• 25 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

Foro del deporte en EL MUNDO

Ona Carbonell y Vicente del Bosque explicaron la importancia que el deporte ha tenido en sus vidas durante un encuentro que tuvo lugar en el Espacio Bertelsmann.

​La medallista olímpica y mundial Ona Carbonell y el ex seleccionador y campeón del mundo de fútbol Vicente del Bosque participaron ayer en el encuentro El deporte español, seña de identidad, que organizó el diario EL MUNDO dentro del ciclo Homenaje a la lengua española. El Mundo es nuestro idioma. El director adjunto de EL MUNDO, Rafael Moyano, fue el encargado de dar la bienvenida a todos los asistentes al encuentro, que tuvo lugar en el  Espacio Bertelsmann. En su intervención, Moyano destacó que "ha habido un cambio indiscutible y es la explosión del deporte nacional". "Desde nuestro diario lo hemos compartido, porque los hitos del deporte español nos han permitido escribir en positivo", señaló. Durante el acto, Carbonell y Del Bosque mantuvieron un coloquio en torno al deporte que estuvo moderado por el redactor jefe de EL MUNDO Orfeo Suárez, quien no quiso perder la oportunidad de preguntar al ex seleccionador nacional por el clásico que enfrenta hoy a Barcelona y Real Madrid en el Camp Nou.  "Sólo es fútbol. Esperemos que el partido sea una propaganda de nuestro deporte y nuestro país en el exterior", explicó Del Bosque sobre el partido más mediático, afectado por las reacciones de los movimientos independentistas que llamaron al boicot tras la sentencia del procés y obligaron a su suspensión el pasado 26 de octubre. "Todos queremos que sea una buena proyección del deporte español para el mundo", explicó Del Bosque, que analizó el auge del deporte en nuestro país en las últimas décadas. Junto a él, Ona Carbonell, una de las principales artífices de ese éxito: 21 medallas en Mundiales -más que ninguna mujer en toda la historia- y dos en Juegos Olímpicos.  El pasado mes de septiembre Carbonell anunció su retirada temporal de la natación sincronizada, disciplina en la que ha competido durante más de 15 años. "Ha sido la decisión más difícil de toda mi vida, porque la natación sincronizada es mi pasión. Siempre he priorizado el deporte a todo lo demás y ahora quiero priorizar mi familia al deporte. Ojalá pueda volver a competir habiendo sido madre", comentó la catalana en este evento, uno más para conmemorar el 30 aniversario del periódico y que estuvo patrocinado por Telefónica, el Banco Santander y Huawei. Gran parte de la conversación se centró en las experiencias de ambos como deportistas de élite y explicaron la importancia que sus carreras profesionales han tenido en sus vidas. "He sido un privilegiado al poder dedicarme al fútbol, que era mi deporte favorito de pequeño. He podido llevar adelante mi pasión, el motor que ha conducido mi vida", afirmó Del Bosque, que coincidió con Ona en esa "pasión" que necesita todo deportista. "De pequeña, cuando veraneaba con mi familia en Menorca, me pasaba los días enteros dentro del agua; me encantaba. Entonces hacía gimnasia rítmica y decidí pasarme a la natación sincronizada. Fue la mejor decisión que he tomado en mi vida porque el deporte me ha regalado momentos increíbles", explicó la nadadora, dueña de un palmarés inigualable. Hubo tiempo también para hablar de los nervios de la competición e incluso del miedo. Vicente del Bosque aseguró que uno de los momentos más tensos de su carrera fueron las semifinales de la Eurocopa de 2012 ante la Portugal de Cristiano Ronaldo. En aquella tanda de penaltis, en la que España se clasificó, el seleccionador sufrió, y mucho, con el lanzamiento de Sergio Ramos a lo Panenka. "En ese momento necesitábamos dos corazones para seguir viviendo. Eso sí, a pesar de todo, lo hizo con muchísima seguridad y muchísima eficacia. Aunque lo pasamos mal, muy mal".  En este sentido, Carbonell explicó que "todos los deportistas padecemos nervios cuando estamos compitiendo", pero  también recalcó la importancia de que esos nervios no se transformen en miedo. "Intento siempre tener respeto, pero nunca miedo. El miedo te puede anular o puede hacer que no evoluciones. Hay que intentar aprender a gestionar toda esa presión que se encuentra alrededor de una competición tan importante como puede ser un Mundial, unos Juegos Olímpicos o un Campeonato de Europa". Para Carbonell, el papel de los técnicos es decisivo en un deportista: "Mis entrenadoras han sido como mis madres, porque nos pasábamos muchas horas con ellas. Es muy importante cómo lideran el equipo, cómo le dicen las cosas a los jóvenes. Tienen que ser un ejemplo para todo". En la misma línea, Del Bosque añadió desde su experiencia que es mejor convencer que imponer. Es mejor hablar despacio y educadamente que dar muchas voces". Los valores que representa el deporte se adquieren desde niño y parte de ellos los inculcan los entrenadores. Vicente del Bosque fue director de la cantera del Real Madrid a final de la década de los 80 y los 90, el momento en que se sintió "más útil y realizado" durante toda su carrera. "En el Real Madrid se intentaba preparar a los chicos para la vida, no sólo para el fútbol. Intentábamos formar, educar y también proyectar a los jugadores al primer equipo, claro. Los chavales tenían que aprender la importancia de sus estudios y de su educación", explicó el que fuera seleccionador español en dos de los mayores éxitos de España durante toda su historia (el Mundial de 2010 y la Eurocopa de 2012).  Con este evento, el diario EL MUNDO continúa con el ciclo de foros que organiza con motivo de su 30 aniversario para rendir homenaje a la lengua española y que inauguró el director de cine, Alejandro Amenábar en el mes de noviembre. En estas jornadas participarán destacadas personalidades del mundo de la tecnología, el deporte, la sostenibilidad, el turismo o el cine.