• 25 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

EXPANSIÓN analiza el modelo turístico de México

El país norteamericano quiere "explotar el turismo y no al turista", y plantea iniciativas de crecimiento sostenible para impulsar un turismo de calidad que beneficie a la población local.

​México recibió en 2019 a más de 40 millones de turistas internacionales, unas cifras que sitúan al país norteamericano entre las principales potencias mundiales del sector. Sin embargo, el actual gobierno encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador quiere ir más allá. Los proyectos turísticos en ejecución en el país superan los 2.700, con un valor aproximado de 15.000 millones de dólares.

"Estos proyectos habilitarán 90.000 nuevas habitaciones hoteleras en tres años y generarán 79.000 empleos", explicó Miguel Torruco Marqués, secretario de Turismo de México, en el último encuentro Iberoamérica Empresarial, que organiza EXPANSIÓN, con el patrocinio de Ontier y del Grupo Pozzeidon y la colaboración académica de IE Business School.

Las divisas por turismo que recibió el país el año pasado ascendieron a casi 25.000 millones de dólares, lo que supone un incremento del 10% en relación a las cifras registradas el año anterior. Sin embargo, el Gobierno mexicano no quiere que el sector crezca a cualquier precio. "No buscamos la masificación turística, sino un turismo de calidad, con un mayor gasto per cápita", señaló el secretario. "Hay que explotar el turismo y no al turista", sentenció.

Torruco insistió en que los destinos que más y mejor se desarrollarán en el futuro serán aquellos que sepan conjugar sostenibilidad y rentabilidad, los que cuiden su entorno e integren a la población local. “Estamos trabajando mano a mano con el sector privado y los gobiernos locales para alcanzar esos niveles”, añadió el ministro. Fruto de esa colaboración, Torruco destacó la puesta en marcha del proyecto para construir el denominado Tren Maya, que recorrerá la península del Yucatán. El ministro destacó que este tren recorrerá "los Estados del sur, donde hay más pobreza".

El secretario aprovechó también para destacar los múltiples atractivos de México como destino turístico, más allá del sol y la playa. Destacó que el país cuenta con más de 11.000 kilómetros de costa, 183 millones de hectáreas de bosques y selvas, 182 áreas protegidas (de las cuales 74 están abiertas al público) nueve ecosistemas diferenciados, 193 zonas arqueológicas abiertas a los visitantes y 68 lenguas indígenas. El ministro desveló también que Ciudad de México es la segunda ciudad del mundo con más museos, sólo por detrás de Londres. "Tenemos un tesoro que hay que conservar", insistió.

Torruco también quiso dejar claro que el Gobierno de López Obrador quiere tener una buena relación con los empresarios del sector turístico: "Soy buen amigo de la mayoría", aseguró. El ministro recordó que el Ejecutivo mexicano ha hecho bandera de la austeridad y reconoció que "cuando llegamos al Gobierno hubo cierto enojo en el sector privado porque terminamos con sus subvenciones".

Crecimiento estancado

Torruco reconoció que, a nivel macroeconómico, las cifras de crecimiento no han acompañado a López Obrador en su primer año al frente de la presidencia del país; sin embargo, destacó que se ha producido "desarrollo social" y puso como ejemplo que se están invirtiendo en "hacer carreteras en los estados pobres".

Precisamente sobre las cifras macroeconómicas del país, el profesor de Economía del IE Business School, Juan Carlos Martínez Lázaro, recordó que la economía mexicana estuvo estancada el año pasado a causa "de la incertidumbre interna y la guerra comercial", aunque estimó que en 2020 la inversión podría acelerarse gracias al nuevo Nafta (el renovado Tratado de Libre Comercio que han firmado Estados Unidos, Canadá y México).

En el foro, que estuvo moderado por Adolfo Favieres, embajador del Consejo Mundial de Viajes y Turismo, y que contó con la presencia de la embajadora de México en España, Roberta Lajous, también participó Humberto Hernández-Haddad, subsecretario de Calidad y Regulación de la Secretaría de Turismo del Gobierno de México. Aseguró que "el turismo es una locomotora económica y tenemos que cuidarlo, más ahora, habida cuenta de que las rentas del petróleo han desaparecido a causa de la deuda de más de 100.000 millones de dólares que acumula Pemex".

Hernández-Haddad defendió México como destino seguro y confiable para las inversiones turísticas. "Trabajamos con eficiencia y transparencia (...) pero aún necesitamos modernizar nuestras infraestructuras para seguir avanzando", explica el subsecretario.

El objetivo es, en definitiva, “buscar el equilibrio entre sostenibilidad y rentabilidad”, lo que supone un gran reto.