• 25 millones

    de seguidores diarios

  • Líder de Prensa

    digital en España

  • Una amplia gama

    en revistas líderes en su segmento

Noticias

La economía circular, clave para la recuperación

El agotamiento de los recursos hace necesario un modelo más sostenible, como se destacó en el foro de EXPANSIÓN 'Oportunidades de las empresas para avanzar hacia la economía circular'.

La salud y la sostenibilidad ganarán peso como factor de decisión en la compra tras el Covid-19, según un estudio realizado en mayo por Accenture en 15 países, entre ellos España. Los datos muestran que los consumidores dedican más tiempo que antes a su cuidado personal, tratan de reducir su desperdicio alimentario y adoptan un criterio de consumo más basado en el factor salud y seguridad, con un crecimiento notable de las compras de proximidad.
La previsión es que estas nuevas pautas se mantengan tras la recuperación. En este contexto, los criterios de sostenibilidad estarán muy presentes en la gestión de los fondos europeos para la reconstrucción. En línea con la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el agotamiento de los recursos naturales hace evidente la necesidad de adoptar un modelo productivo más responsable y sostenible, como se destacó en el encuentro Oportunidades de las empresas para avanzar hacia la economía circular, organizado por EXPANSIÓN.
 
Transición
Las empresas y los consumidores están cada vez más familiarizados y comprometidos con el concepto de economía circular, que va más allá del reciclaje y supone una transformación radical del modelo de negocio de muchas compañías. En concreto, la economía circular pone el foco en el aprovechamiento de los recursos y la reducción del uso de materias primas. Esta fórmula plantea una alternativa al tradicional modelo económico lineal, caracterizado por el ciclo de extracción, producción, consumo y eliminación.
Así, la economía circular valora el coste ambiental que supone la producción de cada bien o servicio y hace un esfuerzo por extender su vida útil. El objetivo final es dejar atrás el actual sistema de usar y tirar para avanzar hacia otro basado en la prevención, la reutilización, la reparación y el reciclaje.
"Ya estábamos comprometidos, pero la pandemia nos refuerza para reducir las emisiones y conseguir los objetivos fijados", comentó José Armando Tellado, director general de Capsa. El grupo propietario de Central Lechera Asturiana trabaja para alcanzar la neutralidad climática completa en 2035 y contribuir a paliar la contaminación en la actividad ganadera, el principal foco de emisiones del sector. Asimismo, "hace falta mucha más información y transparencia por parte de las empresas para ayudar a que el consumidor tome decisiones consecuentes con su forma de pensar", subrayó Tellado, que añadió que el precio de los bienes y servicios debe reflejar las externalidades que genera su producción.
De forma paradójica, "la situación provocada por el Covid-19 nos ha dado claridad para ver que hay tres cosas verdaderamente importantes: las personas, los productos y la sociedad", comentó Vanessa Prats, vicepresidenta y directora general de Procter & Gamble (P&G) en España. La responsable del gigante estadounidense hizo hincapié en la importancia de las alianzas y las redes de colaboración entre grandes compañías, start up, instituciones y el mundo académico para lograr avances. "Las empresas tenemos que asumir el liderazgo de la economía circular e integrarla dentro de nuestra operación", aseguró Prats.
En este sentido, Ángel Fernández, presidente de la Fundación Economía Circular, apuntó que "las grandes corporaciones tienen una obligación de apoyo a la pyme. Las pequeñas y medianas empresas también deben incorporarse a este modelo pero no suelen tener medios para hacerlo en términos de información y financiación". Dado que el diseño es clave en el consumo energético, la capacidad de reparación y la duración de los productos, Fernández sugirió que "deben implantarse asignaturas de ecodiseño en las universidades: los productos nacen con un ADN en función de su diseño y es esencial dotarlos de larga duración".
 
Palancas de cambio
En la misma línea, Óscar Martín Riva, consejero delegado de Ecoembes, manifestó que "la educación es una de las principales palancas para la transición del modelo económico de lineal a circular, y tanto las empresas como la Administración debemos apostar decididamente por ella". Si bien las compañías ya aplican desde hace tiempo principios de circularidad, el desafío actual no sólo pasa por la incorporación de variables ambientales al negocio, sino por conceder a ambos aspectos el mismo nivel de importancia.
Junto con el cambio en los hábitos de consumo a raíz de la pandemia, la sociedad también toma cada vez más conciencia sobre el impacto de sus acciones en el entorno. Más de 2,5 millones de españoles comenzaron a separar residuos en sus hogares para reciclar durante el confinamiento, según un estudio realizado por Focus para Ecoembes. "El Covid-19 ha dejado claro un reto y una necesidad: tenemos que trabajar juntos y adaptar nuestra estrategia para ello", resaltó Óscar Martín Riva.
No obstante, integrar estos principios en la operativa de la empresa no es un acto solidario. Al contrario, "nosotros iniciamos este camino hace más de diez años y nos hemos dado cuenta de que las marcas con propósito que creen en la economía circular crecen más que el resto y, sobre todo, terminan siendo mucho más rentables", afirmó Jerome du Chaffaut, director general de Unilever. Asimismo, puntualizó que la economía circular no ha cambiado tras la pandemia pero sí se ha acelerado en la estrategia. El representante de Unilever añadió que las compañías "que apuestan por la economía circular tienen otro gran beneficio: pueden acceder a mucho más talento".
Por último, Jorge Villavecchia, director general de Damm, recalcó la importancia de la financiación para el desarrollo de la economía circular e incidió en que España tiene una gran oportunidad en los fondos para la recuperación: "El dinero está disponible pero debemos ser capaces de presentar proyectos sólidos, y la colaboración entre distintos agentes es fundamental para conseguirlo". Asimismo, Villavecchia concluyó que "la economía circular ofrece una oportunidad para la recapacitación de habilidades, algo que también es clave porque permite convertir los trabajos en servicios".