• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

La digitalización, gran oportunidad para las pymes

El Observatorio 'Digitalización pymes: Experiencias de éxito en un entorno cambiante', organizado por EXPANSIÓN, aborda la importancia de la innovación tecnológica en este tipo de empresas.

​En 2000, la estadounidense Blockbuster ocupaba el trono como la mayor cadena de videoclubes del mundo, con una capitalización de 3.000 millones de dólares. Ese año, el gigante llegó a plantearse comprar una pequeña start up llamada Netflix, dedicada al alquiler de películas por correo, por unos 50 millones de dólares. Pero no llegó a sacar la cartera del bolsillo al considerar que ese modelo de negocio no tendría futuro. La pequeña Netflix supo adaptar su estrategia a un nuevo horizonte digital y, dieciséis años después, capitaliza 60.000 millones de dólares. En cambio, el gigante Blockbuster ha desaparecido.

"El mundo digital no es una moda, forma parte de nuestras vidas y así seguirá siendo. O evolucionamos o estamos muertos", señaló José Morales Villarino, director Territorial en Madrid de Ibercaja, en el Observatorio Digitalización pymes: Experiencias de éxito en un entorno cambiante, organizado por EXPANSIÓN e Ibercaja. En ese sentido, añadió que, "más importante que el tamaño, es que las empresas tengan una estructura ágil y que aprovechen el talento y la tecnología para incrementar la productividad".

Dar el salto

El escenario ha cambiado y nos encontramos en una época en la que, como explicó Rafael Sanz, director de Empresas y Partners de Microsoft Ibérica, "sin grandes inversiones en tecnología y sistemas, la pyme puede tener acceso a herramientas a las que antes sólo tenían acceso las grandes empresas". Sin embargo, sólo es posible superar este darwinismo digital "ayudando a las empresas a dar ese salto", añadió Sanz. En ese sentido, hay que tener en cuenta que la vida media de las pymes es de cinco años, debido a que muchas no consiguen asumir el esfuerzo de crecer y, aunque todas reconocen la necesidad de digitalizarse, sólo siete de cada diez han iniciado ese proceso y no todas lo han terminado. Algunos de los retos a los que se enfrentan las pequeñas y medianas empresas son establecer una estrategia digital orientada al cliente, cuya experiencia tiene que ser única y continua, independientemente de dónde esté; aprovechar los diferentes canales existentes; o saber gestionar los datos de los usuarios a través de herramientas como el big data.

Los ponentes coincidieron en que el miedo que paraliza a las pymes es al cambio estratégico. "No hay ningún freno tecnológico. Las pymes deberían recibir más ayuda en ese sentido. El tamaño de las empresas en España es un agujero en la economía que hay que combatir", señaló Luis Martín Bernardos, consejero delegado de Barrabés. 

El consejero delegado de Ad Adventures, Pablo Palazuelos, coincidió en la necesidad de establecer un plan de transformación digital, a través de un diagnóstico previo: "Muchas pymes nos dicen que no necesitan asesoría, que ya tienen una página web, pero luego vemos detalles importantes, como que no está adaptada para dispositivos móviles o que no están presentes en redes sociales".

"Necesitamos la mentalidad nativa que tienen los Millenials. La mentalidad start up es más fácil de alcanzar en una pyme que en una gran empresa, y hay metodologías que hoy usan grandes empresas que han nacido en las start up", explicó Iñaki Ortega, director de Deusto Business School. Para Ortega, "nos encontramos ante una nueva economía donde hemos pasado de lo grande a lo pequeño, y eso es una buena noticia". 

No obstante, antes de digitalizarse, la pyme debe tener claro su objetivo. "Tanto la tecnología como la financiación son importantes pero, por encima de todo, hay que pensar en para qué", señaló David Fernández, director general de Nubico.

En ese proceso de transformación, Carmen Alonso, ‘senior manager’ responsable de Banca Seguros en Synergic Partners, hizo referencia a la importancia de que la banca, así como otros grupos, actúen como facilitadores de la labor de investigación de la pyme en la digitalización, "compartiendo información para que llegue más fácilmente al cliente, alcanzando una simbiosis a través de plataformas colaborativas e invirtiendo en plataformas tecnológicas y poniéndolas a disposición de la pyme", explicó.

En el mundo actual, Facebook es una fuente principal de noticias, pero no crea contenido; donde Alibaba es un gigante del retail, pero no tiene inventario; y donde Airbnb es una amenaza para el sector turístico, pero no tiene hoteles. "Vivimos una revolución donde la palanca, el motor, el tesoro, son los datos, y hay que saber aprovecharlo", explicó Martín Bernardos. 

"La digitalización nos ha llevado a aspectos con los que hay que tener cuidado, como el empleo y la economía de coste cero, así como la destrucción de puestos de trabajo. No obstante, esto no quiere decir que no se puedan crear otros", explicó Félix Díez Sacristán, miembro del comité de dirección de Satec. Las pequeñas y medianas empresas deben ver este cambio como una oportunidad para reinventarse y reorientar su estrategia, con la ayuda de nuevas herramientas, así como con el impulso y la experiencia del Estado y de las grandes empresas.