• 25 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

EXPANSIÓN analiza el sector industrial

El diario económico de Unidad Editorial ha organizado el evento '¿Cómo puede el sector manufacturero ser más resiliente y estar mejor preparado para hacer frente a posibles crisis?'.

​Hace unos años, la industria comenzó a abordar su propia transformación digital gracias a avances como la robótica y la sensorización. Ahora, tras la pandemia, el sector manufacturero ha visto cómo se han acortado los plazos para acometer el siguiente paso de su transformación: la gestión de los datos por medio de tecnologías como la inteligencia artificial y el Internet de las Cosas, que dan lugar a mejoras integrales desde la producción y el mantenimiento hasta la gestión financiera y el manejo de los recursos.

 
Tras el duro golpe del confinamiento, el sector ha experimentado un rebote positivo pero aún tiene retos pendientes. Algunos de los principales tienen que ver con la flexibilidad y la toma de decisiones en tiempo real, como señalaron los expertos durante el encuentro digital ¿Cómo puede el sector manufacturero ser más resiliente y estar mejor preparado para hacer frente a posibles crisis?, que organizó EXPANSIÓN en colaboración con SAS.

 
Avances

 
“El sector ha avanzado en muchos aspectos pero aún está en las etapas más incipientes en materia de analítica avanzada e inteligencia artificial, que pueden ser muy útiles para planificar, gestionar el flujo de caja y adaptarse mejor a eventos futuros”, señaló Álvaro Guardado, director comercial y de academics de SAS España, que agregó que la computación en la nube y el Internet de las Cosas son los otros dos pilares tecnológicos para la transformación de la industria. Aplicados “de manera transversal”, Guardado aseguró que estos ejes permiten a las empresas “ser más flexibles, predecir y optimizar”.

 
¿Cuál es el principal aprendizaje que las compañías pueden extraer del Covid-19? “Cada vez es más importante la capacidad de adaptación y la flexibilidad”, destacó René González, director corporativo de estandarización de equipos y fabricación avanzada de Gestamp, que se mostró convencido de que el sector de la automoción será “una palanca muy importante para la recuperación en España”. El responsable de Gestamp incidió en que “debemos diseñar líneas de producción flexibles capaces de producir distintas piezas y vehículos, y aprovechar al máximo los activos e inversiones que introducimos en una determinada fábrica”.

 
Aunque la pandemia ha multiplicado la incertidumbre en cuanto a la producción y la demanda, “también ha puesto de relieve la importancia y el retorno de inversiones que, quizá en un entorno de negocio estable y recurrente no tenían un retorno tan atractivo, pero ahora nos han permitido gestionar de manera ágil”, subrayó Mario Sánchez, director de gestión industrial de Grupo Antolín. Del mismo modo, Sánchez hizo hincapié en la necesidad de “la integración digital de los proveedores en toda la cadena de suministro”.

 
En este sentido, la pandemia ha provocado que se replanteen sistemas de producción como el just in time. “Quizá tengamos que diversificar más nuestras cadenas globales de suministro o tener más cerca determinados componentes estratégicos para no depender tanto de mercados lejanos”, apuntó Alberto Merino, socio consultor responsable de estrategia y transformación de LKS Next (Corporación Mondragón). No obstante, Merino señaló que algunas empresas manufactureras están obteniendo grandes resultados este año, como los fabricantes de componentes para electrodomésticos que exportan la mayor parte de su producción.

 
“Lo más complicado de gestionar de esta crisis ha sido el lado humano, y el impacto del miedo en las personas”, aseveró Alberto Quevedo, director de producción de Cosentino, otra compañía cuya facturación proviene en gran medida del extranjero. Quevedo explicó que “hemos ido ajustando la capacidad de producción en función de la apertura y el cierre de nuestros mercados principales”, como Estados Unidos y Canadá.

 
Por último, “la capacitación de las personas será uno de los aspectos más importantes en el futuro, porque puede actuar como un cuello de botella para la digitalización”, avisó Eduardo Martínez Galarza, director de transformación digital de Idom. Estos sistemas complejos requieren una base de conocimiento suficiente por parte de quienes los manejen.​