• 21 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Galiano, en el ciclo de periodismo de Fape

El presidente de Unidad Editorial, Antonio Fernández-Galiano, ha participado en una mesa redonda junto a los consejeros delegados de Vocento, Luis Enríquez, y Grupo Zeta, Agustín Cordón.

En la jornada, organizada por  la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (Fape), Antonio Fernández-Galiano defendió que el contenido informativo no tendría que ser totalmente gratuito y que el futuro de la prensa en España debería pasar por un proceso de consolidación sectorial. "Las fusiones son necesarias porque el futuro tecnológico pasa por grandes inversiones y es difícil hacerlo por separado", apuntó, para señalar que la consolidación "es condición para mejorar la eficiencia en el mercado". Asimismo, destacó la idiosincrasia del propio sector de los medios de comunicación españoles, "muy pequeño y con pocos lectores pero con una de las ofertas más grandes de Europa".

 

Luis Enríquez compartió el diagnóstico de Fernández-Galiano, y apostilló que él es partidario de fusiones "para ganar músculo financiero y afrontar inversiones". Sin embargo, el dirigente de Vocento se mostró contrario a cerrar acuerdos que supongan la desaparición de marcas. Por su parte, Agustín Cordón se mostró más escéptico ante la idea de consolidación sectorial y apostó más por "sinergias y acuerdos" entre grupos, aunque reconoció que durante su aprendizaje en el mundo de los medios ha descubierto que en este mercado "cuesta llegar a acuerdos colaborativos".

 

En lo que sí se mostraron convencidos los tres es en el hecho de que el futuro del sector pasa por el pago de los contenidos informativos. "En los inicios de internet caímos en la trampa de ofrecer todo gratis confiando en que la cantidad nos permitiría monetizarlo", se lamentó Fernández-Galiano, que mostró su convencimiento de que "no se debe avanzar al gratis total" porque, aseguró, "todo lo que hace una redacción es susceptible de ser cobrado por su valor". Cordón apostilló que es obligación del periodismo que la sociedad comprenda «la importancia de su función» e hizo un llamamiento a aliarse para que la gente "pague por información veraz".

 

Asimismo, Enríquez consideró "imprescindible" el vínculo entre marca e información veraz para lograr que se pague. "Creo que hay cierto cliché en pensar que en España somos piratas", dijo el consejero delegado de Vocento, que puso como ejemplo los periódicos regionales de su grupo que ya son de pago: "Requiere un esfuerzo porque el tráfico se ve afectado, pero si quieres leer una información de marca hay que pagar".

 

Los editores de los tres grupos no obviaron el desafío secesionista de la Generalitat de Cataluña. Los tres ponentes se adhirieron a las palabras de González, y Galiano añadió que el papel de la prensa en esta crisis "es reivindicar la verdad y convencer con la razón", una afirmación que hizo suya Enríquez, quien señaló que los medios deben "hacer lo mismo que todos los días del año: averiguar la verdad y contarla". "Pero con más intensidad y ahínco que nunca", apostilló Cordón.

 

El intercambio de ideas tuvo un punto en común en el reconocimiento de una crisis que ha debilitado las estructuras y que ha obligado a una reestructuración en una búsqueda de reducir costes sin que disminuya la calidad y el sello editorial.

 

Inauguración de honor

 

Antes de dar comienzo a la mesa redonda, la primera de un ciclo de tres conferencias de la Fape, la secretaria de Estado de Comunicación, Carmen Martínez Castro, realizó la apertura del ciclo de conferencias organizado por Fape con un discurso centrado en destacar la labor del periodismo en la crisis catalana.

 

Martínez Castro abogó por una "vuelta a las esencias" del periodismo: "Rigor, verdad, pausa, reflexión y claridad" para que "la verdad prevalezca sobre el rumor". La dirigente señaló que, ante la propaganda que se da hoy en día, "el buen periodismo es una urgencia democrática" que debe "defender la verdad como elemento capital".

 

La secretaria de Estado pidió, en nombre del Gobierno, que los medios "contribuyan a la serenidad" porque aunque a toda la sociedad "le duela" lo que sucede en Cataluña, aseguró que el Estado cuenta con "instituciones sólidas y funcionarios responsables".

 

Por su parte, la presidenta de la Fape, Elsa González, condenó "el acoso al que muchos periodistas se han visto sometidos" en Cataluña estos últimos días, e hizo un alegato a la "valentía y profesionalidad de esos periodistas que se crecen ante la adversidad".

 

González pidió al Gobierno "un pacto de educación" para que el estudio de la función de los medios de comunicación "sea obligatoria en secundaria" porque "el futuro del periodismo es el futuro de la democracia". Y todo ello, apuntó la presidenta, porque "nunca ha existido tanto interés por la información como el que hay ahora".