• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

El color de las trincheras

Los cines Doré de Madrid acogieron un largometraje documental codirigido por Luis Carrizo y Francesc Escribano en el que crean un relato inédito de la contienda como nunca antes se había hecho: en color.

​Rememorar la Guerra Civil española significaba hacerlo en blancos y negros; no existía nada más. Nadie imagina un uniforme, una gota de sangre o una explosión que no fuesen grises. Hasta que llegó la noche de ayer, 80 años después del inicio de aquella contienda.

Anoche, los cines Doré de Madrid acogieron la première de España en dos trincheras. La Guerra Civil en color, un largometraje documental codirigido por Francesc Escribano y Luis Carrizo que narra este conflicto como nunca antes se había hecho: en color. Escribano asegura que ellos quieren pensar que «el color funciona como metáfora».

A la presentación de la película, producida por Minoría Absoluta en colaboración con VEO TV y DMAX, acudió Javier Cabrerizo, director general de Unidad Editorial, que en su breve intervención quiso dar las gracias “a los dos directores de la obra, Francesc Escribano y Luis Carrizo, a la Filmoteca Española y a DMAX, que han hecho posible este proyecto en apoyo a la industria cultural europea».

 El proyecto no es uno más, sino que el afamado historiador Antony Beevor, autor de uno de los libros más documentados del conflicto, La Guerra Civil española, ha ejercido como consultor del proyecto.

 Más de 50 profesionales han revisado, limpiado y ordenado más de 400 títulos originales de la Filmoteca Nacional. El equipo, utilizando las últimas técnicas digitales, han logrado que los fotogramas originales filmados entre 1936 y 1939 hayan sido digitalizados, restaurados y coloreados para acercar estos excepcionales documentos al gran público y a las nuevas generaciones. 

Los responsables de España en dos trincheras insisten en que su propósito nunca ha sido desvirtuar la imagen ni someterla al capricho del espectáculo, sino reconstruir la realidad desde el espacio de una nueva ficción. Fotograma a fotograma, y siempre según un meticuloso estudio historiográfico, lo que se ha perseguido desde el primer momento ha sido recuperar, lo más fielmente posible, un momento que hasta ahora habíamos visto siempre en blanco y negro. 

Con este mismo material, a mediados de noviembre DMAX estrenará en la pequeña pantalla una serie de televisión de tres entregas de 42 minutos cada una. Bajo el título España dividida: la Guerra Civil en color, la serie incluirá más de 30 minutos de metraje inédito que no ha tenido cabida en la película.

A todos estos proyectos hay que sumar otro más. La Esfera de los Libros, editorial perteneciente a Unidad Editorial, publicará, el próximo mes un volúmen con el mismo título que la serie de televisión. En él, se muestra por primera vez imágenes reales a todo color de la contienda y que han sido recogidas por los propios protagonistas y testigos de los combates. 

 El conflicto está superado, pero su recuerdo sirve para no repetir errores del pasado. De la nitidez de esos recuerdos depende su fuerza. El color, ahora, le da consistencia a la memoria.