• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

La revolución tecnológica del sector sanitario

La jornada EXPANSIÓN 'Transformación digital de la sanidad en España' concluyó que la recogida y análisis de datos facilitará la detección y tratamiento de enfermedades en los próximos años.

La revolución de los datos ha llegado también al sector sanitario. Se estima, según datos de la empresa de cloud NetApp, que el cuerpo humano produce hasta 150 billones de gigabytes (GB) de información. Una enorme cantidad de datos –frecuencia cardíaca, nivel de azúcar en sangre, saturación de oxígeno...– que pueden recopilarse de múltiples modos y ayudar a los profesionales sanitarios a desarrollar tratamientos más personalizados y eficaces. Incluso, pueden llegar a salvar vidas. Con el objetivo de poner en contexto el alcance de los cambios que traerá consigo la transformación digital en el ámbito de la salud, el diario EXPANSIÓN organizó una jornada, patrocinada por Chiesi y con la colaboración de Kyocera Document Solutions, bajo el título Transformación digital de la sanidad en España.

De aquí a cinco años la medicina va a pasar por el uso intensivo de los datos. Actualmente se recoge una cantidad ingente de información en todos los procesos asistenciales, de los que se están analizando entre un 5% y un 10%”, explicó Pol Pérez Sust, coordinador general de Sistemas de Información Sanitaria del Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña. Jorge Tello, fundador y director técnico de Savana Medica, apuntó que “el hospital es la construcción humana que mayor cantidad de datos genera”. Y añade: “En una intervención quirúrgica, el registro de información que queda en el hospital es apabullante, pero en la mayoría de los casos está desestructurada y no puede procesarse”. El reto, por lo tanto, está dotar a los profesionales sanitarios de los medios para recopilar y analizar todos esos datos y extraer valor. “El reto del big data es disponer de la información en tiempo real y ponerla a disposición del profesional de la salud en el momento en que tiene al paciente delante”, apunta Sust. Para 2020 se calcula que las organizaciones sanitarias utilizarán 25.000 petabytes de datos, 50 veces más que en la actualidad.

En España, el Sistema Nacional de Salud comenzó su proceso de digitalización en los años 90 informatizando algunos centros hasta llegar a la situación actual en la que el 100% de las consultas de atención primaria tiene acceso electrónico al historial del paciente. “La transformación digital en el sector sanitario ha evolucionado a una velocidad vertiginosa en los últimos años”, señaló Mercedes Alfaro, subdirectora general de Información Sanitaria e Innovación del Ministerio de Sanidad. Alfaro apuntó a la interoperabilidad, es decir, que los diferentes sistemas regionales de salud intercambien información entre ellos, como uno de los grandes retos de la sanidad española. “Actualmente, un 78% de la población (36,2 millones) tiene información clínica interopable en España. El objetivo es que a final de año la interoperabilidad sea completa”.

La receta electrónica, que permite a los pacientes disponer de los medicamentos en cualquier farmacia de España presentando únicamente su tarjeta sanitaria y sin tener que llevar la receta en papel, es otro de las iniciativas digitales culminadas con éxito por la sanidad española. El 100% de los centros de salud y el 78% de los hospitales en el país ya disponen de esta tecnología. Para la responsable de Innovación del Ministerio de Sanidad, esto sitúa a España “a la cabeza de la transformación digital sanitaria en Europa”.

Percepción

Un desarrollo tecnológico del que, como alertó Montserrat Robles, investigadora y directora del Instituto de Aplicaciones de las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones Avanzadas de la Universidad Politécnica de Valencia, la sociedad no siempre es consciente. “El grado de digitalización del sistema sanitario en España está más avanzado de lo que los ciudadanos podemos imaginar”, subrayó. Entre los retos que tiene el sector púbico por delante para hacer frente a este cambio de ciclo tecnológico, los expertos señalaron la necesidad de ganar en agilidad y reducir los procedimientos legales y burocráticos a los que está sometida la Administración. “Ahora mismo es difícil acompasar los condicionantes del sector público con la velocidad que requieren las tecnologías de la información”, destacó Jaime del Barrio, presidente de la Asociación Salud Digital.

Por su parte, Adolfo Fernández, presidente del Instituto para el Desarrollo y la Integración de la Sanidad (IDIS), incidió en el necesario cambio cultural que debe afrontar el sector público. “El mayor reto no es tecnológico sino cultural. No hay una conciencia de que se tengan que compartir datos”, concluyó. ​