• 25 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

En el corazón de la San Silvestre

MARCA renueva como diario oficial de la prueba de la San Silvestre junto con Nationale-Nederlanden, patrocinador principal de la carrera por tercer año consecutivo.

​Si hay algo que distingue a la ya mítica San Silvestre Vallecana es su autenticidad. Es una carrera profundamente intrincada en el corazón de un barrio con una identidad arrolladora. Por eso, no había mejor lugar que el césped del Estadio de Vallecas para celebrar la renovación del acuerdo entre MARCA, diario oficial de la prueba, y Nationale-Nederlanden, patrocinador principal de la carrera por tercer año consecutivo. 


Last Lap, empresa organizadora del 10 K más famoso de España, quiso así rendir un merecido homenaje al punto de llegada de la histórica carrera, que en 2018 podrá presumir ya de 54 ediciones internacionales y 41 populares. El acto estuvo presidido por Michal Skalicky, subdirector general y director de Comunicación y Atención al Cliente de Nationale-Nederlanden España, y Juan Ignacio Gallardo, director de MARCA, sin que faltara la entrañable figura de Antonio Sabugueiro, orgulloso padre de la carrera más esperada del año en Madrid. 


Todos los protagonistas, una vez rubricado el acuerdo con las fotos de rigor, se trasladaron al Bar Bella Luz, que sigue manteniendo esa atmósfera de barrio que arropó a Sabugueiro y sus amigos un día de diciembre de 1963, el mismo en el que alumbraron la hoy mundialmente famosa San Silvestre Vallecana. “La verdad es que nunca pensé que aquella idea llegaría tan lejos. En principio fue casi una broma, porque estábamos hartos del barro de los cross en la Casa de Campo y por eso pensamos en una carrera sobre asfalto”, recuerda con nostalgia Sabugueiro.


Un flechazo


Skalicky escucha atentamente a Sabugueiro. El alto directivo de Nationale-Nederlanden España no lleva mucho tiempo en nuestro país pero lo suyo con la San Silvestre ha sido un flechazo. No era un runner habitual pero el año pasado debutó en la carrera madrileña y el próximo 31 de diciembre va a repetir. “Es emocionante ver cómo en un sitio pequeño se puede gestar algo tan grande”, reflexiona Skalicky, que el año pasado alucinó con el ambiente. “La verdad es que la realidad supera cualquier expectativa una vez que la corres porque es fantástico sentirte parte del espectáculo mientras la gente te anima. La atmósfera es increíble porque la mayoría de la gente viene a disfrutar con sus amigos en vez de buscar una marca”, finaliza.