• 25 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Roca, rey del Premio Paquiro

El galardón de ‘El Cultural’ de EL MUNDO recae por unanimidad en el torero peruano por su arrolladora temporada, que lo sitúa como la nueva gran figura del toreo del siglo XXI.

​Con la misma contundencia con la que ha desarrollado su temporada en los ruedos, Andrés Roca Rey ha sido galardonado con el X Premio Paquiro de Toros que otorga El Cultural de EL MUNDO al acontecimiento taurino de la temporada 2018. Y es que la explosiva irrupción del terremoto peruano y la conquista de la cúpula del toreo fue considerada ayer por unanimidad por el jurado calificador como un hito que le consagra como nuevo Rey de los toreros a sus tan solo 21 años. Roca Rey ha sido el absoluto dominador de la temporada española.

Fuera cual fuera la plaza y fuera cual fuera la categoría de la figura a la que se enfrentase. Todos quedaron descolgados en el camino sin tregua de RR ante la brutal regularidad de sus triunfos a golpe de poder, valor y de una personalidad única que le encumbran como nueva e indiscutible figura del escalafón.

El jurado del galardón más codiciado de España consideró, por tanto, la grandiosidad del conjunto de su temporada de apabullantes números en los tendidos y en los ruedos, desde Valencia a Pamplona, pasando por Bilbao, San Sebastián, Salamanca o Albacete –un total de 89 orejas y 30 puertas grandes en 55 tardes–, como todo un acontecimiento.

Luis Abril presidió el jurado compuesto por la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad, Carmen Calvo; el director de EL MUNDO, Francisco Rosell; el académico y presidente de El Cultural, Luis María Anson; la torera Cristina Sánchez; el director del Canal Toros de Movistar Plus, Ignacio Frauca; el director general de la Fundación Toro de Lidia, Borja Cardelús; el periodista Jordi García-Candau; el ganadero y empresario José Luis Lozano; el consejero delegado de Nautalia y empresario de Las Ventas Rafael García Garrido; y el jefe de la sección de Toros de EL MUNDO, Zabala de la Serna.

«Sin él, el año taurino habría sido otro», explicó Luis Abril en la apertura de intervenciones para definir así el carácter de acontecimiento que ha tenido el conjunto del año de Roca Rey, con el que no hubo debate a la hora del fallo e hizo de la suya la única candidatura nítida. «Roca Rey dota de un nuevo protagonismo a la Fiesta. Ha sido todo un revulsivo. Es muy importante que incorpore a la juventud y recupere el carácter de universalidad que siempre ha tenido este espectáculo», defendió Francisco Rosell, director de EL MUNDO. Que reafirmó también la apuesta de este diario por la Tauromaquia. «Los toros son un elemento esencial de la cultura española y defenderlos es una apuesta por la libertad».

Mientras Borja Cardelús destacó la «emoción» que ha provocado cada tarde del peruano, José Luis Lozano destacó la importancia de que esta nueva figura venga defuera de España. «México, Venezuela, Colombia, Perú... La aportación de los países latioamericanos ha sido históricamente importantísima».

Los números de Roca Rey en este 2018 son incontestables. Líder absoluto del escalafón con 55 tardes, ha cortado un total de 89 orejas que le han abierto 30 puertas grandes. El Cóndor del Perú no sólo ha arrollado en trofeos conquistados. También lo ha hecho en taquillas. La expectación se ha desbordado allá donde ha estado anunciado.

De todas las actuaciones que componen su año en España, 29 superan el 90% de asistencia. Su última tarde en la Feria de San Miguel de Sevilla volvió a colgar el «no hay billetes», su sello personal. En total, más de 500.000 personas han acudido al reclamo de este torero. Un dato deslumbrante en tiempos de vacas flacas. Con este premio, patrocinado por Nautalia, Roca Rey entra un palmarés de lujo que estrenó Castella en 2006 como símbolo de la internacionalidad del toreo. Un año más tarde, la reaparición de José Tomás en Barcelona le valió su primer galardón.

Llegarían después para él otros tres Balones de Oro: uno por el doble y apoteósico regreso a Madrid en 2008; otro por la convulsión que supuso su reaparición en Valencia en 2011 tras volver de la muerte en Aguascalientes; y el último por la soberbia mañana en solitario de Nimes, en 2012, con 11 orejas, un rabo y un indulto. Morante de la Puebla fue premiado por su hito a la verónica en Madrid en 2009, y Vargas Llosa y Pere Gimferrer por su defensa del toreo ante el liberticidio catalán. Enrique Ponce y la Junta de Administración de Bilbao fueron los protagonistas del acontecimiento de 2013 para el jurado,  como guinda perfecta para un binomio histórico e inseparable desde hace un cuarto de siglo.

El último Paquiro tuvo como amo y señor a Miguel Ángel Perera por su doble Puerta Grande en la Feria de San Isidro de 2014, cuando cortó cinco orejas en menos de 10 días. Todo antes del renacer con toda su fuerza del codiciado y cotizado galardón de EL MUNDO. Que halló en Roca Rey y en su brutal irrupción en la cúpula del toreo la inspiración de su X edición.