• 25 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Las amenazas del periodismo

Ante el flujo constante de noticias, el director de EL MUNDO, Francisco Rosell, analizó la labor de los medios de comunicación en la conferencia anual de editores de prensa 'El periodismo que viene'.

Francisco Rosell, director de EL MUNDO, comparaba ayer los medios de comunicación con quienes tienen que «cribar las pepitas de oro en el río». Ante un flujo constante de noticias, enturbiado por la posverdad, la buena información resulta valiosa. La Asociación de Medios de Información (AMI) recapacitó sobre éste y otros temas en El periodismo que viene, título de la conferencia anual de los editores de prensa, que sirvió para presentar el libro blanco del sector. «Si los medios fallan, si caen, arrastran en su caída a las sociedades democráticas», afirmó Rosell en la mesa Contra la malversación del periodismo, que cerraba la jornada celebrada en Madrid.

Javier Moll, presidente de AMI, y Luis Enríquez, consejero delegado de Vocento, protagonizaron junto con Rosell una charla presentada por el periodista y adjunto al director de 'El País' Juan Cruz. Preguntado por éste acerca de las 'fake news', Moll hizo referencia a los pasquines del pasado para sentenciar: «Falsedades se han publicado siempre». Sin embargo, «ahora lo hacen una serie de robots que, con unas directrices, invaden las redes sociales de falsedades». Aunque Rosell cree en el restablecimiento de los medios como garantes de la buena información –«los intermediarios tienen que existir y tienen que ser reconocibles»–, Enríquez alertó de las dificultades del reto: «No soy optimista. El problema, a diferencia de los pasquines, es la capacidad masiva instantánea de divulgación que tienen redes sociales y buscadores».

«La corriente de fuera es volátil», recordaba Rosell: «Si el medio no tiene clara su esencia, nos van a marcar el ritmo con el algoritmo [que prioriza en Google unas búsquedas sobre otras]. Desde ese momento, se desnaturalizarían los medios».

La jornada no pasó por alto la importancia de los gigantes de la Red en el nuevo periodismo online. No en vano, Madhav Chinnappa, director del área de Google dedicada a relaciones estratégicas, información y editores, abogaba por un «diálogo saludable entre Google y los editores».

La empresa de Mountain View desarrolla productos para editores, forma a periodistas a través del Google News Lab y financia proyectos mediante su programa Digital News Initiative (DNI). Eso sí, cabe recordar que los buscadores, Google por encima de todos, acaparan la mayor parte de los ingresos publicitarios online a los que optan los medios con sus contenidos.

Google y 'New York Times'

La preponderancia de Google ha estimulado que algunos diarios lancen sistemas de suscripciones digitales, como 'The New York Times'. Ismael Nafría, investigador de la reciente reinvención de esa cabecera, subrayó en su charla cómo en la llamada dama gris «el 90% de ingresos digitales procede del 12% de los usuarios más leales». Pese a ello, el dato total de navegadores únicos suele eclipsar el verdadero núcleo del negocio.

Según el libro blanco, los medios integrados en AMI obtuvieron en 2016 un resultado de explotación de 61,4 millones, frente a las pérdidas del año previo. Otro factor esperanzador radica en la audiencia: los lectores de prensa (digital más papel) crecieron en número en 2016; no ocurría desde 2012.