• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

La imaginación como protagonista con YO DONA

El 'Do It Yourself' es tendencia pero también negocio: se trata de un fenómeno imparable, comprobado en la segunda jornada organizada por YO DONA y Handbox en el Hub Next Madrid.

En un mundo en el que el reloj condiciona cada instanteha irrumpido con fuerza el DIY (acrónimo de Do it yourself o Hazlo tú mismo), una técnica de trabajo que permite echar un pulso a las agujas del reloj y «vivir todo lo que hacemos», según explicó Carol Botín, la mitad de Hadas y cuscús, durante la charla de Ecoblogging y Slow Life que impartió en el DIY Hunters Day, un evento organizado con mimo por la revista YO DONA y Handbox.



La cita, que este año celebró su segunda edición, se ha convertido en la mayor fiesta de un fenómeno que gana adeptos cada día y que en los últimos años se ha profesionalizado con la creación de cientos de blogs en los que se cuelgan miles de vídeos tutoriales o posts que narran el paso a paso para construir casi cualquier cosa que uno imagine. «Utilizar las manos como herramienta es hoy en día todo un regalo a la creatividad y una oportunidad para reconectar contigo mismo», afirma Carol Botín, resumiendo a la perfección el concepto de estas jornadas.



En el encuentro, que congregó en el Impact Hub Next Madrid a los mejores bloggers, marcas, expertos y seguidores del DIY, los asistentes trabajaron desde el principio. En el momento de la inscripción, se entregó a cada uno de ellos un bloc de notas para no perder detalle y un hexágono de madera de Opitec –la tienda online reina en el mundo de las manualidades–, que a lo largo de la mañana pintaban de colores. La suma de estas figuras geométricas dio vida a un colorido mural presidido por letras gigantes de cartón de Selfpackaging, que se convirtió en un improvisado photocall donde la mayor parte del público posó después con sus creaciones.  



El ‘Do it yourself’ es creatividad, pero también sostenibilidad. Nieves Rey, directora de Comunicación Corporativa y Márketing de Ecoembes, recordó que los recursos son finitos, por eso la importancia de crear una economía circular cuya piedra angular sea la intención de recuperar materiales. De hecho, Rey destacó, mientras dos bloggers realizaban un taller en directo sobre reciclaje, que este está muy unido al hazlo tú mismo. De recursos, pero de los que acaban de irrumpir en el mercado, habló Guillermo Cardona, de HP. Cardona presentó elmodelo Sprout by HP, una herramienta «intuitiva y sencilla enfocada al mundo del diseño» que permite trabajar a la vez a varias personas y cuyo escáner en 3D tiene aplicaciones infinitas. «En un aparato normal solo puedes ver en un único plano, pero en uno en 3D es posible comprobar cómo queda un lazo o un pompón», explicó.



La tecnología, además de ser una herramienta fundamental a la hora de crear nuevos productos, también lo es para buscar inspiración. Por su parte, la fotógrafa Gema Espinosa enumeró las cuentas de Instagram que todo amante del DIY debe seguir para mantenerse al día de las últimas tendencias y conocer el trabajo de los artistas que dominan estas técnicas. 



Pero en el mundo de los blogs no todo es creatividad. Por ello, los abogados de Audens, Marcos Judel y Leandro Núñez, hablaron sobre lo que ellos definen como «la parte complicada de los blogs» y abrieron un turno de preguntas en el que solventaron cualquier tipo de duda relacionada con el ámbito legal. Las claves para conquistar al público las dio Philipp Lachmund, de Opitec, quien ofreció una charla en la que también participaron María Fernández, de Sonrisas de papel; María Luz Santander, de Bricoydeco; Javier Barquín, de Yonolotiraría, y Patricia Castillo, de Azucarillos de colores. 



Al término de su ponencia, las marcas Ceys, Novasol y La Pajarita, así como la propia Opitec, aprovecharon para entregar los premios a los ganadores de los últimos desafíos de la comunidad Handbox. 



Tan importante es dar vida a una idea como ser capaz de hacerla llegar a tu público. Y en pleno siglo XXI nada resulta más eficaz para ello que recurrir a los blogs y las redes sociales. En la ponencia dedicada a este tema se trató de dar con la mejor estrategia digital para conseguir los objetivos. Algo de lo que saben mucho las organizadoras del evento, Diana Maján y Esther Castillo, de Handbox, quienes presentaron su último éxito, Scraplovers, un libro en cuyas páginas se incluyen 25 proyectos liderados por bloggers de esta comunidad.  



Durante la pausa de la comida, los asistentes aprovecharon para curiosear por la zona del market, donde además de comprar detalles de Little Hannah, Sonrisas de papel o recibir consejos de belleza de Mary Kay, podían tomarse simpáticas imágenes en el photocall de Instax Fujifilm, aprender cómo funciona la nueva máquina de coser Alfa Smart + o experimentar con el modelo Sprout by HP. Esta tecnología fue la utilizada en los talleres Hadas y cuscús para diseñar atrapasueños, y en el de Sra. Cricket, que enseñó a crear divertidos kits de fiesta. 



La jornada no solo fue teórica, también tuvo su parte práctica: se crearon lámparas con muñecos articulados, bandejas de decoupage, maceteros, percheros, estanterías nórdicas o cojines con stencil. Objetos diferentes pero con una característica común: son únicos. Y es que la customización es lo que da exclusividad. Por ejemplo, Azucarillos de colores pintó con chalk paint sobre tela, Sami Garra impartió un taller de carvado de sellos, Cocoloko scrap enseñó la técnica de la caligrafía, y un experto de Handbox, Luis Fantini, y Marta Parra, de Una mamá diseñadora, asesoraron a los bloggers para mejorar su bitácora.



Además, el espacio, que era una auténtica fábrica creativa,  acogió una original exposición: sobre un piano de cola que hacía de galería se expusieron los trabajos de 10 bloggers con motivo del desafío de Hofmann. Al final de la jornada, los asistentes recibieron una bolsita con un nuevo desafío Handbox en el que se les insta a participar en el último reto de Pinty Plus, cuyo único requisito es el uso de la imaginación. Y es que, como se comprobó, las manualidades son aptas para todos, tan solo se necesita la visita de las musas y dejar a un lado el reloj.