• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Objetivo: normalizar la vida de las pacientes

La revista YO DONA ha organizado la VII Jornada Viaje a través del cáncer de mama, donde se han abordado temas que van más allá de la estética y el bienestar entorno a esta enfermedad.

​Un año más, y ya van siete, el auditorio Reina Sofía del Hospital Universitario HM Sanchinarro se llenó de mujeres que no solo acuden a la Jornada Viaje a través del cáncer de mama, organizada por Yo Dona, a informarse, sino a celebrar el reencuentro con amigas y conocidas, a tenor de los abrazos y las risas que protagonizaron la mayoría de ellas. La directora de YO DONA, Marta Michel, reiteró el compromiso de la revista con esta causa y la importancia de "hacer ruido mediático, de llamar la atención. Por eso desnudamos a Marta Sánchez en nuestro número especial", explicó, destacando la iniciativa del diario MARCA de teñir sus páginas de rosa el 19 de octubre y también del periódico EL MUNDO de colorear su logotipo con este color en lugar de su característico azul. Marta Michel destacó un titular: Más supervivencia, mejor calidad de vida; tema muy comentado en las charlas y, en especial, en la mesa redonda Sexualidad y estética: una asignatura pendiente. Como había señalado José Luis de la Serna, patrono de la Fundación de Investigación de HM Hospitales, en esta jornada no se iba a hablar solo de los aspectos médicos y científicos, "sino de los problemas sociales y psicológicos asociados a esta enfermedad".

​Uno de ellos afecta a la sexualidad, y se calcula que lo sufren el 80% de las pacientes. La doctora Mercedes Herrero, ginecóloga de HM Hospitales, comenzó su charla con una exposición muy gráfica: provista de una bolsa estrecha y alargada de papel, explicó las dos principales alteraciones que sufre una mujer con cáncer de mama: una es la atrofia vaginal, que se produce cuando la mucosa adelgaza; la otra es la contractura de los músculos que rodean a la mucosa. Herrero explicó: "La vagina es un tubo –como esta bolsa, pero elástico– que en su día a día está plegado. En el momento de la relación el tubo se extiende y ofrece una resistencia, pero si nuestra bolsa es de papel de seda a nadie se le ocurre meter un buen vino y agarrarlo por las asas porque se rompe, y eso es lo que ocurre con la atrofia vaginal. Por otro lado, la vagina está rodeada de músculos que, en condiciones normales, tienen una capacidad determinada de extenderse, pero si está super atrofiada y contracturada, la cosa no va bien", dijo. 

​En cualquier caso, tiene solución. De hecho, Herrero comentó lo bien que funcionan los tratamientos: "Para la atrofia basta con aplicar cremas locales porque la mucosa se recupera gracias a los estrógenos. Durante la menopausia, la mucosa se adelgaza y los estrógenos disminuyen de forma natural, el problema es que muchas de las pacientes además de un cáncer de mama se enfrentan a una supermenopausia como efecto de la medicación. Hay que anticiparse a esos síntomas, si esperamos a que la mucosa se vuelva papel de seda irá todo un poco peor que cuando desde el primer momento actuamos de forma preventiva". La doctora señaló que el abanico de tratamientos es cada vez más amplio: desde ácido hialurónico hasta regenerantes, pasando por infiltraciones a base de ingredientes naturales como el aloe o la rosa de mosqueta. Incluso se pueden utilizar estrógenos tópicos (anillos, cremas, tabletas) en casos determinados.

"Y si no se tiene vida sexual, ¿hay que ir preparándose por si llega el príncipe azul?", cuestionó otra asistente provocando una carcajada en el auditorio.

​Más allá de los efectos físicos, quienes sufren cáncer  de mama se sienten menos atractivas, tienen mayor dificultad para reanudar las relaciones sexuales, disminuye su  deseo… Síntomas a los que se unen la baja autoestima, el cansancio, el estrés y el dolor. Las psicólogas Elena de Iracheta y Yolanda Bernárdez resaltaron la mayor libertad con la que cada vez las mujeres hablan en las consultas de estos temas y la capacidad de superación y de apoyo mutuo en momentos de crisis. De Iracheta aconsejó tomarse la  sexualidad como una oportunidad de reconquista mutua de la pareja, y Bernárdez insistió en que la mujer debe aprender a cambiar el concepto de trabajar y vivir volcada en los otros: "Nos han educado para darnos a los demás y es difícil cambiar, pero en ciertas situaciones hay que romper los hábitos, cuidarse y convertirse en el centro de tu propia vida".

De esa renovación interior también habló la doctora Herrero: "Hay que trabajar la confianza, si no tienes  un poco de autoestima y sigues sintiéndote estigmatizada, es muy difícil avanzar por mu​chas cremas y tratamientos que existan". Y ahí entra la estética, de la que habló Rocío Mariscal, especialista en micropigmentación, una técnica indolora e inocua que se utiliza para recrear cejas, areolas  y pezones. Mariscal señaló lo importante que es recuperar una imagen lo más parecida posible a la que se tenía antes de la enfermedad. Marisa Jiménez, una expaciente que  ha sufrido cáncer de mama en dos ocasiones, habló del apoyo vital de su marido, pero también de cómo su sentido del humor la ha ayudado a sobrellevar la enfermedad y de cómo desaparece por completo el deseo sexual "porque estás centrada en recuperarte". Jiménez recomendó a las pacientes leer Mi isla, de Elisabet Benavent, y, sobre todo, "quererse, mimarse y aceptar la vida como viene".

La jornada también abordó los avances que han supuesto las nuevas tecnologías de información y comunicación sanitarias, y las últimas investigaciones clínicas y ensayos, que están consiguiendo cronificar todos los tipos de estos tumores. Las oncólogas Eva Ciruelos, del Hospital Doce de Octubre de Madrid; Ana Lluch, del Clínico de Valencia; Yolanda Fernández, del Clínico de Asturias, y Valentina Boni, del HM Sanchinarro, coincidieron en destacar la relevancia de participar en ensayos clínicos y la oportunidad que pueden suponer como herramientas terapéuticas. Una paciente del público lo resumió perfectamente: "Es muy importante difundir la información sobr​e ello. Yo participé en uno y hay que quitarse la idea de que eres un conejillo de Indias, entendí que era una afortunada por tener la posibilidad de participar en algo con lo que se van a beneficiar muchas personas, la primera yo misma, y no solo eso: también estás ayudando a que esto avance".

Esta séptima edición fue patrocinada por Solán de Cabras en colaboración con Bioxán, HM Hospitales, Natural Hair Center (NHC), Novartis, Palex y Roche. El auditorio también acogió la proyección, en primicia, del documental ideado por Laura García Estévez y realizado de manera voluntaria por los periodistas de TVE Paz Rubio, Francisco Magallón y Juan Antonio Barroso. Junto a dos personas más, García Estévez y el equipo de TVE viajaron el pasado verano a China en busca de los motivos por los que está creciendo de manera alarmante el cáncer de mama en este país. "Tenemos en nuestra mano cambiar el estilo de vida y así prevenir no solo estos tumores, sino otras muchas enfermedades", aseguró García Estévez.