• 25 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

La empresa como clave para la recuperación

Durante el evento que ha organizado EXPANSIÓN, el CEO de Santander España ha señalado la importancia de reformas que ayuden a reactivar la economía.

​La economía española se enfrenta a uno de los retos más complejos de las últimas décadas. Lo dice Rami Aboukhair,consejero delegado de Santander España, para quien “es imprescindible que aunemos esfuerzos, dedicación y altas dosis de responsabilidad para evitar un mayor deterioro de nuestro tejido empresarial y nuestra economía”. Así lo expresó durante el encuentro digital Foro Empresas Santander, organizado por EXPANSIÓN con la colaboración de Banco Santander.

Ante la situación provocada por la pandemia, el directivo subrayó que el apoyo a la empresa es clave para la recuperación y pidió “reformas, proyectos y políticas que reactiven la economía”, de modo que los empresarios puedan mantener la actividad y el empleo de millones de personas. Desde la perspectiva de la entidad, Aboukhair aseguró que “vamos a jugar el papel que nos corresponde como banco de las empresas, y lo vamos a ejercer con la responsabilidad y el compromiso que tenemos adquirido con nuestro país y con nuestros clientes, accionistas y empleados”.

Parte de la solución

“Desde el primer momento, Banco Santander ha querido ser parte de la solución”, señaló su consejero delegado, que agregó que la unidad y la colaboración será clave para la salida de la crisis. La entidad ya ha concedido cerca de 72.000 millones de euros en financiación para empresas, pymes y autónomos, de forma que se ha situado como líder en la concesión de líneas ICO con una cuota del 27%. Por otra parte, ha ayudado a más de 200.000 familias con el aplazamiento de pagos y anticipos.

Rami Aboukhair hizo hincapié en que “los fondos europeos para la reconstrucción suponen una gran oportunidad para que nuestro país modernice su modelo productivo, haciéndolo más sostenible y digital, y gane en competitividad”. En este sentido, planteó que el futuro pasa por la digitalización de las pymes, la mejora de la formación y la empleabilidad, una mayor presencia en sectores estratégicos y la modernización de sectores tradicionales clave, como el agro o el turismo.

Por lo tanto, hizo un llamamiento a la ambición en la gestión de los fondos comunitarios y reivindicó “el papel de la banca como canalizador de esas ayudas”, gracias a su experiencia y capacidad para insuflar oxígeno a las empresas. En este sentido, indicó que España ha sido uno de los países europeos con menor asignación de ayudas frente al Covid-19 en relación con el PIB y, sin embargo, “somos el país que más uso está dando a las garantías, en torno al 70% en el caso del ICO, cuando hay países que no llegan al 20%”.

Aunque señaló que los estímulos deberán mantenerse durante más tiempo y su futura retirada tendrá que llevarse a cabo de manera gradual, Aboukhair expresó su confianza en las empresas españolas y se mostró optimista en cuanto al futuro del país. “Les animo a afrontar el futuro con confianza para, juntos, reactivar la economía y que fluya de nuevo la inversión”, manifestó.

Compromiso

Alberto Delgado, director territorial de Banco Santander en Madrid, también incidió en que la entidad ha decidido “ser parte de la solución desempeñando un papel esencial en la recuperación”. En paralelo, señaló que “nuestro compromiso es contribuir decididamente a la creación de riqueza en Madrid, además de aportar valor a la sociedad”. Desde marzo hasta ahora, Delgado explicó que Santander ha puesto a disposición de las empresas, pymes y autónomos madrileños 15.000 millones de euros en financiación, siendo líder de mercado con una cuota del 29% en líneas ICO, y ayudando a 26.000 familias a través del aplazamiento de pagos y anticipos.

En cuanto al escenario macroeconómico, “el peor momento ya lo hemos dejado atrás: a finales de 2021 será cuando recuperemos los niveles de actividad económica que teníamos antes de la pandemia”, aseveró Ana Rivero Fernández, responsable de estrategia de mercado en Europa de Santander Asset Management. Asimismo, apuntó que España es una economía muy cíclica, de modo que, aunque ha sufrido especialmente durante las caídas, será una de las que mejor se comporte en la recuperación. Rivero remarcó que “es el momento de pensar en grande: el acceso a los fondos europeos supone una oportunidad histórica de transformación y modernización del país”.

Del mismo modo que sucedió en la última gran crisis, “tenemos claro que uno de los principales motores de la recuperación será el sector exterior”, aseguró Jaime Uscola, director de comercio exterior de Santander España. El experto señaló que, en estos momentos, el contexto global viene marcado por tres factores principales: la finalización del periodo transitorio en el Brexit, con posibles cambios en la fiscalidad y las aduanas; las elecciones en Estados Unidos, con posibles fluctuaciones del dólar; y la situación en China, con su peso como exportador. “Estamos en un contexto de oportunidad y, con la internacionalización, las empresas crecerán en competitividad, escala y diversificación del riesgo”, dijo Uscola.

Transformación

Otro de los grandes retos que la pandemia abre para las pymes es la digitalización. “Sólo el 28% de las empresas en España tiene un plan para abordar la transformación digital”, alertó Javier Cobo, director de operaciones de Acens Technologies, filial de Grupo Telefónica. “Se trata de un momento clave donde los empresarios deben plantarse una transformación global de su negocio, que servirá para crecer acercándose a sus clientes y saliendo de su mercado actual”, precisó Cobo. Además, añadió que la tecnología hace posible que las empresas sean más capaces y eficientes, conozcan en tiempo real su negocio y se adapten al marco regulatorio.

Por último, Octavio Ramírez, director de la red de empresas de Santander España, recalcó que “hemos querido ayudar a las empresas a la hora de apuntalar sus necesidades financieras de liquidez, para ayudar a ese proceso de innovación y transformación que necesita la pyme”. Como parte de esta hoja de ruta diseñada por la entidad de cara a la recuperación, Ramírez concluyó que “las palancas fundamentales para superar esta situación pasan por ser más internacionales, digitales e inclusivos y sostenibles”.