• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Vivir del 'trading'

EXPANSIÓN organizó una jornada financiera en Barcelona, donde se dieron algunas claves para desenvolverse con garantías en el mercado bursátil y mejorar la planificación de las inversiones.

Vivir de las operaciones intradía en Bolsa no es una tarea sencilla. Una mala planificación en las inversiones, una desviación de los objetivos iniciales o la falta de previsión sobre los movimientos del mercado pueden dar al traste con cualquier estrategia planteada inicialmente. Así lo acreditaron los participantes en la Jornada de Trading, un evento organizado por EXPANSIÓN en Barcelona, donde se dieron algunas claves para desenvolverse con garantías en el mercado bursátil.

La coincidencia más significativa entre los ponentes fue destacar la importancia de los aspectos psicológicos y técnicos al especular. Mantener la disciplina, ser humilde o conseguir abstraerse del ruido del mercado se convierten, de esta manera, en requisitos fundamentales para no cometer errores de bulto.

Gisela Turazzini y Marc Ribes, cofundadores de la agencia de trading Blackbird, señalaron al cognotrading como una de las técnicas más eficaces para minimizar riesgos. "Cuando el mercado sube es fácil obtener rentabilidad y ganar dinero pero cuando baja debemos ser fuertes mentalmente y continuar con la estrategia fijada", explicó Turazzini, que confía en los procesos cognitivos de la mente para desarrollar correctamente la operativa bursátil. Ribes reforzó esta idea e insistió en aprovechar incertidumbres del mercado como la crisis de deuda o el Brexit para mejorar la operativa de trading de cada uno.

Una filosofía parecida desplegó José Basagoiti, trader independiente y operador de la mesa de tesorería de Keystock, que aconsejó no dejarse llevar por los impulsos y evitar las emociones, tanto positivas como negativas. "No hay que improvisar, no hay que ceder a la codicia, sólo ajustarse a nuestro sistema y respetarlo independientemente del resultado", recalcó.

Melchor Armenta, trader profesional de divisas y colaborador de la agencia de inversión GKFX, puso más el foco en el análisis técnico y el comportamiento de los precios a la hora de operar. "Mi objetivo siempre es buscar una tendencia, ya que los mercados sin tendencia clara dan falsas señales", afirmó este experto. Para Armenta, la noción acción-precio es la que determina los movimientos del mercado y la base para visualizar la tendencia hacia la que éste se va a dirigir.

En  el largo plazo este fenómeno no es tan importante ya que los inversores no están tan preocupados por posibles subidas o bajadas del valor de una acción. Sin embargo, las operaciones intradía requieren un plan previo de entrada y salida. "El inversor tiene vocación de permanencia, hace un seguimiento y aguanta las pérdidas", indicó Yuri Rabassa, cofundador del portal Forexduet.com.

Otra diferencia entre el inversor y el trader es que éste último no necesita un mercado alcista para lograr rentabilidades. Mediante la conocida técnica de ponerse corto, los traders generan beneficios incluso cuando los mercados están a la baja.

Este proceso se lleva a cabo con la venta de títulos prestados por entidades financieras que tienen que ser abonados por el trader en el futuro. Si el valor de esas acciones desciende, al vencer el plazo para devolver lo que valían las acciones, el especulador gana la diferencia entre el precio al que vendió esas acciones y el precio al que ahora las tiene que satisfacer.


​Inversiones a largo plazo

Aún así, los inversores a largon plazo tampoco deben dejar sus inversiones sin una supervisión activa, como reclamó José Luis García, analista bursátil y comentarista en el portal Enbolsa.net. García abogó por la utilización de un  sistema de gestión dinámica. Este proceso diversifica los activos de una cartera en función de los acontecimientos. Para elegir un activo nuevo para un fondo, García aconsejó tener en cuenta  tres factores: el sentimiento de mercado, la tendencia y la fuerza relativa. "Si no hacemos nada, el mercado nos dará de vez en cuando una torta de la que tardaremos años en recuperarnos", advirtió.

El sistema de gestión dinámica se basa en la rotación de activos y en una premisa muy básica que García resumió de la siguiente manera: "cada vez que suba, compre; cada vez que baje, venda". Ante un rechazo prolongado de la renta variable por parte de los mercados, este experto animó a acudir tanto al oro como a la renta fija. Además, aseguró que los capitales de inversión están saliendo de Europa y Japón y se están trasladando a Estados Unidos y Latinoamérica. "La renta variable mundial no es estática: fluye entre Asia, Estados Unidos, Europa y América Latina", remarcó.

Con el objetivo de predecir las tendencias, el estratega de mercados de IG Fernando Borreguero detalló las ventajas de las velas Heiken Ashi. La operativa de trading con este sistema permite suavizar el comportamiento de los precios para identificar las tendencias subyacentes.

Borreguero explicó que estas velas, que están representadas por rectángulos negros y blancos dentro de los programas de inversión, son una deformación de los precios para trazar tendencias más definidas, pero advirtió que, al vender o comprar, hay que tener en cuenta el precio real de las acciones.


Análisis fundamental

Por su parte, los analistas de CMC Markets Víctor Rodríguez y Hernán Sánchez destacaron la importancia de la macroeconomía, el análisis técnico y el análisis fundamental al desarrollar un plan de trading. Por ejemplo, el análisis fundamental permite determinar el valor real de una acción, si está sobrevalorada o infravalorada.

Aún así, este método no determina los cambios en la tendencia de los precios –sí lo hace el análisis técnico– y por esa razón se señaló la importancia de los acontecimientos generales de la economía. "El Brexit no estaba descontado: un evento de estas características hay que tenerlo en cuenta", indicó Sánchez.

Los analistas de CMC Markets utilizaron en directo los métodos market neutral y beta neutral para realizar inversiones de valores escogidos al azar por el público.