade en su comunicado que una comisión guerrillera que recorría el municipio de El Tarra fue informada "de la presencia de agentes extraños a la zona y procede a realizar operación de control poblacional interceptando a la periodista Salud Hernández-Mora". 

Según el documento, ese frente señala que "retuvo a la periodista el pasado 21 de mayo" y que esa acción "solo obedece a acciones rutinarias para neutralizar la infiltración enemiga en la zona". 

El comunicado no hace referencia al secuestro de los periodistas colombianos Diego D'Pablos y Carlos Melo, del canal de televisión Noticias RCN, que corrieron la misma suerte que Hernández el lunes último cuando se desplazaron al Catatumbo para informar sobre el caso de la periodista española. 

Santos celebra la liberación 

El presidente colombiano, Ju​an Manuel Santos, se ha mostrado muy contento con la liberación de la periodista. "Desde Tibú (Catatumbo) quiero celebrar el regreso de Salud a la libertad, es una noticia que a todos los colombianos y al mundo entero nos llena de alegría. 

"Todas las acciones de la Fuerza Pública han seguido siempre el mismo objetivo: proteger la integridad física de los periodistas y respetar su libertad para informar", ha continuado Santos. "Como ya dije cuando hice pública la agenda de negociaciones con el ELN, no activaremos ninguna mesa de negociaciones mientras el ELN no libere a todos los secuestrados y renuncien definitivamente a este crimen lesa humanidad", ha comentado sobre la guerrilla. 

El presidente también ha tenido palabras de agradecimiento para la Iglesia: "Quiero agradecer a la Iglesia, a Monseñor Sánchez (el Obispo de la Diócesis de Tibú, Monseñor Omar Sánchez Cubillos) aquí presente, por sus actuaciones que han permitido este buen desenlace. Y también agradecer al Gobernador y al Alcalde, que han estado apoyando los esfuerzos de nuestra Fuerza Pública". ​ ​ ​