• 25 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Bicicleta eléctrica y movilidad urbana

El diario económico EXPANSIÓN ha organizado un encuentro de expertos para analizar el futuro de la bicicleta como una alternativa real de transporte para uso diario.

​El futuro de la bicicleta es eléctrico. La valoración del vehículo como medio de transporte, junto con su utilización como sinónimo de salud y arma contra la contaminación en el entorno urbano, son los principales factores que han contribuido a que cada vez un público más amplio haya comenzado a utilizarlo, mientras que el soporte eléctrico aporta el empujón necesario para que se generalice como un vehículo de uso diario. 
 
Al mismo tiempo, más de la mitad de la población mundial vive ya en ciudades y las tendencias apuntan a una masificación aún mayor. De la mano de la reticencia creciente que los jóvenes muestran a tener un coche en propiedad, la bicicleta se ha convertido en una alternativa real de transporte, como se manifestó en el encuentro Bicicleta eléctrica y movilidad urbana, que organizó EXPANSIÓN con el patrocinio de Cofidis. 
 
Cifras 
 
Las bicicletas eléctricas han ganado cuota de mercado en los últimos tiempos. Con más de 3.000 bicicletas vendidas cada día en España, la venta de modelos eléctricos aumentó casi un 79% en 2017 –con más de 72.000 unidades comercializadas–, según un estudio sobre el sector realizado por Cofidis en colaboración con Ambe. La bicicleta ya es el vehículo eléctrico más vendido en España y su demanda es cada vez mayor. 
 
Mientras que en 2017 descendió la venta de bicicletas de carretera y de montaña, los modelos urbanos y, en especial, los eléctricos experimentaron un fuerte impulso. Desde Cofidis apuntan que las bicicletas de montaña ocupan el primer puesto en las solicitudes de financiación para afrontar la compra, con un 84% del total. 
 
Tras ellas, las bicicletas de carretera han alcanzado una cuota del 13% y, en tercer lugar, las bicicletas eléctricas representan un 3% del total de unidades financiadas. Pese a que las bicicletas para niños copan el 35% del mercado en ventas, no suponen ni siquiera el 1% de la financiación en créditos. 
 
En paralelo, los sistemas de bicicletas compartidas han permitido que miles de usuarios accedan a este vehículo a un precio asequible en muchas ciudades españolas. Una de ellas es Madrid, que cuenta con BiciMad, el sistema de bicicletas públicas eléctricas que dispone de 2.500 vehículos. 
 
"Un sistema de bicicletas públicas busca generar una conciencia ciclista en la ciudad, para que la gente comience a utilizarlas", explicó Álvaro Romero-Requejo Revuelta, jefe de servicio de gestión de BiciMad en la EMT (Empresa Municipal de Transportes de Madrid). El responsable del servicio afirmó que ya tiene más de 67.000 abonados anuales. 
 
De hecho, la Empresa Municipal de Transportes está desarrollando MaaS Madrid, una aplicación que pretende integrar las distintas opciones de movilidad en la ciudad y facilitar el acceso a los usuarios. "MaaS apuesta por conseguir que este auge de servicios de movilidad compartida que vivimos se complemente con el transporte público, el gran eje de la movilidad", dijo Ignacio Ramos Soriano, director de MaaS de la dirección de Comunicación y Consultoría en la EMT de Madrid. 
 
En la actualidad, Ramos apuntó que la bicicleta representa en torno al 1,5% de la movilidad total en la ciudad de Madrid. No obstante, "a Madrid todavía le queda mucho para ser una ciudad en la que te puedas mover en bicicleta con normalidad", puntualizó Juan Ochoa, miembro de la dirección de Atebi (Asociación Española de Tiendas de Bicicletas). Asimismo, hizo énfasis en la importancia de la seguridad para que el uso del vehículo se extienda. Así, señaló que los robos son un factor que juega en contra de que los usuarios adquieran bicicletas en propiedad. 
 
En la misma línea, Julio Sánchez, gerente de Sanferbike, planteó que "tiene que haber un cambio cultural y en materia de educación muy importante para tener la seguridad de que no te la van a robar". Sánchez, que explicó que la bicicleta debe empezar a concebirse como una alternativa real de transporte, reconoció que "desde la entrada en vigor de Madrid Central, nuestra facturación se ha incrementado en torno a un 60%". 
 
Financiación 
 
Por su parte, Anna Golsa, directora de márketing de Cofidis, comentó que "la bicicleta eléctrica debe ser clave en la movilidad de la ciudad inteligente". Además, remarcó el compromiso de su compañía con la financiación de estos vehículos, que "contribuye a que la sociedad pueda acceder de forma más sencilla a un consumo más responsable y de manera más democrática". Las ciudades que cuentan con un sistema de bicicletas compartidas han obtenido entre 1,37 y 1,72 euros de retorno y han reducido la mortalidad prematura en 90 personas en dos años, según un estudio reciente de IESE Business School. 
 
El informe analizó los ingresos, la creación de puestos de trabajo y los efectos sobre la salud de estos sistemas en 13 ciudades europeas, cuatro de ellas españolas –Madrid, Barcelona, Bilbao y San Sebastián–. Si bien el impacto económico por sí mismo no cubre el coste de la inversión en todas las ciudades, la suma de los beneficios para la salud hace que sean plenamente rentables. 
 
Así, el aumento de la actividad física y la reducción del tráfico decantan la balanza por el lado de los beneficios, a pesar de los riesgos asociados al aumento del uso de la bicicleta en el entorno urbano, sobre todo la convivencia con coches y vehículos pesados.