• 25 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

La descarbonización, a debate en EXPANSIÓN

Los agentes del sector energético reclaman, durante un encuentro organizado por el diario económico de Unidad Editorial, una estrategia clara y mayor certidumbre sobre las subastas.

​La apuesta por un medio ambiente libre de emisiones va ligada a un mayor desarrollo de las renovables. Estas tecnologías están destinadas a ser protagonistas del nuevo mix de generación en detrimento de los combustibles fósiles. Una transición energética basada en la electrificación de la economía, la eficiencia energética, las renovables y la gestión activa de la demanda permitiría mejorar la calidad y la seguridad de suministro, además de abrir nuevas oportunidades de negocio en el sector energético.


Sin embargo, la fiebre de solicitudes de proyectos renovables en España amenaza con poner en peligro la viabilidad de esto, un motivo que lleva a muchos a reclamar al nuevo Gobierno una estrategia definida para el futuro energético del país. Así lo manifestaron algunos de los principales agentes del sector en el encuentro El papel de las energías renovables y la digitalización en la descarbonización de la economía, que organizó EXPANSIÓN con el patrocinio de Siemens Gamesa.

Nuevos proyectos

La irrupción de los grandes fondos y las petroleras, que luchan por situarse en primera línea del mercado de la energía verde, ha terminado de disparar la burbuja en el sector de las renovables, que ve cómo cada día se producen más operaciones con activos intangibles y proyectos cuyo futuro está en el aire. "No tiene sentido que las primas de transacciones especulativas se trasladen a la industria y afecten al consumidor", recalcó Julio Castro, director general de Iberdrola Renovables Energía. En cuanto al papel de la administración, Castro abogó por "dejar funcionar los mercados" y adquirir compromisos que eviten esa vocación especulativa.

Entre otras cuestiones, el Ministerio para la Transición Ecológica tiene pendiente elaborar las nuevas reglas de funcionamiento de las futuras subastas de energías renovables. La cartera de Teresa Ribera contempla la convocatoria de subastas de nueva potencia cada año hasta 2030, con un mínimo de 3.000 megavatios anuales. "Son necesarias las subastas basadas en la venta de energía, así como asegurar la estabilidad para los inversores reduciendo la incertidumbre regulatoria", comentó Brian Gaylord, analista de Wood Mackenzie Power & Renewables para Latinoamérica y el sur de Europa.

En la misma línea, "llamamos al nuevo Gobierno a clarificar cuanto antes las reglas de juego para las nuevas instalaciones: hace falta un cierto consenso para definir cuál es el objetivo que España se plantea de aquí a 10 años", resaltó David Mesonero, director financiero de Siemens Gamesa. Asimismo, Mesonero destacó la apuesta por la sostenibilidad de la compañía, que "invierte 600 millones de euros en I+D cada año".​

Para que España siga a la vanguardia del desarrollo en renovables, Heikki Willstedt, director de políticas energéticas y cambio climático de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), coincidió en que "es esencial contar con una buena planificación, una trazabilidad de los objetivos a conseguir y un marco regulatorio claro que permita contar con el apoyo de la fiscalidad". En este sentido, Willstedt incidió en la importancia de "lograr un pacto de Estado y dar pasos hacia la electrificación de la economía".

Puesto que la financiación de los proyectos de renovables es clave, "nuestra posición es apoyar tanto a aquellos que ya están en el punto de llegada como a las empresas que aún están en plena transición", aseveró Juan Casals, director de finanzas sostenibles de BBVA. Asimismo, señaló que se está produciendo "una movilización de capital sin precedentes", y destacó que BBVA se compromete a movilizar 100.000 millones de euros en el ámbito de las finanzas sostenibles hasta 2025.

Peticiones al Gobierno

Los representantes reflexionaron sobre los principales retos que debe abordar la vicepresidenta y ministra de Transición Ecológica Teresa Ribera. "La clave es buscar y obtener compromisos e hitos de construcción firmes por parte de quienes quieran invertir", reiteró Julio Castro. El director general de Iberdrola Renovables Energía indicó que sólo así se puede evitar que se produzcan "transacciones financieras y no industriales".

Por su parte, David Mesonero hizo hincapié en que "las subastas son un mecanismo que tiene todo el sentido del mundo, pero debe haber claridad sobre la fórmula y las condiciones". El director financiero de Siemens Gamesa recalcó que "el coste de la energía es importantísimo, pero se necesitan ciertos mecanismos de incentivo a la inversión y al I+D que permitan mantener la base industrial en España".

Heikki Willstedt manifestó que "en España todas las renovables tienen un enorme potencial que hay que poner en valor: la planificación tiene que ir enfocada a sacar el máximo partido para las empresas y los consumidores".

Acerca de la industria, Juan Casals subrayó que "se trata de un sector hiperregulado en el que aparecen nuevos actores y modelos de negocio que aprecian oportunidades que no capturan las grandes compañías". No obstante, Brian Gaylord se mostró optimista en cuanto a la planificación en materia energética: "De aquí a 2030, creo que podrá haber un consenso para la inversion eólica y solar en España".​