• 25 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

EL MUNDO premia el periodismo valiente

El jurado reconoció al analista estadounidense Thomas L. Friedman, en la categoría de Mejor Columnista, y a las periodistas mexicanas Lydia Cacho y Anabel Hernández, en la de Reporteros.

​El diario EL MUNDO ha fallado este martes sus Premios Internacionales de Periodismo, unos galardones que en esta edición han recaído en Thomas L. Friedman, en la categoría de Mejor Columnista del Mundo, y en Lydia Cacho y Anabel Hernández, en la de Mejor Reportero. 
 
Los premios reconocen el rigor de los profesionales, el valor periodístico, el compromiso ético y la defensa de la libertad de expresión en todo el mundo, y conmemoran la figura de Julio Fuentes y Julio A. Parrado –víctimas de las guerras de Afganistán e Irak, respectivamente- y José Luis López de Lacalle, asesinado por la banda terrorista ETA. 
 
Thomas L. Friedman es, además del periodista vivo con más Pulitzer en su haber –en concreto, tres- uno de los profesionales más influyentes del mundo, cuyas opiniones son capaces de dirigir la temática de la conversación global al más alto nivel.  Galardonado por unanimidad, el jurado lo catalogó como "un gigante del pensamiento, un opinador 100% periodista que será una de las voces que module el devenir del mundo mientras busca recuperar las esencias de Estados Unidos". 
 
Friedman ha analizado la triple aceleración de nuestro tiempo, la de la tecnología, la globalización y el cambio climático, así como el estudio, mediante ejemplos cotidianos, del remedio para calmarlas. En el transcurso de su vida profesional, ha cubierto los grandes conflictos a nivel mundial de las últimas décadas, desde la guerra civil del Líbano y su posterior invasión por Israel, a la masacre de Sabra y Chatila, la caída del muro de Berlín y las protestas de Tiannamen. 
 
En su último libro Gracias por llegar tarde, Friedman propone una parada a los lectores para reflexionar en estos tiempos vertiginosos y encontrar así soluciones ante desafíos éticos y políticos.  
 
 
Lydia Cacho y Anabel Hernández, una apuesta por el periodismo social 
 
Las periodistas mexicanas Lydia Cacho y Anabel Hernández tienen en común su dilatada trayectoria como reporteras de investigación y su apuesta por la denuncia social en un país donde denunciar los crímenes y abusos de ciertos sectores puede suponer la muerte.  Ambas han llevado esta lucha por la libertad de expresión hasta sus últimas consecuencias como defensoras de los colectivos menos favorecidos, con la pobreza, la infancia y la mujer entre sus prioridades. 
 
"Estas dos mujeres periodistas en México, valientes y valiosas", tal y como las definió el jurado, acreditan sobre todo "el mérito de la persistencia en el ejercicio del periodismo, un trabajo con militancia que se vuelca en los derechos sociales". 
 
Lydia Cacho es una escritora prolífica, concienzuda investigadora, fundadora de refugios para mujeres e impulsora de herramientas para proteger a los niños en un país en el que más muertes de periodistas se perpetran, sólo por detrás de Siria. 
 
En el mismo peligroso territorio trabaja Anabel Hernández, que no ha tenido reparos en señalar la complicidad de las autoridades mexicanas con algunos de los actos que denuncia, lo que le ha llevado a temer por su vida. 
 
Asimismo, durante la deliberación, se acordó dedicar una mención especial a Alfredo Meza, Ewald Scharfenberg, Joseph Poliszuk y Roberto Deniz, reporteros y editores del portal Armando.info, que se han unido al exilio venezolano, víctimas del cerco revolucionario contra el periodismo independiente.  
 
El jurado de esta edición estuvo compuesto por Francisco Rosell, director de EL MUNDO; Aurelio Fernández, director general de Publicaciones de Unidad Editorial; Víctor de la Serna y Raúl Rivero, columnistas de esta cabecera; la escritora Carmen Posadas; el filósofo y ensayista Fernando Savater; César Antonio Molina, escritor y ex ministro; Luciano Fontana, director de Corriere della Sera; Laurent Joffrin, director de Libération, y Katharine Viner, directora de The Guardian, representada en la reunión por el corresponsal del diario en España, Sam Jones.  
 
Los Premios Internacionales de Periodismo de EL MUNDO están dotados de una cuantía económica de 20.000 euros y una escultura conmemorativa de Martín Chirino.
 
Entre los anteriores ganadores se encuentran periodistas de la talla de Christiane Amanpour, Seymour Hersh, Bernard-Henri Lévy, Manu Leguineche, Gay Talese, Arturo Pérez-Reverte y Mario Vargas Llosa. El año pasado el premio Reporteros del Mundo fue para Mark Thompson, presidente y consejero delegado de The New York Times Company y el Columnistas del Mundo para Klaus Brinkbäumer, director del semanario Der Spiegel.