• 25 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Los inversores se fijan en la retribución

Como se destacó en el encuentro 'Perspectivas en la comisión de nombramientos y retribuciones', en el que colaboró EXPANSIÓN, la diversidad es un factor que enriquece a las organizaciones.

​El informe anual sobre las remuneraciones de los consejos es el elemento que motiva la mayor cantidad de recomendaciones de voto negativas en las juntas de accionistas, según un estudio elaborado por EY, que analiza las votaciones en las empresas del Ibex durante los dos últimos años. Tanto los asesores de voto, como los propios inversores, consideran que contar con una política clara de retribuciones para los ejecutivos supone un gran argumento a favor de las compañías.

Además, la existencia de una legislación rigurosa también es positiva, puesto que proporciona a los accionistas una sensación de mayor control. Por otra parte, la diversidad en la composición de los consejos es otro factor que enriquece a las organizaciones, como se destacó en el encuentro 'Perspectivas en la comisión de nombramientos y retribuciones de las grandes corporaciones', organizado por el Global Corporation Center de Fundación EY y el IE Business School, con la colaboración de EXPANSIÓN.

Legislación

En España, los expertos valoran de forma positiva el actual marco regulatorio en materia de retribuciones. “La última reforma de la Ley de Sociedades de Capital y el Código de Buen Gobierno de la CNMV nos sitúan en un nivel muy avanzado respecto a otros países de Europa. De hecho, los principales asesores de voto reconocen que el marco normativo español es una ventaja competitiva a la hora de atraer inversiones”, explicó Miguel Ferre,senior advisor de EY y vicepresidente del Global Corporation Center.

A sabiendas de su peso en las decisiones de voto, más de la mitad de las entidades analizadas en el informe de EY han modificado recientemente su política de remuneraciones. “En 2017, hasta un cuarto de las compañías del Ibex 35 se enfrentó a un porcentaje relevante de votos negativos –por encima del 14%– en las juntas. Para evitarlo, es necesario ir más allá del marco normativo: asumir las preocupaciones del accionariado y los estándares internacionales que materializan las recomendaciones de los asesores”, indicó Ferre.

Respecto al pasado “la función del consejo de administración no sólo pasa por desarrollar el negocio en un mercado cada vez más complejo, sino que debe saber que cada acción suya tiene implicaciones legales”, afirmó Giuseppe Tringali, presidente del Global Corporation Center. Además, subrayó que a esto se debe añadir la responsabilidad patrimonial y penal de todos los integrantes del consejo.

“Los inversores y los asesores de voto no sólo quieren información cuantitativa, sino también cualitativa, que es la más importante para entender cómo el sistema retributivo se alinea con la estrategia de la empresa y favorece su sostenibilidad a medio plazo”, aseguró Jaime Sol, socio responsable de People Advisory Services de EY.

Asimismo, Sol explicó que el proyecto de circular de la CNMV que modifica el informe anual de remuneraciones da respuesta a una de las principales inquietudes de las compañías, dado que flexibiliza el formato. “En última instancia, la información sobre retribuciones debe ser útil y, para ello, es fundamental darle una cierta flexibilidad”, señaló Ana de Palacio, presidenta de la comisión de nombramientos, retribuciones y RSC de Enagás.
“En el contexto actual, deben primar dos conceptos: equilibrio e información. El gran objetivo es motivar y mantener a los mejores en el consejo y, para ello, debemos explicar bien lo que hacemos y cómo lo hacemos”, argumentó Juan Pi Llorens, presidente de la comisión de riesgos de BBVA.

Del mismo modo, Pi Llorens se refirió a la escasa variedad de perfiles existente en los consejos nacionales. La diversidad, en todas sus vertientes, aún tiene pendiente instalarse en estos órganos de gobierno. En España, el porcentaje de mujeres presentes en los consejos de empresas cotizadas no llega al 20% sobre el total: un dato modesto en comparación, por ejemplo, con el 25% que alcanza Reino Unido. Del mismo modo, el 19% de consejeros extranjeros en España se antoja escaso en relación con los datos de Francia o Alemania, donde los pasaportes foráneos superan el 30%.

Comisión

En la actualidad, “no hay una sola comisión de nombramientos, al menos en las cotizadas, donde no se hable de diversidad en sentido amplio. En cada oportunidad de renovación de cargos, debemos revisar qué perfil necesitamos en función de la estrategia corporativa”, comentó Laura González Molero, consejera independiente, healthcare & wellnesssenior advisor y vocal de la comisión de nombramientos y retribuciones de Ezentis. De este modo, González Molero remarcó que “debemos ser más pragmáticos y estratégicos en nuestras decisiones”.

Aunque el avance es progresivo, nadie cuestiona la importancia de albergar diversidad en el seno de las compañías. “Debe haber distintas sensibilidades dentro de un consejo. No obstante, también hay que tener muy claro cuál es su función: aportar sentido común, supervisar y apoyar lo que el equipo ejecutivo incluye en el plan de negocio”, puntualizó Catalina Miñarro, vicepresidenta de Mapfre y presidenta de la comisión de nombramientos de ACS. En definitiva, la diversidad, tanto de género como de las experiencias y trasfondos personales, es un reto para las compañías y un aspecto que potencia sus consejos.