• 25 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

La digitalización como palanca de cambio

En el foro 'Sectores estratégicos de Andalucía', organizado por EXPANSIÓN y patrocinado por Unicaja Banco, se destacó la importancia de las nuevas tecnologías en la producción andaluza.

La digitalización de la economía ha cambiado las reglas de juego en el tablero global y al mismo tiempo que supone una oportunidad de crecimiento para la gran mayoría de los sectores, también impone retos que marcarán el devenir de una partida en la que muchos actores corren el riesgo de quedarse fuera.

Además, la salida a los mercados exteriores, de un lado, y la innovación como herramienta para mejorar la competitividad, de otro, son claves fundamentales para el crecimiento económico andaluz en un contexto de agotamiento progresivo de los vientos de cola –aumento de los tipos, subida de los precios de los carburantes, descenso de la demanda externa– que han impulsado la economía regional en los tres últimos años.

Los participantes en el foro Sectores estratégicos de Andalucía, organizado por EXPANSIÓN con el patrocinio de Unicaja Banco en la sede de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), coincidieron ayer en la necesidad de convertir las nuevas tecnologías en palancas de cambio del tejido productivo andaluz. Una estructura, tal y como analizó el presidente de la patronal andaluza, Javier González de Lara, muy necesitada de un cambio profundo.

Asumir el liderazgo
"Nos enfrentamos a nuevos retos de organización social”, aseguró González de Lara. “Nuestra tierra necesita estar más activa que nunca, tiene unas posibilidades inmejorables para asumir un liderazgo a nivel nacional”, reclamó en una intervención inaugural de la jornada marcada por su llamada al Gobierno andaluz para que despeje incógnitas sobre el posible adelanto electoral en la Comunidad.

“Sería positivo que se despejaran las incógnitas porque es necesario tener certidumbre sobre la puesta en marcha de los presupuestos de 2019”, aseguró en relación a la posibilidad de prorrogar los actuales presupuestos si se adelantaran los comicios autonómicos.

El consejero de Economía, Hacienda y Administración Pública de la Junta de Andalucía, Antonio Ramírez de Arellano, no se refirió durante su intervención a la fecha de las próximas elecciones, pero coincidió con González de Lara en la importancia del fomento de la internacionalización junto a “la industrialización, el emprendimiento, la sociedad de la información y el conocimiento, las fuentes de energías renovables y la cualificación del capital humano”.

A su juicio, “Andalucía es hoy capaz de asumir retos como la creación, entre 2014 y 2017, de 400.000 empleos, lo que ha supuesto la recuperación del 60% del empleo perdido durante la crisis”. En su retrato de la actual coyuntura económica, Ramírez de Arellano, relató cómo “la inversión extranjera en Andalucía se ha incrementado en un 13% en los primeros seis meses de este año, 11 puntos por encima de la media española”, recordó. Y añadió otro dato significativo: en el segundo trimestre de 2018 España obtuvo una tasa negativa del 21,7% frente a un crecimiento de la inversión extranjera productiva en Andalucía del 96,3%.

El consejero adelantó que el plan de desarrollo económico de Andalucía 2020-2027, actualmente en fase de elaboración, “incidirá en el sector exterior de la economía andaluza dado nuestro potencial exportador, que recordemos, ha sido fundamental para sortear la crisis”.

Martí Saballs, director adjunto de EXPANSIÓN, recordó la década transcurrida desde el inicio de la recesión económica “que de gran depresión acabó solo en gran recesión y eso es algo de lo que podemos sentirnos satisfechos por el esfuerzo realizado tanto por las administraciones como por el conjunto de la sociedad española”. “Existen muchas incertidumbres ante nosotros y no podemos olvidar los peligros que nos atenazan, pero estamos en el buen camino, que no es otro que aprender y progresar”.

José Luis Berrendero, Director General de Negocio Unicaja Banco, quiso destacar cómo, a pesar de que Andalucía aún sufre consecuencias serias post crisis, “las previsiones de crecimiento de la economía andaluza para este año son del 2,7% para el Producto Interior Bruto (PIB) y del 2,4% en materia de empleo”. Berrendero aprovechó la ocasión para reiterar el compromiso de Unicaja Banco “con empresarios y emprendedores para materializar sus planes de desarrollo con soluciones de financiación y formación específica”.

Empatía con la empresa
Como ponente de la mesa de debate Internacionalización, tecnología e innovación para la mejora de la competitividad y productividad del tejido económico-industrial –moderada por el periodista Nacho González, delegado de EXPANSIÓN en Andalucía–, Gonzalo Guillén, CEO de la aceitera Acesur, defendió la calidad del aceite producido en Andalucía gracias, en parte, al esfuerzo realizado por las empresas en innovación y digitalización, y llamó a la clase política a hacer un “esfuerzo de empatía con la empresa para revisar las desigualdades en materia de regulación”.

Algo en lo que coincidió con el CEO de la multinacional de producción y elaboración de cobre Atlantic Copper, Javier Targhetta, que también reclamó la agilización de la carga burocrática para hacer crecer el tejido productivo andaluz. “Creo en la internacionalización, el desarrollo de las infraestructuras, el talento, la flexibilidad laboral y la disminución de la presión fiscal”, resumió.

Beltrán Calvo, CEO de la firma tecnológica Isotrol, recordó cómo el sector de las renovables ha renacido en España de la mano de la digitalización. “Nada hubiera sido igual sin el desarrollo masivo de la digitalización, que aún tiene que dar muchos frutos. Y ningún sector puede quedarse fuera”.