• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Hoja de ruta hacia la excelencia

Significados representantes de la Universidad, la empresa y la política relefxionaron en el 'II Foro Universitario de Unidad Editorial' sobre como transformar España desde el conocimiento.

​La autonomía universitaria, la gestión de las instituciones académicas, la transferencia del conocimiento a la sociedad, la investigación de excelencia o la capacidad de adaptación a los rápidos cambios sociales fueron algunas de las cuestiones para el debate que responsables del mundo de la Universidad, la empresa y la política debatieron en el marco del II Foro Universitario Generar Riqueza, financiar la excelencia, en el que se pusieron sobre la mesa losdesafíos que debe afrontar la comunidad educativa en España y se trazó una hoja de ruta hacia la excelencia.En el acto de apertura de este foro, organizado por EL MUNDO en colaboración con Bankia, Lidl y Red FUE, el director adjunto de este diario, Rafael Moyano, defendió la necesidad de que la Universidad no vaya un paso por detrás de la sociedad, mientras que la directora general de Comunicación de la entidad financiera, Amalia Blanco, destacó la apuesta que Bankia mantiene por la FP Dual y por programas transversales enfocados al comercio exterior y a la digitalización de las empresas. «El sistema educativo y el político tienen que ayudar a legitimar el posicionamiento de la empresa en el mundo educativo», defendió.
 
Transferencia
 
La generación de conocimiento y su transferencia a la sociedad fue uno de los ejes centrales de discusión. El director del Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona, Joan Guinovart, enumeró los ingredientes necesarios para avanzar en la tarea de la transferencia: «Comunicadores de la ciencia, abogados de patentes, gente capaz de hablar el doble lenguaje del científico y del empresario y empresarios que quieran poner dinero en transformar el conocimiento en riqueza». El director general para España de Oxford University Innovation, Manuel Fuertes, apeló por su parte a la necesidad de «llevar la innovación de la Universidad a la empresa en un tándem técnico, científico, emprendedor y empresario», mientras que el presidente de la Cámara de Comercio de España en California, Juan Dewar, señaló como una de las claves del éxito de Silicon Valley la existencia de una cultura empresarial enfocada a entender y servir al cliente y los mercados.
 
Nuevos perfiles
 
La directora de Tecnología e Innovación de IBM, Elisa Martín, subrayó la importancia de que los contenidos de la Universidad estén adecuados a la evolución social, para lo que apostó por «formalizar los foros de discusión entre la Universidad y la empresa». En este sentido, el director de Políticas y Asuntos Públicos de Google, Francisco Ruiz, vinculó la competitividad de la empresa a la conexión con la Universidad y advirtió de que la digitalización ha transformado casi todos los sectores económicos y el modelo educativo. Por su parte, el director general de Unidad Editorial, Javier Cabrerizo, se preguntó si la Universidad española cuenta con la flexibilidad suficiente para dar respuesta a las necesidades de formación de las empresas. 
 
Gobierno
 
Uno de los problemas que han suscitado un mayor debate ha sido la eficacia del actual modelo de gestión de las universidades. Según el presidente de la Comisión Académica de la Conferencia de Consejos Sociales, Antonio Abril, éste «dificulta extraordinariamente la transferencia de resultados y afecta directamente a la competitividad de las universidades y, por tanto, a la sociedad». En esta dirección, el responsable de Economía, Industria y Conocimiento de C’s, Luis Garicano, calificó el mencionado modelo como «terrible, con falta de evaluación y medición de resultados», mientras para el diputado socialista en la Asamblea de Madrid y ex ministro de Educación Ángel Gabilondo es necesaria «una reflexión seria sobre gobernanza». A su juicio, la Universidad necesita también modernización, internacionalización, un modelo de financiación vinculado a incentivos.
 
Legislación 
 
Hubo también amplia coincidencia en el rechazo al sistema legislativo actual, no sólo en cuanto a una Ley de Ciencia que limita la creación de empresas, como apuntó el responsable de Oxford University, sino en el hecho de que «las universidades sufran una telaraña normativa que complica la toma de decisiones», según el rector de la Universidad Pompeu Fabra, Jaume Casals. «Hace falta una ley nueva que piense la Universidad como una oportunidad y favorezca la autonomía», añadió. El director general de Universidades e Investigación de la Comunidad de Madrid, José Manuel Torralba, incidió en la idea de que las leyes actuales impiden el desarrollo de los campus. Por ello, abogó por «cambiar las leyes fiscales, la ley de mecenazgo, modificar aspectos que tienen que ver con inversión en I+D y el techo presupuestario». En opinión de Gabilondo, la Universidad requiere estabilidad de objetivos, financiera y legal frente al «activismo legislativo» habitual. En ese sentido, el presidente de CRUE, Segundo Píriz, redundó en la defensa de un Pacto de Estado. 
 
Financiación
 
El debate sobre los recursos que recibe la Universidad no podía quedar exento del debate. Unos defendieron que no debe ser una excusa para justificar los resultados en los ránkings y otros tacharon de «error cultural y de concepción» equiparar universidad pública con barata, como afirmó Antonio Abril, quien puntualizó que «cuando hay talento, mérito y esfuerzo, el dinero viene». Garicano se comprometió a que «si la universidad se compromete a hacer cosas, habrá más dinero», de cara a un hipotético gobierno de C’s.
 
Excelencia 
 
Para tener un centro de excelencia, en opinión de Torralba, son necesarios cuatro elementos: «Los mejores estudiantes, profesores, gobernanza y financiación». Pero en España no hay concentración de talento, la financiación se rige por el café para todos y la gobernanza «no es la más adecuada para poner a los centros a competir». Tras considerar que las universidades forman buenos profesionales, sopesó fallos en otros aspectos, «como tener los focos de excelencia repartidos y que la sociedad no está preparada para concentrarla o diferenciarla». En este punto, el sistema catalán fue aplaudido como n modelo a seguir, también desde el Gobierno madrileño, que prepara una ley de universidades inspirada en Cataluña. 
 
Equidad
 
El catedrático de Bachillerato José Antonio Marina consideró un equívoco que la Universidad sólo valore la investigación y lamentó que «en España no haya una idea de universidad, como tampoco hay diferencias entre universidades, fundamentales en otros lugares». «Ninguna universidad del mundo puede ser excelente en todo. Vamos a hacer campus de excelencia para destacar en algo, ser útiles a la sociedad y cumplir con dignidad la calidad de la docencia», clamó. Gabilondo, por su parte, apostó porcompatibilizar equidad y excelencia.
 
Fp
 
La Formación Profesional fue objeto de una mesa de debate específica en la que el modelo dual y la innovación fueron protagonistas. La directora de Recursos Humanos de Lidl España, Amalia Santallusia, se refirió a la figura del tutor dentro de la compañía como la clave del éxito de esta modalidad por la que, como explicó el vicepresidente ejecutivo de Relaciones Gubernamentales e Institucionales de Seat, «muchas instituciones y entidades pelean en España». Aquí fue el modelo vasco el gran protagonista. El viceconsejero autonómico, Jorge Arévalo, resaltó la rapidez de respuesta que se ofrece a las empresas. La directora de FP Dual de Bankia, Mercedes Chacón, la definió como «un modelo amplio que entiende la relación entre el mundo empresarial y educación». Mientras, el director de Enseñanza-Aprendizaje de Florida Universitaria, Pere Soriano, calificó como fundamental crear espacios de convivencia de la empresa con los procesos educativos.