• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Los mejores diseños llegan de la mano de TELVA

La revista de alta gama subió a la pasarela de la plaza de toros de Las Ventas las principales tendencias de la próxima temporada otoño-invierno ante más de 2000 personas.

La revista TELVA convirtió anoche la plaza de toros de Las Ventas en una pasarela por la que desfilaron las propuestas que los mejores diseñadores nacionales e internacionales han preparado para la próxima temporada Otoño-Invierno. Bajo el lema La moda en la calle, la revista femenina más vendida en España, en colaboración con Silestone, acercó así el glamour y la exclusividad de los desfiles a todo el público madrileño.

La directora de TELVA, Olga Ruiz, acompañada por Jesús Zaballa, director general de Publicidad de Unidad Editorial, fue la encargada de recibir a las numerosas personalidades del mundo de la cultura, la moda y la actualidad que acudieron al evento. Entre los rostros más conocidos, destacó la presencia de Elena FuriasePaloma LagoGloria LomanaMaría José BesoraElena TabladaMario VaquerizoRaquel Sánchez SilvaEstefanía LuykFiona FerrerCecilia Gómez y Arancha del Sol, entre otros. Modistos como María EscotéJorge Acuña o Modesto Lomba tampoco quisieron perderse la cita.

 
Isabel Marín fue la encargada de presentar la gala, en la que no faltó el recuerdo para Bimba Bosé y David Delfín, ambos protagonistas del desfile TELVA La Moda en la Calle en anteriores ediciones. El grupo Taburete fue el encargado de dar el pistoletazo de salida a las propuestas de la moda y los más de 2.000 asistentes que llenaban Las Ventas vibraron con las mejores canciones de la banda.

 
Las propuestas de Etro fueron las primeras en subir a la pasarela. La casa italiana presentó una colección de inspiración multicultural, donde los estampados de cashmire y el animal print colorean prendas etéreas y ligeras. Los vestidos largos y sueltos con aires étnicos fueron los protagonistas de la muestra.

 
Para el próximo Otoño-Invierno, Dsquared2 apuesta por una mujer vestida con mezclas y superposiciones imposibles, en las que las camisas de cuadros escoceses se combinan con vestidos de mangas abullonadas y cuellos de estilo victoriano. Como complemento, la firma propone gorras decoradas con joyas incrustadas.

 
Abrigos para los meses más fríos

 
La calidad de los abrigos de Max Mara se pudo ver en los tres looks color camel que la firma subió a la pasarela. Combinado el jersey con pantalón o falda, la prenda estrella en este pase envolvía a las modelos con la calidez y elegancia que aportan diferentes tejidos, como el borrego o el punto texturizado.

 
Lo último de Trussardi para los meses más fríos es una propuesta de inspiración working girl. Los trajes pantalón y los estampados de cuadros y rayas predominan en una colección muy urbana y casual, donde también destacó un vestido largo de gasa y transparencias en plumeti.

El universo college impregna la nueva colección de Hilfiger Collection, pensado para una mujer deportiva. Las prendas de abrigo combinan los clásicos rojos, azules y blancos de la marca, con americanas, chaquetas de paño y calzado cómodo y deportivo.

 
Modernidad y tradición se fusionan en la mujer que Roberto Torretta presenta para el próximo otoño. La sastrería impecable y elegante vuelve a ser el eje central en esta colección, que mantiene una rigurosa selección de los tejidos y colores para confeccionar chaquetas perfectamente armadas y pantalones de corte oversize.

 
La feminidad envolvente fue el punto más notable de la colección de Adolfo Domínguez, que presentó un mono de corte asimétrico y cinturones y drapeados que entallan las prendas a la cintura.

 
Sportmax apuesta por su versión más deportiva con prendas 100% streetwear. La firma italiana eligió el blanco y negro para combinar en outfits que combinan maxi abrigos y jerséis oversize con leggins, faldas y pantalones tobilleros.

 
El estampado Príncipe de Gales es el elemento fetiche de la colección de Devota & Lomba, reflejado en paños, franela o lana virgen. Los amplios volúmenes de las prendas conceden a la figura un aire de sofisticada elegancia, clásica y vanguardista al mismo tiempo, en una reinvención del clásico traje sastre femenino.

 
Los años 20 constituyen la esencia de las propuestas de Ángel Schlesser. Trajes de chaqueta estilo gángster, camisas y abrigos de doble botonadura entallados a la cintura fueron los looks seleccionados para subir a la pasarela.

 
Alvarno trasladó al público al antiguo Egipto para inspirar Resurrección, una colección que tiene en el mítico escarabajo uno de los símbolos más evidentes del imperio farónico. La figura de este coleóptero se mezcla con el animal print, concediendo a la mujer el poder de una auténtica deidad egipcia.
Prendas brillantes y volúmenes

 
Influenciado por el art déco, el diseñador Juan Vidal presentó una colección donde los flecos y los volúmenes brillantes cautivaron la atención de los asistentes. Los estampados geométricos y los grandes collares fueron algunos de los elementos que destacaron en la noche madrileña.

 
Prendas que conjugan todo el arco cromático conforman la propuesta Light Years, firmada por Custo. Concebida tanto para el día como para la noche, esta colección aparece cargada de lúrex, jacquards y lentejuelas, pensada para una mujer capaz de enfrentarse a la vanguardia y que huye de los estándares clásicos.

 
La alegría desbordante de Agatha Ruiz de la Prada puso el punto de color a la noche, con una propuesta de suéter de terciopelo combinado con una falda trufada de colores, medias tupidas azules y zapatos verdes con plataforma.

 
Fiel a su estilo, la diseñadora burgalesa Amaya Arzuaga jugó con el efecto dominó del blanco y negro para los meses invernales, manteniendo su apuesta por una mujer que sueña con  un look rompedor.

 
Negros y beiges conforman unos diseños de líneas puras donde la sencillez da vida a la nueva colección de Roberto Verino. Los cortes desiguales y los largos por encima de la rodilla ofrecen un estilo clásico, sofisticado y elegante.

 
Con Old Money, Teresa Helbig se retrotrae al mundo idílico de la nobleza europea y las casas de campo, donde las prendas se conjugan en tejidos clásicos como el terciopelo, el otomán, el encaje de chantilly, las puntillas y la seda. La paleta de colores se inspira en el campo y en el mar, con tonos azules, rosas y verdes. Una elegancia que evoca la falsa pose de quien se viste para aparentar lo que no necesita apariencia: el dinero viejo.

 
Blumarine presentó una colección llena de luz, con propuestas muy femeninas. Vestidos ligeros hasta la rodilla, con escotes pronunciados y texturas de gasa desfilaron por la pasarela que acogió anoche la plaza de toros de Las Ventas.

 
La figura de la mujer como tótem de la sociedad es el leit motiv que ha inspirado a Ulises Mérida para vestir a las féminas en los meses más fríos. Las piezas se presentan envolventes, con volúmenes y siluetas que constituyen un guiño –y homenaje- a Cristóbal Balenciaga. Todo ello envuelto en colores inspirados en la naturaleza otoñal, desde el naranja al verde tornasolado, para no dejar a nadie indiferente.

 
Vestidos con cola de organza, grandes volúmenes y telas ligeras que flotan al paso de las modelos fueron las notas más destacadas de la propuesta de The 2nd Skin Co, en un triunfo de la delicadeza, la sensatez, la elegancia y la comodidad.

 
El cine, la música, el teatro y la historia de la moda son las fuentes de inspiración para Antonio García, que inundó la pasarela de elegancia con una muestra llena de sutileza y sin estridencias. El diseñador viste a la mujer del próximo Otoño-Invierno con vestidos largos y conjunto de pantalón pitillo y corpiño, que siguen patrones básicos cargados de sencillez.

 
Duyos pretende con sus propuestas personalizar al máximo sus prendas para la mujer del día a día, rebelde y con carisma. Lentejuelas, encajes y plumas de marabú adornan tejidos embellecidos y declinados en colores maquillaje y negros. Fantasía en estado puro para un invierno de aires románticos.

 
Jorge Acuña presentó una colección sofisticada y elevada que respira el glamour de los años 50, muy trabajada, con detalles ya clásicos del diseñador como son las plumas, las grandes lazadas, las túnicas y las mezclas exóticas de tejidos.

 
El efecto dominó es la base de la nueva línea de Jorge Vázquez, que juega con el estampado arlequín de rombos negros y blancos para cubrir sus creaciones. Gasas, crêpes, organzas y tules envuelven la silueta femenina en un juego de transparencias volcado en faldas y vestidos.

 
Los cortes asimétricos y los detalles florales cubrieron las propuestas de Carolina Herrera para la temporada Otoño-Invierno, con vestidos de noche pensados para una mujer elegante y sofisticada.

 
Los escotes palabras de honor constituyeron la carta de presentación de Óscar de la Renta, que vistió a las maniquíes con tejidos bordados y contrastes cromáticos, siempre manteniendo el corte distinguido y glamouroso de la firma.