• 25 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

La industria vasca demanda talento y cooperación

Los principales agentes económicos de Euskadi, tanto públicos como privados, se dieron cita en la Universidad de Deusto en el foro organizado por EXPANSIÓN.

​Euskadi cuenta con un sector industrial sólido que representa ya más del 24% gracias a que se ha mantenido fiel a este modelo productivo a lo largo de las últimas décadas. Aun así, la industria vasca debe afrontar otros retos y transformarlos en oportunidades para mantener esa buena posición en la era 4.0. Los principales agentes económicos vascos, tanto públicos como privados, se dieron cita en la Universidad de Deusto en el foro organizado por EXPANSIÓN con el apoyo de Laboral Kutxa, Nortegas y Vueling, y la colaboración de Deusto Business Alumni para analizar la industria y la economía de Euskadi como modelo de éxito. 
 
Una de las consecuencias directas de la industria en cualquier economía es la generación de empleo de calidad, y así ha sucedido en el País Vasco, que en el último año ha creado 19.000 empleos netos. Pero las empresas se enfrentan a un problema demográfico que complica la contratación de personal cualificado, según explicó el presidente de la patronal vasca Confebask. Para Roberto Larrañaga, el sistema de Formación Profesional ha sido una de las claves del éxito de modelo económico, "pero ahora nos encontramos con que hay más demanda de las empresas que oferta de alumnos".  
 
 
Plan de ciberseguridad 
 
Esta contrariedad tiene un impacto directo en una de las estrategias del Gobierno vasco como es el plan estratégico de ciberseguridad 2030, que quiere hacer de Euskadi un hub en esta materia. "Nuestro reto es la falta de personal cualificado y, en especial, la escasez de mujeres en este ámbito", apuntó el director general de Spri Group, Alexander Arriola
 
Los coloquios sobre la industria vasca fueron moderados por el director adjunto de EXPANSIÓN, Iñaki Garay, que también planteó otro tema bastante cuestionado, como es la dimensión de las empresas en Euskadi. Un hándicap que ya no es tan prioritario, según se desprendió de las palabras del presidente de la corporación de Mondragón, Iñigo Ucín. "El pequeño tamaño parece que no te permite competir, pero se gana en agilidad en la búsqueda de nichos".
 
No obstante, el representante del grupo cooperativo ofreció la clave para suplir la falta de tamaño: la cooperación entre empresas. Este concepto fue uno de los más repetidos durante el foro.
 
Adolfo Rebollo, CEO de Ingeteam, valoró la fructífera relación entre el mundo empresarial y la Administración autonómica, aunque "aún tengamos un gap en la colaboración entre empresas".  Más allá de adquirir dimensión o afrontar proyectos internacionales, para el director de Industria y Transporte de Tecnalia, Agustín J. Sáenz, la cooperación interempresarial "aporta masa crítica, que es lo que se requiere para ser excelentes en el desarrollo tecnológico".  
 
 
Modelo de I+D+i 
 
El modelo vasco de I+d+i también ha sido otro de los factores que ha marcado el éxito de la industria vasca como generador de riqueza. "No sirve de nada la innovación si no la transformamos en PIB", apuntó el directivo del centro tecnológico. 
 
La estrategia Basque Industry 4.0 liderada por el Gobierno vasco también ha tenido su efecto inmediato en las propias empresas que han transformado sus centros de producción en fábricas inteligentes, "totalmente sensorizadas", como explicó el director general de ITP Aero, Carlos Alzola. "Trabajamos en la digitalización por pura necesidad, porque nuestros competidores son más grandes que nosotros y la colaboración es una necesidad vital". 
 
Esta transformación conlleva el planteamiento de nuevos modelos de negocio que requieren un esfuerzo de las empresas, como apuntó la directora general de Orkestra, Mari José Aranguren. "Son cambios fuertes para las estrategias empresariales, y ahí tiene un papel importante la universidad para conectar más con el tejeido industrial". 
 
La directora comercial de Laboral Kutxa, Susana Andrés, se mostró optimista en su diagnóstico financiero de la empresa vasca. "Las compañías han aprendido de tiempos pasados, su músculo financiero es bueno, y además hay liquidez en el mercado". 
 
El director de Network de Vueling, Manuel Ambriz, dejó patente durante el coloquio la apuesta de su aerolínea por Euskadi. "Este verano añadiremos una quinta aeronave en Bilbao con el fin de consolidarnos", aseguró, destacando la voluntad de la compañía de crecer, crear empleo de calidad y mejorar la conectividad.