• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

El sector secundario pide electricidad más barata

EXPANSIÓN organiza, con la colaboración del Gobierno vasco y las empresas EDP, Euskatel, Ingeteam, Tecnalia y KPMG, la jornada 'Precios energéticos competitivos para la reindustrialización de Euskadi'.

Las industrias españolas están sufriendo una pérdida de competitividad por los costes energéticos, según los directivos que participaron ayer en Bilbao en la jornada Precios energéticos competitivos para la reindustrialización de Euskadi, organizada por EXPANSIÓN, con el patrocinio del Gobierno vasco, EDP, Euskaltel, Ingeteam, Tecnalia y KPMG.

El director general de Cementos Lemona, Ignacio Lecumberri, fue muy gráfico al asegurar que "los costes que sufrimos en electricidad nos están matando". Aunque resulta muy complicado establecer la comparación tarifaria con otros países por las diferencias normativas, el director de Operaciones de Tubacex, Celestino Danis, expuso el caso concreto de su firma. La empresa tubera cuenta con plantas en Europa, Norteamérica y Asia, y la diferencia de precios es notable. "Nuestra fábrica de Austria tiene un coste un 30% menor que la de Amurrio. Y el mismo ahorro se da en la de Estados Unidos". Danis también explicó que el principal competidor de Tubacex está en Suecia, "con un energía un 45% más barata".

El responsable de la división de ingeniería de la fábrica de Mercedes Benz en Vitoria, Juan Mocoroa, recordó además la penalización que sufren las firmas radicadas en Euskadi, "por contar con redes de tensión de 30 kilovoltios".

Los portavoces de estas grandes industrias coincidieron en demandar "un precio de electricidad que sea competitivo", en palabras de Lecumberri. El directivo de la multinacional Mercedes Benz también criticó "la falta de estrategia a medio y largo plazo de protección de los costes fijos de la industria, como en Alemania y Francia".

La diferencia de precios con el resto de Europa no es un planteamiento compartido por los representantes del sector energético que participaron en la jornada de ayer. Eduardo Insunza, director de Ventas de Iberdrola, afirmó que "Italia y Reino Unido nos superan, y con Portugal no hay grandes diferencias". Y achacó al sistema de deducciones, "que están recurridas por la UE", los precios más baratos de Alemania. Javier Flórez, de EDP España, se mostró a favor de reducir los costes, pero recordó que en el suministro eléctrico, además de la variable económica, hay que tener en cuenta "la sostenibilidad ambiental y la seguridad". En este sentido, Juan Andrés Díez de Ulzurrun, de Enagás, se mostró partidario de hacer un esfuerzo notable en el ahorro. Luis Villafruela de REE apostó por mejorar las interconexiones con Europa para influir en el precio.